Archivo para Josan Caballero

AMAR LA LUZ DE UNA MADRE A BORBOTONES, EL DIA DE OBBATALA Y LAS MERCEDES…

Posted in AVATARSERES with tags , , , , , , on 24 septiembre 2020 by josancaballero

Por JOSAN CABALLERO.virgen obatala

(Orikis diferente, en este 24 de Septiembre, Día de Obbatalá y la Virgen de las Mercedes)

Mirar el rostro de esta madre, es penetrar en el caleidoscopio de tus propias sombras y luces, cual una Virgen de las Mercedes u Obbatalá redivivo: Adentrarme en el Fabrizio Bonardi, siendo niño, sobre una catapulta de sensaciones pasadas y porvenir, que se afinan conmigo y reafirman la travesía de un gombre, que se gesta a sí mismo, sin mucha maestría, pero despertando un doble arcoíris, desdoblado y multiplicado en cada color, al unísono, desde una humedad, fundida y única en su pasión desmedida; quien me devuelve tus años reunidos, hasta crecer con ella y por ella, amalgamado e insurrecto, porfiado y travieso de ser su corazón, ganado sobre el mar de la luz, que los une y transforma, cada día más, en la madre y el hijo, mientras abarcan y rebasan al espíritu santo, contenido en tantas lágrimas y gozos de una mutualidad, infinitamente disfrutada, más allá de la estación primaveral, que los atrapa, y catapulta a otra, invernal, despertando, concibiendo, una ruta más cercana, para volver a ser y estar ovillados, el uno en la otra, para permanecer felices, de no irse nunca más de su cordón umbilical, que es esa habitación familiar, donde cada día universal ustedes se sonsacan, y hasta me convocan…

Hoy-los-cubanos-celebran-a-la-Virgen-de-las-Mercedes-y-en-la-religion-Yoruba-a-Obbatala-750x430

Ver sus ojos y esa sonrisa desperdigada y amable, sencillamente congénita, arracimada de virtud e inteligencia, es encontrarme contigo, igualmente, Fabrizio Bonardi, en esa mirada infinita encontrada, desde mi soledad perdida, y partida en dos, para divisar y mitigar, más que las sombras, haciendo que la luz despierte esta soledad sin culpa, hasta ser allanada y colmada de gratitud, por otro ser; condenado a devolver tu niñez enterita, desdoblada e íntegra, única para mí, mojada con la felicidad de un alma porvenir, que buscar erguirse, a través de quien le canta o recita un padre nuestro, que no es ya tan familiar, pero que ella, por ser tu madre, y tú, su semilla coloquial, continúan atrayéndolo, cual si precisaran de una música esencial, aunque pretérita y pluscuamperfecta, para retenerse y metamorfosearse, en la misma entrada de vuestro karma porvenir…

orisha-obatala

MADRE BLANCA DE LUZ, QUE REBOTA A BORBOTONES

maxresdefault

(Acróstico para Mireille Quet, madre y cabeza de los Bonardi)

Oxalá

Mira la luz, que brota de sus ojos,

Irradiando humedades, que nos traen

Ríos de humanidad, que, pronto, caen,

En su órbita enorme, cual manojo

Irremplazable, quien despierta rojos

Lunáticos luceros, si retraen

La sensación de ver tu enojo,

Entre brazos maternos, pues decaen,

6fe997ba4359d5bd0bbbe5b7e9399ec2

Queriendo poner tu alma en remojo:

Unete, hijo, a mí, y enreda tu antojo

Enamorado, oblícuo, cuando me distraes,

Tallando un corazón, que se contrae,

         por su edad, cuajada ante los cerrojos,

         que te hicieron libre virtud, de hinojos,

         sobre esa madre tuya, que sustrae

         tu amor, cual Obbatalá, donde escojo

         a su eterno niño, que despojo

         del dolor intenso, con que atraes

         maternidad a mí, sin un sonrojo,

         para traer tu alma hasta mis ojos:

         Virgen de las Mercedes a tu antojo…

Obbatala1

José Antonio Gutiérrez Caballero

71273980_626206567907511_6261594011513913344_n

Miami, 29 de agosto del 2019.

download

SOBRE EL ORISHA Y SU SINCRETISMO

hqdefault

Obatalá

 
 
Obatala5.jpg
Religión o Mitología Yoruba
Sincretismo Virgen de las Mercedes
Día celebración 24 de septiembre
Patrón(a) o Dios(a) de La inteligencia y los sentimientos humanos.
País o región de origen África
Venerado en ÁfricaAmérica y Europa
Prensa

Obbatalá. Uno de los siete Orishas principales del Panteón yoruba. A él se atribuye el nacimiento de la mayoría de los dioses africanos y origen de todo lo que habita en la Tierra.

En la religión yoruba es un dios notable y respetado. En la jerarquía de los Orishas ostenta la mayor autoridad. Él personifica la creación del hombre ordenada por Olodumare. Es el dueño de la inteligencia y de los sentimientos humanos.

Obbatalá-Virgen de las Mercedes

Representación del Orisha

Obatalá es el padre de todos los hijos en la tierra, es el creador de los seres humanos y todo lo que habita en el planeta. Como creador es regidor de todas las partes del cuerpo humano, principalmente de la cabeza, de los pensamientos y de la vida humana, dueño de la blancura o donde participa esencialmente lo blanco como símbolo de paz y pureza. Obbatalá es el dueño de los metales blancos, sobre todo la plata. Representa la creación que no es necesariamente inmaculada; lo magnánimo y superior, también la soberbia, la ira, el despotismo y las personas con defectos o dificultades físicas y mentales. Obbatalá es un Osha y está en el grupo de los Oshas de cabecera.

Obbatalá abraza a todos sus hijos con paciencia y amor. Entre sus muchas cualidades él es el que trae inteligenciapaz y calma al mundo.

Obbatalá fue un Irunmole, convertido en Orisha por sus errores. Durante su vida en el plano terrenal fue rey de los Igbó. Su nombre proviene del Yoruba Obbàtalá (rey de la pureza). Este Orisha gusta de todo lo limpio, blanco y puro. No admite que se desnuden en su presencia y tampoco la falta de respeto, es por ello que sus hijos deben ser muy respetuosos. Sus sacerdotes se llaman Oshabí.

En la naturaleza está simbolizado por las montañas. Es el que intercede ante cualquier Osha u Orisha por cualquier individuo ante una dificultad que tenga, porque se considera el padre del género humano y dueño de todas las cabezas. Cuando no se puede definir y no se sabe cuál es el Ángel de la Guarda de un individuo, Obbatalá es el Osha que se le consagra.

Características

Familia

Es descendiente directo de Olodumare.

Diloggún

En el diloggún habla por Elleunle (8).[1]

Atributos

Soperas donde descansa el Orisha

  • Obbatalá vive en una sopera que puede ser de plata, de algún metal plateado o de losa blanca, este es su receptáculo. Lleva 4 otás (piedras) y en el caso que sea Olorí 8.
  • Sus atributos son una manilla de plata, igbín (caracoles), babosas, dos huevos de marfilnácar u onix blancos, lleva además Iruke (rabo de caballo) blanco, majásol, cadena, luna llena, media luna, una mano empuñando un cetro, un cayado (poayé), palomas de metal y un agogó o campana plateada.
  • Sus elekes son totalmente blancos, en otros casos intercalados con colores según sea el camino. Todos sus objetos se envuelven en algodón.

Objetos de poder

  • El cetro de poder llamado opa.
  • Un brazalete de plata.
  • Un iruke, objeto hecho con crin de caballo.

Collares

Collar para Obbatalá

  • El collar es blanco y se insertarán las cuentas del color típico de acuerdo a cada camino, ejemplo: los collares de AyaggunaOchagriñanOchalufón, que se ensartan cuentas rojas cada 24 cuentas blancas y admiten caracoles. En el de Oba Moró, el coral o la cuenta roja se sustituyen por una de color morado. En el collar de Ochanlá, las cuentas son de marfil o de nácar y cada dieciséis cuentas. Como el de todos los Obatalá, lleva cuatro de color cacao. Solamente por Agguema se combinan cuentas blancas con verdes.

Trajes

Obatala siempre se viste de blanco. En sus caminos de guerrero lleva una banda roja sobre su pecho. Soles y lunas se le cosen en su traje. Lleva 8 pañuelos alrededor de su cintura.

Ofrendas

Bailes

Cuando Obbatalá baja baila de acuerdo a su camino. Para honrarlo los bailadores imitan los movimientos suaves y doblados de una persona muy anciana. En sus caminos de guerrero baila como si estuviera blandiendo su espada. Habla muy bajito y hace predicciones, limpiando a los presentes con el iruke.

Sincretismo

Como parte de la transculturación y del peligro que vieron los esclavos traídos a Cuba de perder sus raíces, cada santo adoptó el nombre de un santo católico. También está el hecho de que los esclavos venían de diferentes partes de África y en cada uno se le llamaba diferente.[2]

St. Católicos Kimbisa Mayombe Abakuá Brillumba Arará Iyesá Gangá
Virgen de las Mercedes Mamá Kengue Kenqui
Tiembla Tierra
Obandio
Obebé
Eromina
Endibó
Kenqui
Tiembla Tierra
Ajosi Addu Aremo
Somaddonu
Eddegu La Vieja

Características de sus hijos

Son poseedores de gran voluntad, por lo que a veces son considerados como personas tercas. Generalmente se dedican a trabajos intelectuales, por lo que pueden ser escritores o artistas. Son introvertidos, reservados y tranquilos. No suelen arrepentirse de las decisiones que toman.

Caminos

Es el único Oricha que tiene caminos masculinos y femeninos.

Referencias

  1. Volver arriba Bolívar Aróstegui, Natalia. Orishas del panteón afrocubano/Natalia Bolívar Aróstegui. —España: Quorum Editores, 2008. —262p. ISBN 8488599986.
  2. Volver arriba Bolívar Aróstegui, Natalia. Orisha ayé: unidad mítica del Caribe al Brasil/ Natalia Bolívar Aróstegui, Valentina Porras Potts. —Ediciones Pontón, 1996. —301p. ISBN 8486138078.

https://www.ecured.cu/Obatal%C3%A1

Miami, 24 de septiembre del 2020.

UN ACROSTICO PARA LA GUARACHERA DEL “AZUCAR” Y EL SABOR CUBANO UNIVERSAL ( A 17 años de su “sobrevida”)…

Posted in ANIVERDIARIOS with tags , , , , , on 16 julio 2020 by josancaballero

Por JOSAN CABALLERO.
su-musica-por-el-mundo-en-vivo-by-celia-cruz_rh1xvh_jsoyx_full13
(Acróstico a la Guarachera del Mundo, Celia Cruz)
1387520103_0ec9fd596a
Una niña, desde el barrio Santos Suárez,
Reunía canciones, detrás de las ventanas:
Sonera, que crecía, por calles de La Habana,
Ungida, con los ritmos de orquestas, en los bares,
Llevó su “azúcar prieta” a la cima del mundo,
Atando, con “mela’o”, sus éxitos rotundos:

973833_f520
Hija de un fogonero, fue maestra en su Cuba,
Igualando la salsa, de Nueva York a Aruba:
La escuchó un turista (y hasta los mismos gatos),
A su familia entera los colmó de zapatos:
Regalo por su voz de café con grosellas,
Inicial de una música, que endulzó las estrellas,
A pesar del incierto sabor de una querella:
celia_3
Cuando sales de Cuba, tu corazón resuella,
Enarbolando un llanto de exilio, que atropella
La nostalgia, con fugas de tu “gracia divina”,
Inspirada en la “Gloria Matancera” y latina:
A los “Fania All-Stars” pusiste en marquesinas,
971
Coronándote Reina, que la salsa destina
A ser su “Guarachera”, si universal combinas
Risa, gracia, donaire, sonoridad y rumba,
Ideal para un alma de azúcar, pues le zumba
Domar un escenario, con letras que retumban:
Alas de amor y luz, por tu vida se enchumban:
Dios derramó tu voz, para regar tu tumba,
celia1_635
Con tierra de Guantánamo, pues nadie te derrumba:
Recia mujer, con Pedro, tuviste tu “macumba”:
Único “caballero de algodón”, que hoy respetan:
Zun-sonero tan noble, del cielo a su trompeta:
Celia&Pedro
Arrullaste la muerte, sellaste su morral:
La Vida para ti es eterno Carnaval,
Fuego de “Burundanga”, con “Mata Siguaraya”,
Ola de bemba libre, cuando tu ritmo ensayas:
Negra, que tiene “tumba’o”, con “Químbara” se explaya:
Salamera, graciosa, cada julio restalla:
Oleo de cubanía, entre peluca y saya,
untitled
   que regaló a su isla la música que estalla:
   Tu Vida es un cantar, que siempre vivirá,
   pa’ goza’ tu “morumba”, de bemba colora’…
0aaaeca
EPITAFIO DE CUMBANCHEO CUBANO

honor_to_celia_cruz_by_riemino-d3kjrls
Quédate Negra siempre,

en nuestra alma sin color,

pa’ gozar con tu “Azúcaaaaaa”,

al sonido del tambor!
imagesCA6C3LG2
José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 7 de julio del 2014.
51jEyiTPATL

Miami, 16 de julio del 2020.

El San Juan –camagüeyano– descuella, como celebración virtual, aún en tiempos del COVID19, pero resalta, sin hogueras, esta noche divina, por San Juan…

Posted in ACROSTICARIO, ANIVERDIARIOS with tags , , , , , , , , , , , on 30 junio 2020 by josancaballero

FIESTA DE SAN JUAN EN MEDIO DE ESTA PANDEMIA UNIVERSAL
(Festividades virtuales mundiales entre el 21 y el 30 de junio)

absolutmarbellacelebracionnochedesanjuan

Por JOSAN CABALLERO.

Varios siglos de historia, cultura y tradiciones populares del San Juan Camagüeyano se celebraron de diferente forma este año, a través de las plataformas digitales, ante la imposibilidad de desarrollarlos, como de costumbre, con fiestas populares carnavalescas, debido al distanciamiento social, impuesto por el COVID-19.

Ver más: Desde las redes sociales culmina hoy el San Juan camagüeyano — Radio Camagüey…

Las hogueras de San Juan constituyen una tradición en Euskadi, y en muchos otros lugares, ya que se trata de un rito que se remonta a tiempos lejanos. Se celebran en la noche del 23 de junio, víspera de San Juan, y en las últimas décadas ha ido evolucionando de los barrios, donde se reunían […]

Ver más:  Sin hogueras en la noche de San Juan — El blog de Nekane Vado

sj8mejor
(Soneto acróstico para el ritual del agua entre nosotros)
300px-Hoguera_san_juan
Noche Bendita de San Juan Universal
056san_juan_bautis
Nube-luz al solsticio de verano,
Ondea para el cielo cual un rito:
Cuántos hombres te avivan con sus gritos
Hogueras de “Juanillos” tan mundanos;
Estrenan las bellezas del distrito,
la-quema-del-diablo
Desfilan con su flor los artesanos:
Entonando sus cantos más paganos,

Saludan al Rey Sol, comen “Panchitos”,
Alimentan su alma con el mito
Nutriente de pureza por fogatas
Fiesta%20medieval%20de%20San%20Juan
Juninas, donde abundan serenatas:
Ungidos cuerpos de agua, miel y horchata,
Alcanzan por San Juan la más sensata
Noche de luz al mar de los benditos!
613951504_77f7a0737c_o
JOSE ANTONIO GUTIERREZ CABALLERO
21-24 de junio del 2013.
sanjuaneros
HISTORIA DE LA FIESTA DE SAN JUAN
z_juan_bautista
La Noche de San Juan es una festividad de origen pagano, no muy antigua, que suele ir ligada a encender hogueras y/o fuegos populares, junto con las celebraciones en la que se festejaba la llegada del solsticio de verano, pese a que éste comienza el 21 de junio, en el hemisferio norte, cuyo rito principal consiste en encender fogatas inmensas para abrir esta época de gozo y beneplácito mundano.
La finalidad de este rito era “dar más fuerza al sol”, que a partir de esos días, iba haciéndose más “débil” —los días se van haciendo más cortos hasta el solsticio de invierno—. Simbólicamente el fuego también tiene una función “purificadora” en las personas que lo contemplaban. Se celebra en muchos puntos de Europa, aunque está especialmente arraigada en España, Portugal (Fogueiras de São João), Noruega (Jonsok), Dinamarca (Sankthans), Suecia (Midsommar), Finlandia (Juhannus), Estonia (Jaanipäev) y Reino Unido (Midsummer).
En Sudamérica, Brasil tiene Festas Juninas, en Paraguay, Bolivia, Chile, Perú y Venezuela la noche de San Juan. La noche de San Juan está, así mismo, relacionada con antiquísimas tradiciones y leyendas españolas como la Leyenda de la Encantada.
sanjuan1gf
En muchos lugares no cabe duda de que las celebraciones actuales tienen una conexión directa con las celebraciones de la antigüedad ligadas al solsticio de verano, influidas por ritos pre-cristianos o simplemente vinculados a los ciclos de la naturaleza. Sin embargo, en otros lugares (por ejemplo España y Portugal) la existencia de una vinculación entre las celebraciones del solsticio de verano (en el hemisferio norte) que tiene lugar el 20-21 de junio y las celebraciones del día de San Juan (el 24 de junio) varían en función de las fechas, la discontinuidad en la celebración, las tradiciones y costumbres, etc. Pese a ello, se observan elementos comunes como es la realización de hogueras en las calles y plazas de las poblaciones donde se reúnen familiares y amigos.
La vinculación de los ritos ligados al solsticio de verano con otra celebración popular y bastante extendida del mes de junio, las «verbenas de San Pedro» (el 29 de junio), resulta aún menos clara.
Disputa sobre la fecha
En aquellos lugares donde la celebración se liga a la festividad de San Juan (24 de junio) y no a la efeméride astronómica del solsticio de verano (21-22 de junio) existe una disputa sobre cuál es la auténtica “noche de San Juan”.
Si bien cabe entender que a partir de las 0:00 horas ya se trata del ‘día de San Juan’ y, por tanto (al ser de noche en las zonas lejanas al círculo polar ártico) esas primeras horas puedan considerarse ‘noche de San Juan’, lo habitual es entender que la noche de un determinado día no se refiere a las primeras horas del mismo sino a las últimas, una vez que ya se ha puesto el Sol. Esta diferente interpretación da lugar a que en algunos lugares (ej. Almería o Barcelona) las celebraciones tengan lugar la noche del 23 al 24 de junio, en otras tengan lugar la noche del 24 al 25 (ej. Hogueras de Alicante).
Por otro lado, no es extraño que en algunos lugares la celebración se extienda a las dos noches en función del espíritu festivo de cada sitio.
san_juan_en_su_maxima_expresion_2
España (Andalucía)
En algunas ciudades de la provincia de Cádiz se queman muñecos de trapo llamados Juanillos. A veces también se tiran fuegos artificiales y se montan verbenas durante parte de la noche.1
En Isla Cristina y otros puntos del litoral onubense se celebra esta fiesta con el nombre más común de hogueras de San Juan.
En Almería el día posterior a la Noche de San Juan es festivo local, y al igual que en Málaga se trata de una fiesta muy popular que se celebra con moragas y hogueras en la playa, durante toda la noche. Se ha convertido también en tradición bañarse en la playa o por lo menos mojarse los ojos cuando dan las 0 horas. Además en Málaga también se queman muñecos de trapo esta vez llamados Júas.
La Fiesta del Agua y del Jamón (que se celebra el día 24 de junio) constituye la principal de Lanjarón (Granada) y se realiza todos los años el fin de semana más próximo al 24 de junio y dura unos 5 o 6 días, dependiendo de las actividades planificadas. Los eventos centrales, sin embargo son dos: la llamada Carrera del Agua y La Pública. La Carrera del Agua se realiza en la medianoche de San Juan, desde las 0 horas hasta la 1 y es cuando todos los habitantes y visitantes del pueblo recorren kilómetro y medio de sus calles mojándose con lo que encuentren: cubos, mangueras, pistolas de agua, etc., además del agua que les llueve desde los balcones y tejados arrojada por los vecinos que no participan en la carrera en sí.
En Motril se encienden hogueras en la playa y se permite acampar, se piden 3 deseos escritos en papel al fuego y se tiran 3 cosas negativas al mar para que la marea se las lleve. Las mujeres se lavan la cara con agua del mar y pétalos de rosa por la mañana para estar más hermosas el resto del año.
En Algeciras, es tradición desde hace años acudir a las playas el día 23 de Junio antes de medianoche, donde los vecinos llevan e instalan a los muñecos de trapo tradicionales llamados juanillos en las playas de El Rinconcillo y Getares, que arden al llegar la media noche de ese día con deseos secretos escondidos en su interior, recibiendo así el día de San Juan, con abundantes hogueras en el litoral de la Bahía de Algeciras. El ambiente en las playas es agradable, con reuniones de amigos en la arena y familiar a través de los paseos marítimos, llegando a ser festejado con numerosos fuegos artificiales en una noche llena de magia, deseos y hogueras.
San%20Juan%20Bautista%20-%20Patron%20de%20Huariaca
Comunidad Valenciana
Las Hogueras de San Juan en Alicante: Historia

Esta fiesta se remonta a los tiempos en que los labradores alicantinos celebraban el día más largo del año para las recolección de las cosechas y la noche más corta para la destrucción de los males (nota: realmente la noche más corta del año es la que transcurre entre el 20 y el 21 de junio). Esta tradición pronto se extendió a la ciudad de Alicante, entonces, el alcalde mandó comunicar un bando en el que se decía:
“…que no se enciendan hogueras en las calles, ni menos se disparen tiros ni cohetes en la noche de San Juan y sucesivas, bajo multa de 20 a 100 reales.”
Pero en 1881, un despiste del ayuntamiento, hizo que no se publicara el bando. Aprovechando esto, los vecinos de Alicante se agruparon por calles instituyendo “fiestas de calle”, en los que había juegos, música y empezaron a crearse los primeros “ninots” que figuraban a alguna persona a la que se la criticaba. Y en 1928, se produce la primera fiesta oficial de la ciudad de Alicante, en la que destacaba la figura de José María Py, principal difusor de las Hogueras y que decía:
“Las Hogueras de Alicante son bien conocidas por su tradición desde tiempos remotos, deberíamos los alicantinos darles ese mismo carácter que se ha dado a las Fallas valencianas.”
Esta idea encaminada a atraer el turismo, al igual que en Valencia, hizo que se organizara, ese mismo año, las primeras Hogueras de San Juan, permitidas por el Ayuntamiento. A partir de 1932, las comisiones crearon la máxima representación en esta fiesta; “La Belleza del Fuego” (Bellea del foc), cargo máximo en cada comisión y que se elige anualmente.
Las últimas fiestas de hogueras en el periodo de la Guerra Civil Española se celebraron en 1936 recuperándose en 1939 con la plantà de una sola hoguera. A partir de 1940 la fiesta volvería a despegar.
220px-Hogueras_de_san_juan_de_alicante
Celebración
Las Hogueras de San Juan son las fiestas oficiales de la ciudad de Alicante (España) y están declaradas de Interés Turístico Internacional. Sus orígenes son remotos pero es en 1928 cuando las fiestas toman sus características actuales. Su máximo impulsor fue en esa época José María Py, un gaditano que, después de vivir veinticinco años en Valencia, se traslada a Alicante e institucionaliza la fiesta al estilo de las fallas de Valencia.
Con el pregón, que tiene lugar el viernes anterior a la plantà, comienzan los festejos. Del 17 al 20 de junio se plantan las “hogueras” que son monumentos artísticos de madera, cartón, corcho y pintura que contienen una profunda carga satírica. Cuatro días más tarde se queman después de lanzarse una monumental palmera de fuegos artificiales desde el monte Benacantil, donde se encuentra el Castillo de Santa Bárbara, y que es visible prácticamente desde cualquier punto de la ciudad. Cada Hoguera representa a una calle, zona o barrio de la ciudad.
220px-Hogueras_2008_-_Gran_Via_La_Ceramica_2
Durante los días de fiesta hay una extensa programación de acto con desfiles, pasacalles, despertás, cabalgatas, Ofrenda de flores a la patrona de Alicante, la Virgen del Remedio, corridas de toros, mascletáes, actuaciones musicales, campeonatos deportivos, etc. La fiesta se vive en la calle, donde la gente puede comer y bailar en las “Barracas” y “Racós”, y degustar la tradicional coca amb tonyina (coca con atún) y las bacores (brevas). La fiesta cuenta con su reina, la Bellea del Foc, elegida entre las “Bellezas” de cada uno de los 91 distritos fogueriles.
Las Hogueras se queman en Alicante la noche del 24 de junio, la noche del día de San Juan, (a diferencia de otros lugares de España donde la quema tradicional de hogueras se produce la noche del 23 de junio]]. Debido al calor de la fecha y del fuego, es una práctica habitual que los bomberos que controlan la evolución del fuego mojen con el agua de sus mangueras a los asistentes que lo soliciten, en lo que se conoce como banyá.
Además de en la ciudad de Alicante, se celebra la fiesta de hogueras en otras localidades alicantinas como Torrevieja, Guardamar del Segura, Jávea, Denia, el Raval de San Juan de Elche, Benidorm o San Juan de Alicante.
En la pedanía villenera de La Encina también se celebran unos festejos similares en honor a San Juan Bautista pero se le denominan fallas (por influencia de Valencia), aunque las reinas y damas de las fiestas visten el traje típico de alicantina.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
En América
Prácticamente en toda Iberoamérica se celebra la Noche de San Juan siguiendo las prácticas llevadas por los españoles y portugueses y otros migrantes europeos (principalmente italianos y alemanes), en ciertas zonas sincretizada con elementos indígenas e incluso afros. En los territorios donde la población de origen europeo es mayoritaria los rituales se asemejan más a los de Europa con menos influencia de las culturas indígenas.
Como en el hemisferio sur, la mayor parte de Sudamérica se encuentra al sur de la línea ecuatorial, los días en torno al 20 de junio (solsticio de invierno austral) de la celebración son los más cortos del año. Por este motivo, la festividad mapuche llamada We Tripantu corresponde al año nuevo. Por lo general, se trata de una mezcla de celebraciones indígenas influenciadas por las costumbres cristiano-españolas, dando lugar a gran cantidad de ritos y tradiciones, como ver florecer a una higuera y esconder tres papas para conocer la suerte.
49984
Argentina
La noche de San Juan se celebra el 21 de junio, fecha en la cual ocurre, (a la inversa que en Europa) el solsticio de invierno, durante tal fecha se encienden fogatas en los barrios o pueblos (muchas veces denominadas fogaratas y otras veces judas cuando hay una efigie en la fogata), en torno a tales fogatas se reúnen principalmente niños y jóvenes; ha sido tradición cocinar batatas o boniatos(o sea “batatas” y “papas” como las llaman por allí) en las mismas y también saltar sobre tales fogones.
¨La Fogata de San Juan de Provincias, Buenos Aires¨ La Fogata de San Juan es una celebración ancestral de origen pagano. Coincide con el solsticio de invierno, la noche más corta del año (nota: realmente la noche más corta del año es que transcurre entre el 20 y el 21 de junio). Descripción Celebración ancestral de origen pagano. Coincide con el solsticio de invierno, la noche más larga del año.
En Los Cardales cada niño, grupo familiar o de amigos, instituciones y comercios, preparan sus muñecos representando en ellos sentimientos a quemar y a través de sus llamas elevar al cielo sus anhelos, que serán cumplidos antes de la próxima fogata.
Ese día, en el pueblo, se vive un ambiente festivo. Al comenzar la jornada tiene lugar una Maratón donde compiten corredores de todas las edades con el sólo objeto de compartir buenos momentos.
Por la tarde, se invita a la comunidad a participar de otras actividades recreativas y juegos de plaza. Los chicos son invitados con el tradicional chocolate caliente. Mientras se aguarda el momento culminante, se despliega un globo aerostático entre el público.
El apetito, propio del aire puro, se satisface con las exquisiteces elaboradas por las cantinas, todas ellas a beneficio de entidades públicas locales, como así también con las emblemáticas batatas calientes que esperan para ser repartidas.
Al culminar la jornada se lleva a cabo el encendido de la Gran Fogata, disfrutando de un verdadero show de luz, color y sonido.
El 20 de junio de 1994 comenzó a realizarse en la localidad de Los Cardales el festejo conocido como la Fogata de San Juan, cuando un grupo de amigos y vecinos convirtieron una creencia pagana y ancestral en una de las mayores atracciones de esta localidad.
Simplemente recordando antiguas costumbres de barrios porteños y muchos pueblos de casi todas nuestras provincias, “La Fogata de San Juan” representa entre otras cosas el reencuentro con los amigos, el homenaje a nuestras tradiciones. Desde esa fecha en adelante, el número de asistentes no dejó de crecer, con más de 10.000 personas en el último encuentro.
absolutmarbellacelebracionnochedesanjuan
Bolivia
Tradicionalmente se realizaban hogueras familiares en las cuales se quemaban (atizaban) muebles y cosas viejas de madera que se reunían a lo largo del año anterior y también se atiza la leña, este acto representaba quemar, deshacerse de lo viejo para dar paso a lo nuevo. La celebración de San Juan se llevaba a cabo en torno a la fogata, y a fin de mantenerse calientes, se consumían platillos calientes típicos, siendo actualmente reemplazados por hot dogs (panchitos, frankfurts). También se disfrutaba de un ponche caliente o un sucumbé, esta última bebida hecha con singani (agua ardiente de uva) y leche calentada al fuego, ya que en Bolivia se tiene al 23 de junio como la noche más fría del año. Los niños juegan con fuegos artificiales; los jóvenes y los adultos bailan y saltan la fogata.
Actualmente se celebra la noche de San Juan en todo el país pero sin fogatas, ya que debido al crecimiento demográfico de las ciudades la quema de maderas supone un riego de incendio y, al contener materiales tóxicos (plásticos, pinturas, et) daña el medio ambiente y la salud de los ciudadanos, por lo cual se decidió mediante normativa legal prohibir las fogatas y los fuegos artificiales; en consecuencia, las fogatas han sido remplazadas por parrilladas, manteniendo así la festividad con reuniones familiares y de amigos.
En ciertas localidades pequeñas de Bolivia se continúa la tradición de San Juan, haciendo fogatas y brasas donde la gente pasa sobre estas a modo de diversión y se hacen saltos a las fogatas.
Festividad-de-San-Juan-Bautista-en-Colombia
Chile
En este país los conquistadores reemplazaron las fiestas solsticiales del Machaq Mara y We Tripantu, que marcaban el inicio del año para amaraes y mapuches, por una celebración con tintes demoniacos para dejar en claro la posición respecto a las religiones indígenas. La tradición relacionada a la Noche de San Juan en Chile se refiere eminentemente a creencias populares relacionadas a la figura del Diablo, en un principio focalizadas en la isla de Chiloé y actualmente diseminadas a lo largo del país en diversas variantes. El folclore local sugiere que en esta festividad, la presencia demoníaca es más patente que en cualquier otra fecha del año, lo que se reconoce como la oportunidad para la realización de ciertos actos de brujería. Célebre en el país es la “tradición de las papas”, según la cual, la colocación de estos tubérculos bajo la cama en la Noche de San Juan puede ser utilizada como un oráculo de Año Nuevo. También se relaciona a esta festividad con numerosos eventos relacionados con la higuera, desde el aprendizaje instantáneo de la interpretación de un instrumento musical (mediada por el demonio) bajo este árbol, como la aparición de su supuesta flor.
Colombia
Celebración centrada básicamente en los departamentos del Tolima, Huila y Caquetá. Junto a la tradición de la ceremonia al sol, la cual ha perdido importancia con el paso del tiempo, los campesinos celebran a San Juan Bautista como augurio para la prosperidad de las cosechas de arroz especialmente.
En el centro y norte del país se celebra con torres de fuegos artificiales y festivales de música, sobre todo en las ciudades de las cuales es el santo patrono.
al16xl
Cuba
En junio tiene lugar en Camagüey, Cuba la tradicional fiesta de San Juan, un carnaval colorido y activo que tiene ya tres siglos de existencia pues el primero data de 1725. Se celebra en este mes en el momento en que los ganaderos llevaban el ganado a la ciudad para venderlo. En aquel entonces se organizaba con este motivo una feria con competencias de caballos y distintas habilidades que daba comienzo el día 24 de junio con los festejos del día de San Juan. Pasó el tiempo y las ferias se hicieron algo común, de todos los años, y entonces se fueron sumando más eventos y actividades, la gente empezó a participar más, a sumar disfraces y entretenimiento.
Al día de hoy estas fiestas populares son una de las pocas que quedan en la isla aunque no están más vinculadas con la venta de ganado. Las fiestas comienzan como entonces, la víspera del 24 con la Lectura del Bando desde los balcones de la gobernación, después cuando va cayendo la tarde comienza un desfile de comparsas y congas por las calles principales y al otro día todos los barrios cocinan una enorme olla de ajiaco, un plato tradicional cubano con carne, especias y maíz, que después todos comen en grupos.
Las fiestas duran cinco días, en todas las calles, plazas y barrios y el día 29, día de San Pedro, se quema un muñeco en la plazoleta de Bedoya y se pone fin a los festejos de San Juan de Camagüey.
Panamá
San Juan Bautista es el santo patrono de las ciudades de Chitré y Aguadulce, en Panamá. El 24 de junio es el día central de la fiesta del pueblo, con actos religiosos y paganos de toda índole. Novenas religiosas, procesiones, presentaciones folclóricas, bailes, cabalgatas, corridas de toros, entre otras.
fiesta_san_juan_peru
Paraguay
A la noche los vecinos se reúnen para participar de juegos y certámenes que a menudo tienen nombres tradicionales en guaraní. El más peligroso de los juegos es la “pelota tatá,” una pelota de trapo embebida en petróleo o kerosén. La pelota se enciende y se convierte en un balón de fuego que circula entre la muchedumbre y a la que la gente le da puntapiés para tratar de alejarlo. El “tatá ári jehasa” o “tatá py-ï ari yejhasa” también es peligroso: Significa pasar descalzo caminando sobre aproximadamente 5 metros de brasas, esto es cuestión de fe, ya que los participantes normalmente no llegan a sufrir ninguna quemadura.
Para jugar al “toro candil,” alguien se viste con un casco en forma de cabeza de toro con cuernos en llamas y corre entre la multitud pretendiendo ser toro. El “yvyra syî” es el certamen de tratar de subir a un mástil engrasado, que tiene algún premio colgando de la punta. El “casamiento koyguá” es una boda campesina simulada a modo de diversión. El “kambuchi jejoká” es una piñata hecha con un cántaro de cerámica, el cual hay que romperlo con un palo de madera, resulta complicado porque el participante va con los ojos vendados. “Paila jeheréi” consiste en lamer una sartén acaramelada y que lleva una moneda sujeta con el caramelo en el centro, el juego consiste en lograr quitar la moneda lamiendo. La festividad termina cuando se enciende “el judaskai”, un muñeco de tamaño real rellena de explosivos y fuegos artificiales, muchas veces se lo viste y se lo hace ver como una persona odiada o poco popular en la comunidad.
Otros de los juegos típicos durante a los festejos es la “carrera bosa”, que consiste en una corta carrera (20 a 30 metros), en la cual los competidores están dentro de una bolsa(cada uno)quedando libre solamente de la cintura para arriba, de tal manera que el desplazamiento para llegar a la meta se obtiene dando saltos.
En cuanto a las comidas típicas del San Juan, podemos citar al “mbeju”, “pastel mandi’o”, “pajagua maskada”, “chicharo trenzado”, “longaniza”, “butifarra”, “enrollado de chancho”, “chicharo huiti”, “ryguazu ka’e” “mbusia”, chipa, chipa so´o, “chipa caburé”, y en Misiones el “batiburrillo”, si bien es cierto que estos platos pueden o suelen prepararse en otras fechas pero no así todos los platos citados, cuando que en las fiestas de San Juan sí podemos encontrar casi la totalidad de los mismos.
Noche de San Juan en la Malvarrosa
Las pruebas de San Juan se relacionan al casamiento para las mujeres, entre estos se encuentran los siguientes: a la media noche del 23 amaneciendo para el 24 se debe colocar un cuchillo dentro de una planta de banana al día siguiente retirar y debe aparecer la inicial de tu futuro esposo, luego esta el goteo de las velas en un cuarto oscuro al medio día del 24, haciendo el goteo en un recipiente de agua se debe formar las iniciales de tu futuro esposo, luego está la prueba del gallo, se debe taparle los ojos y encerrarle en un lugar oculto por un tiempo, luego sacarle y se reúnen las chicas en sus manos respectivamente deben tener maíz y el gallo debe ir junto a ellas y de la mano de quien coma el maíz se casará esta señorita, también está echar tinta china en hoja doblar y colocar debajo de la almohada antes de dormir la noche del 23 amaneciendo el 24 al día siguiente esto formará unos dibujos y hay gente que sabe leer que sería más o menos tu futuro, pero esta prueba generalmente la hacían las abuelas de antes que descifraban los dibujos.
Perú
Fiesta_de_San_Juan_Iquitos
En la Selva Peruana Las ciudades de Iquitos en Loreto, Pucallpa en Ucayali, Tarapoto, Juanjui, Rioja, Moyobamba en San Martín,Tingo María y Aucayacu en la Provincia de Leoncio Prado, Puerto Maldonado….., se celebra la Fiesta de San Juan. La fiesta de San Juan se celebra el 24 de junio en todos los pueblos de la Selva del Perú.
En la noche del 23, hombres y mujeres acuden a los ríos a purificarse a este baño se le conoce como “el baño bendito”, pues se cree que en tal fecha San Juan bendice los cursos de agua y quien se bañe en ellos tendrá felicidad y salud durante todo el año.
El día 24 la gente de Iquitos se traslada al barrio de San Juan, donde se celebra una misa y se realiza una procesión que es acompañada por banda típica con bombos, tambores y flautas. Luego hay el baile de la pandilla en donde la gente baila alrededor de una palmera cargadas de regalos y que se le conoce con el nombre de “Humisha”.
La muestra principal de esta fiesta de San Juan, es que en estos paseos todos portan y comen el “Juane” que tiene un preparado especial que por lo general consiste en arroz, huevos, aceitunas, sacha culantro y con presas de gallina de chacra, envuelto en hojas de planta conocida como Bijao, que es el que da un sabor característico. El envoltorio del juane es una forma redonda que representa la cabeza de este santo, cuando fue pedida que le traigan en un plato por la hija de Herodías.
Durante la Semana Turística de Iquitos, capital de Loreto, Moyobamba, capital de la región de San Martín, Tingo María, entre otras Ciudades principales en la Amazonia, se organizan bailes, desfiles de conjuntos típicos, concursos fotográficos y ferias artesanales.
En Tacna, se tiene la creencia de que la noche de San Juan es la noche más fría del año y se celebra con fogatas; en la creencia popular esta noche es la mejor para la lectura de las suertes en la coca y la plata, estos ritos andinos son realizados por los yatiris.
fiesta-de-san-juan2
Puerto Rico
En Puerto Rico la festividad de la noche de San Juan es también la fiesta oficial de la capital homónima. Se hacen un sinnúmero de rituales para “despojarse de la mala suerte”, como por ejemplo tirarse de espaldas en la playa 7 veces a las doce de la medianoche o bañarse con flores. Siendo Puerto Rico una Isla todas las playas se ven concurridas por cientos de personas. Esta tradición se ha convertido en una verdadera Fiesta de Pueblo, donde la gente celebran con música, baile, comidas y bebidas. Las personas que concurren a las playas esperan ansiosamente que lleguen las doce de la media noche para tirarse y mientras se bañan realizan el ritual antes mencionado. Esto es considerado como una especie de “bautismo” con el cual se aseguran de comenzar una nueva etapa en sus vidas. Lo hacen con la esperanza de que en el mar sean despojados de todas “las malas influencias” y se renueven su vidas con un mejor porvenir. Algunas personas, que no concurren a las playas, de todas maneras celebran la “noche de San Juan” en sus hogares, haciendo otros rituales donde se pueden utilizar frutas, velas, incienso, aguas aroamáticas, figuririllas de San Juan Bautista… Para los puertorriqueños esta fiesta es muy significativa pues como se menciona al principio de este artículo, la ciudad capital de Puerto Rico lleva el nombre de San Juan.
fiesta-de-san-juan-tingo
Venezuela
En Venezuela la festividad se celebra el 24 de junio y reúne una gran cantidad de devotos al Santo. Desde el 23 de junio se disfruta de una noche de tambores en la que se conmemora la muerte del santo, esa noche pertenece al velorio de San Juan. Esta pintoresca noche transcurre al son de los tambores, bailes y bebidas alcohólicas, actividades que preceden a las festividades del día siguiente en honor al santo (El Nacimiento de San Juan Bautista), donde una misa solemne da la pauta para un nuevo repique de tambores, que durará todo el día 24, y los devotos agradecerán al santo agitando pañuelos de colores y cantando versos improvisados al son de los tambores, además de bailes sensuales donde el hombre corteja a la mujer, la cual incita a la pasión con movimientos eróticos. Cada pequeña región tiene un San Juan, y estas celebran una reunión de pequeñas embarcaciones llamadas “peñeros” que trasladan a los “San Juanes” abuscador alternativo Ocumare de la Costa. Culmina la fiesta en “la noche mágica de San Juan”.
La celebración de fiesta de San Juan de Curiepe (fiesta de San Juan de Curiepe) es la más conocida de todo el estado Miranda. Tradicionalmente la manifestación era organizada por el Conjunto Folclórico de Curiepe, pero en los últimos años ha estado organizada por la Sociedad de San Juan, presidida por sus propios pobladores.
FIESTA-DE-SAN-JUAN
Brasil también celebra a San Juan: las fiestas juninas.
Después de la fiesta de la carne, el carnaval, las fiestas más tradicionales del Brasil son para ofrendar a los santos de Junio, mes del inicio de la temporada de lluvias, de la recolecta de los frutos, de alabar a la tierra, es excelente oportunidad para celebrar. Según el santoral de la iglesia católica, Junio es el mes de tres de los santos más importantes: San Antonio, San Juan y San Pedro. Más de un motivo para celebrar. De allí las fiestas juninas.
Los antecedentes de estas fiestas se ubican en el siglo XII, en Francia, como celebración del solsticio de verano (los días más largos del año, el 22 o 23 de junio), vísperas del inicio de las cosechas, mientras que en el hemisferio Sur, en la misma época, ocurre el solsticio de invierno (la noche más larga del año). Como sucedió con otras fiestas paganas, las celebraciones de los solsticios también adquirieron un sentido religioso introducido por el cristianismo y fueron traídas al Nuevo Mundo por la Iglesia Católica que llegó con los colonizadores. La conmemoración de las fiestas juninas es seguramente una herencia que Brasil obtuvo de Portugal, el cual, a su vez se nutrió de lo que por esa fecha se celebraba en Francia y otros países menos católicos de Europa.
En Brasil la celebran la gente de los campos desde los tiempos de la colonia y aunque la tradición las ubica en la región Norte, se han extendido por todo Brasil, pero la más grande se sigue celebrando en Mossoró, al Nordeste.
noche-de-san-juan
Durante estas celebraciones se interpretan las cantigas de roda, y se hacen bailes tradicionales como el xaxado, forró pé-de-serra, choro y marchinha, entre los cuales destaca la quadrilhas juninas, que bailan representando sátiras de las costumbres campesinas. También se realizan los forrós, bailes populares tradicionales organizados alrededor de hogueras crepitantes y se consumen variados platillos, como el queso “de coalho” y el maíz asado, la canjica, la pamonha, el brigadeiro, el pé-de-moleque, la carne asada, la carne-de-sol, junto al trago de una buena casacha.
El ciclo de las fiestas juninas comienza el 13 de junio, el día de San Antonio, protector de las casamenteras; sigue el 24, con la fiesta de San Juan, santo de las cosechas y defensor de los esclavos y terminan el 29 de junio, día de San Pedro, santo de pescadores y viudas y no sabemos por qué se olvidaron de San Pablo, que, según la iglesia católica, se celebra el mismo día.
nochesanjuan-hoguera
Fiestas Juninas
Se llama Fiestas juninas a la tradicional festividad con la cual se celebra en Brasil a San Antonio, San Juan y San Pedro. Como su nombre lo indica, se celebra en el mes de junio, mes en el cual también ocurre el solsticio de invierno en el hemisferio sur.
El ciclo de festividades comienza el 13 de junio (fiesta de San Antonio) continuando el 24 de junio ( fiesta de San Juan) y finaliza el 29 de junio (fiesta de San Pedro).
Se cree que la festividad fue introducida por los colonos portugueses que continuaban, en su nueva tierra, la tradición de celebrar el solsticio de verano en Europa.
Es una fiesta principalmente rural y se celebra con deliciosas comidas, música tradicional, exhibiciones, fuegos de artificio y bailes típicos alrededor de fogatas. Las ciudades de Campina Grande y Caruaru, en el noreste brasileño, se han destacado por organizar las Fiestas juninas más grandes.
noche_san_juan
Los panchitos o perros calientes de estas fiestas
800px-Selection_of_hot_dogs
El perro caliente, perrito, jocho, pancho o completo (del inglés: hot dog, ‘perro caliente’) es un sándwich con una salchicha, que puede ser de tipo salchicha de Frankfurt (frankfurter), o vienesa (wiener) y preparada bien hervida, o frita, servida en un pan con forma alargada que suele acompañarse con algún aderezo como salsa de tomate y mostaza. El tipo de salchicha empleado en la elaboración del perrito puede diferir según los gustos de la región, del arte del cocinero, y de los ingredientes disponibles. De esta forma, en algunos lugares, se emplean bockwurst alemanas, o incluso variantes ingeniosas que modifican en pan como el corndog estadounidense. Se suele servir caliente, siendo generalmente de mal gusto comerlo frío.
El hot dog es, según muchos autores, una invención de la culinaria estadounidense, al igual que lo es la hamburguesa. El hot dog se ha divulgado enormemente a lo largo de todo el mundo durante comienzos del siglo XX, y en especial a lo largo del territorio de Estados Unidos, llegando a ser un alimento que puede encontrarse en la calle de las grandes ciudades. La expansión se ha debido en cierta medida al concepto de franquicia. De forma tradicional se asocia el perrito caliente, a la venta de comida callejera en pequeños carritos(stands) preparados para ser servidos al instante. Suelen ser consumidos en verano.3 Su venta está unida a unos carritos (“Hot dog carts”) ubicados por regla general en las calles más transitadas de las principales capitales del mundo.
noche-de-san-juan-1-
José Antonio Gutiérrez Caballero
24-29 de junio del 2013.
hoguera
Bibliografía Consultada:
http://es.wikipedia.org/wiki/Fiesta_de_San_Juan
http://www.analitica.com/va/entretenimiento/ocioccs/1405735.asp
http://es.wikipedia.org/wiki/Fiestas_Juninas
http://oracionesyconjurossanteria.blogspot.com/2012/09/sincretismo-de-los-orishas.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Perrito_caliente

220px-Hogueras_de_san_juan_de_alicante

Miami, 30 de junio del 2020.

HEROES DE NUESTRA SANACION

Posted in PRENSALERTA, RE-ACCIONES with tags , , , , , , , , on 2 mayo 2020 by josancaballero

1454

Por JOSAN CABALLERO.

_110765689_gettyimages-1197635730

(Mensaje lírico de Gratitud, para los Héroes de esta dilatada Cuarentena:

Para todo el personal médico mundial, así como

los trabajadores esenciales, durante esta pandemia del Coronavirus,  devenido en Covid19)

_110796532_gettyimages-1198350422

LECCION DE HIJO Y PADRE

EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS

_110765691_gettyimages-1198473037

Un niño, sin prontitud,

en días de confusión,

busca, con exactitud,

aprender nueva lección:

— “Padre, qué es la GRATITUD?”

— Es donar tu corazón

a la inmensa multitud:

Es servir, con devoción,

al mundo, y darle salud…

“Siento eterna gratitud

de esta noble profesión,

que igualmente es vocación

de cuidar vida y salud”…

— Ellos calman un alud

de personas, con pasión:

Son de cualquier latitud,

hombres y mujeres con

el amor: Similitud

de poderes, en canción

de cuna, por longitud:

Donan su vida a pulmón,

curan niñez, juventud

y vejez: Su inspiración

es velar por la salud

de toda la población,

si ellos son la gratitud,

que nace del corazón,

que brota del corazón:

Su entrega es por la Cruz

Roja, sin más condición,

que sanar y dar la luz

a humanos, sin distinción:

Héroes de la salud,

el cuidado y prevención,

que ensalman con prontitud,

su amor y dedicación,

para la gran multitud

del mundo: Su adoración

crece magna, cual Jesús,

que por los hombres donó

su vida y alma en la cruz,

su alma y vida a la cruz,

que enseguida trascendió,

del universo en quietud,

a medicina y salud,

entre la gran multitud,

que busca su exactitud,

en remedios de salud,

por remedios de salud:

Héroes por la salud

y el servicio: Gratitud

nunca anónima, pues son

héroes del corazón:

Santos ganando inclusión

en su altar, como mansión

sublime del corazón,

si ellos son confirmación

eterna de su pasión,

eterna por su pasión:

_110759062_pic2

— Hijo, da tu gratitud

a los seres de la luz,

que empuñan su corazón,

con su alma y actuación

desprendida, cual canción

y alabanza al mismo Dios:

Desprendida, cual canción

y alabanza al mismo Dios:

Héroes del corazón

merecen esta canción:

Héroes, con su razón,

mejoran esta nación:

Devoción y gratitud,

con nobleza y distinción:

Héroes de la inquietud

eterna del corazón,

si ellos son la bendición

de nuestra gran sanación:

Donación, que es devoción

de mil almas en acción,

que nos dan la sanación

y una nueva bendición;

y esta próxima emoción

de vernos en promoción

por esta nueva elección

de todos con nuestra Unión,

de todos por nuestra Unión

eterna de sanación,

eterna de sanación:

Héroes de la nación,

donando su corazón,

para la nueva visión

de la humana sanación:

Para la nueva misión

de la humana construcción:

Héroes de nueva acción,

en acción y reacción,

con su eterna bendición,

de almas sin condición,

que brindan su corazón,

para forjar la nación

de hombres en sanación,

de hombres en sana acción;

despiertos, por su pasión

y su pronta devoción,

y su eterna conmoción:

Y su eterna convicción

de héroes sin condición,

con nobleza y corazón,

para nuestra sanación

y una eterna creacción,

con esencial bendición

de todos en la nación:

De todos por la nación:

Héroes del corazón,

que son nuestra sanación

y profunda devoción,

eterna por bendición:

Prosperidad de nación

bendita de nuestra Unión,

bendita de nuestra Unión…

Un niño, cual prontitud

de días en confusión,

buscó, con exactitud,

defender su gran lección:

_110844477_030ef98b-6ca8-48fc-8db5-a35e26b1903c

— “Padre, da tu bendición

a esos hombres, que echan luz,

para la nueva nación,

que engendra su gratitud,

nacida en esta canción,

por héroes de corazón,

que curan la población

y sanan la multitud”…

— Gratitud es Bendición,

hijo de mi corazón,

y Bendición es Salud:

Salud, que es hoy Sanación,

con su nueva Gratitud!

Mantén siempre esta aptitud,

como nueva condición

de valores y actitud:

Educa tu juventud,

en esta nueva virtud,

pues la gran educación

nace de la gratitud:

Es tu nueva convicción,

o nuestra gran devoción,

que es la próxima virtud

del hombre y la población:

NUESTRA NUEVA GRATITUD:

NUESTRA ETERNA GRATITUD!

_110667727_mobile

Miami, 30 de Abril del 2020

José Antonio Gutiérrez Caballero

_110575690_mediaitem110575686

Miami, 2 de mayo del 2010.

_110765687_gettyimages-1198473246

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL “VIDEO-POEMA ALEGORICO GLOBAL DEL COVID19” Y EL “HIMNO SANADOR DEL CORONAVIRUS”, EN EL ONCENO ANIVERSARIO DE JOSANCABALLERO’S BLOG

Posted in Sin categoría with tags , , , , , , , , , , , , on 27 abril 2020 by josancaballero

Por JOSAN CABALLERO.

_110844477_030ef98b-6ca8-48fc-8db5-a35e26b1903c

Las fechas aniversarias y las jornadas se mezclan y confabulan, hasta convertirse propiamente en una sola, como ha sucedido con el “Onceno Aniversario de mi JOSANCABALLERO’S BLOG”, este pasado 15 de abril; y la terminación y estreno de mi “Video-Poema Alegórico Global del Covid-19”, el 22 de abril, por parte del conocido cineasta y músico italiano Tiziano Antonio Sossi (T.A.S.), escrito y narrado por mí, coincidiendo con el “Día Internacional del Planeta Tierra”; además del “Día de Saint Jordi”, de Barcelona, el 23 de abril, con su Feria Anual de los Libros y las Rosas; y justamente, dos días después, el 25 de abril, Italia celebra la “Festa della Liberazione”, que conmemora “la salida definitiva de los nazifascistas de la Segunda Guerra Mundial, en 1945.

_110575690_mediaitem110575686

Qué maravilla poder fusionar todas estas celebraciones, dentro de una sola conmemoración especial, a través del estreno del “Poema Alegórico Global LA PRIMAVERA ES LA CORONA VIRAL DE NUESTRA HUMANA SALVACION”, que ya tiene su segunda parte, en el “HIMNO SANADOR DEL CORONAVIRUS” (concluído este 27 de abril), también escrito y narrado en la voz de José Antonio Gutiérrez Caballero (JOSAN CABALLERO), junto con la cuidada realización del gran talentoso T.A.S.

_110796532_gettyimages-1198350422

He aquí las primicias del video-poema y el Himno Sanador, que igualmente los pueden encontrar, respectivamente, en ambos Canales de Josan Caballero, en YouTube, y en los del laureado cineasta Tiziano Antonio Sossi…

1454

Si ustedes sienten, que de algún modo hemos contribuído a llenar sus expectativas e incertidumbres, sobre esta “dilatada cuarentena”, por favor, ofrezcan un merecido LIKE, entre “las manos limpias” de ambos videos insertados.

_110765691_gettyimages-1198473037

Y mantengámonos dentro de nuestras casas, o siguiendo el distanciamiento social, pero no virtual, entre nosotros, que cada vez estamos más juntos y familiarizados, para convertir esta “Pandemia de horror”, en una verdadera “Pandemia de Amor y Solidaridad Humana Universal”.

_110667727_mobile

José Antonio Gutiérrez Caballero (JOSAN CABALLERO)

Miami, Estados Unidos, 22-25 de abril del 2020

_110765689_gettyimages-1197635730

Tiziano Antonio Sossi (T.A.S.)

Monza, Italia, 22-27 de abril del 2020.

getty_479575788_128315

MIAMI-MONZA, 28 de Abril del 2020.

 

 

 

 

 

LAS PREDICCIONES Y CONFABULACIONES DE LA CIENCIA Y LA CIENCIA FICCION CON LA REALIDAD DAN ALERTAS Y PRUEBA ANTICIPADA DEL “VIRUS WUHAN-400”, EN UNA NOVELA DE TERROR, 40 AÑOS ANTES DE LA EXISTENCIA DEL CORONAVIRUS…

Posted in CONFUSIÓNRITMO with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 26 febrero 2020 by josancaballero

Por JOSAN CABALLERO.

COINCIDENCIA O PREFIGURACION, FRENTE A “LOS OJOS DE LA OSCURIDAD”, DE DEAN KOONTZ, CON ESTA INMINENTE GUERRA BACTERIOLOGICA O POSIBLE PANDEMIA UNIVERSAL?

VERDADES Y FALSEDADES DE UNA SITUACION REAL…

Para mi amigo Roger Mejía.

Cada día aparecen nuevas claves, para desentrañar las futuras catástrofes de la humanidad, en una suma de progresiones y regresiones infinitas, que contribuyen al miedo colectivo y la desesperación.

Eso mismo está ocurriendo, con el “Chernóbil chino”, desde la inminencia del “Coronavirus” y su presencia real, en más de una treintena de países, desde que afloró, intempestivamente, en Wuhan, uno de los espacios más populosos chinos, que, según la Wikipedia, “es la capital de la provincia de Hubei y la ciudad más poblada en la zona central de la República Popular China. Está localizada en la confluencia de los ríos Yangtsé y Han. Tiene una población aproximada de 11 millones de habitantes en un área de 8467 km², si se incluye el área metropolitana”(1), por lo que dicho afloramiento del virus, debido a esta razón, ya no se pudo controlar, al punto de que el propio doctor Li Wenliang, quien reveló la situación, desde el 10 de enero del 2020, fue acusado de propagar rumores de la terrible enfermedad, y diez días más tarde, se declara la emergencia sanitaria en el país, tras la cual, el 30 de enero, el médico vuelve a hablar, en las redes sociales, de que también está infectado, y enseguida el gobierno chino informa su muerte, pero nunca cuando ocurrió en realidad.

Mas todo esto ya lo había avizorado un genial escritor de terror y ciencia ficción estadounidense, Dean Koontz, nacido el 9 de julio de 1945, en Everett, Pensilvania, quien tiene alrededor de doscientos libros en su quehacer, traducidos a diecisiete lenguas, y con más de cincuenta millones de ejemplares vendidos, en todo el mundo (2), en su novela terrorrífica THE EYES OF DARRKNESS (LOS OJOS DE LA OSCURIDAD), publicada hace cuarenta años, en mayo de 1981, la cual, curiosamente, se encuentra “descatalogada” de las librerías y las bibliotecas de este gran país.

Por eso, vamos a desentrañar aquí los enigmas y elementos de contacto, entre la propia literatura creactiva, los puntos de coincidencia o revelación, así como la realidad de estas historias verídicas, que parecen también extraídas de la ficción.

DEAN KOONTZ, y THE EYES OF DARRKNESS (LOS OJOS DE LAS TINIEBLAS)

¿Dean Koontz predijo el coronavirus 2019 en la novela de 1981? No

12:23 | 26 de febrero de 2020 (GMT)

En 1981, el autor Dean Koontz publicó una novela, sobre un “arma biológica”, llamada “Wuhan-400”, que fue diseñada para matar personas, pero accidentalmente le dio habilidades psíquicas a un niño.

Koontz escribió, que Wuhan-400 se desarrolló en laboratorios fuera de Wuhan, China, y era el “arma perfecta”: Sólo afectaba a las personas, y no podía sobrevivir fuera de un cuerpo humano vivo, por más de un

minuto.

Décadas más tarde, un extracto de su novela está circulando en línea, con sugerencias de que Koontz predijo el coronavirus 2019.

Una publicación de Facebook incluye tres fotos: dos de páginas de un libro, y una que muestra la portada de la novela de Koontz, “The Eyes of Darkness”.

El subtítulo dice: “Koontz escribió este libro a principios de los años 90 y describió el virus Corona. Interesante.”

Coronavirus Covid-19

Los coronavirus son un grupo de virus, que causan enfermedades, que van, desde el resfriado común, hasta enfermedades más graves. Se identificó un brote de una nueva cepa, llamada Covid-19, en Wuhan, China, a fines de diciembre de 2019.

Según la actualización más reciente de la Organización Mundial de la Salud, sobre el brote, para el 24 de febrero de 2020, el virus se ha cobrado 2.595 vidas, en China. Se han registrado 23 muertes más fuera de China.

Ha habido 79.331 casos confirmados de infección, por Covid-19, en todo el mundo, la mayoría de ellos, en China.

Wuhan-400 tiene poco en común con Covid-19.

¿Cómo se compara el verdadero Covid-19 con el “Wuhan-400” sobre el que escribió Koontz, en 1981?

Ambos tienen una asociación, con la ciudad china de Wuhan, pero las similitudes terminan ahí. La enfermedad ficticia de Koontz fue desarrollada, por investigadores en un laboratorio. Pero, como varias organizaciones de verificación de hechos han señalado, no hay evidencia de que Covid-19 haya sido creado, en un laboratorio, o diseñado por personas.

La novela también dice que Wuhan-400 “afecta solo a seres humanos”, y que “ninguna otra criatura viviente puede soportarlo”. Pero se cree que Covid-19 cruzó a los humanos de los animales.

Otra característica del ficticio Wuhan-400 es que tiene una “tasa de muertes” del 100%, mientras que el Covid-19 tiene una tasa de mortalidad del 2%.

Segunda foto del libro de 2009, “Fin de los días”

En la segunda foto, en la publicación de Facebook, un pasaje encerrado en naranja dice: “Alrededor de 2020, una enfermedad grave similar a la neumonía se extenderá por todo el mundo, atacando los pulmones y los bronquios y resistiendo todos los tratamientos conocidos”.

Pero el pasaje no es del libro de Koontz. Es del libro de 2009, Fin de los días: predicciones y profecías sobre el fin del mundo, escrito por la psíquica Sylvia Browne.

Los casos graves de Covid-19 pueden causar neumonía y dificultad para respirar, pero la Organización Mundial de la Salud dice, que la mayoría de las víctimas se recuperarán. Y se están llevando a cabo ensayos para vacunas y otros tratamientos potenciales.

Ambas “predicciones” de Koontz y Browne no se ajustan a las características de Covid-19.

– Africa Check.

Notas al pie:

Textos consultados y aprovechados:

https://africacheck.org/fbcheck/dean-koontz-predicted-2019-coronavirus-in-1981-novel-no/

https://english.manoramaonline.com/lifestyle/books/2020/02/18/author-dean-koontz-predit-coronavirus-the-eyes-of-darkness.html

Coronavirus en China: Quién era Li Wenliang, el doctor que trató de alertar sobre el brote (y cuya muerte causa indignación)?

Por Stephanie Hegarty, del Servicio Mundial de la BBC.

Li Wenliang publicó, en las redes sociales, una foto suya, desde su cama en el hospital, el 31 de enero. Al día siguiente fue diagnosticado con Coronavirus.

La muerte del médico chino que intentó advertir sobre el brote de coronavirus ha provocado un nivel de indignación pública y dolor sin precedentes en China.

Li Wenliang murió, después de contraer el virus, mientras trataba a pacientes en Wuhan.

En diciembre pasado, intentó alertar a sus colegas médicos, advirtiendo sobre un virus, que creía que se parecía al SARS, otro Coronavirus mortal.

Pero la policía le dijo, que “dejara de hacer comentarios falsos”, y fue investigado por “propagar rumores”.

“No creo que haya estado difundiendo rumores. ¿No se ha convertido esto en realidad ahora?”, le dijo a la BBC su padre, Li Shuying. “Mi hijo era maravilloso”.

Lo que le ocurrió a este doctor revela la respuesta fallida de las autoridades locales de Wuhan, en las primeras semanas del brote de Coronavirus.

Muchos, en China, lo consideran un héroe, y la noticia de su muerte fue recibida, con un intenso torrente de dolor, en la red social china, Weibo -equivalente al Twitter occidental-, que rápidamente se convirtió en ira.

¿Qué hizo Li Wenliang?

En diciembre, Li estaba trabajando, en el epicentro del brote, cuando detectó siete casos de un virus, que se asemejaba al SARS, el que provocó una epidemia global en 2003.

Se sospechaba, que los casos provenían del mercado de pescados y mariscos Huanan, en Wuhan, y los pacientes fueron puestos en cuarentena, dentro de su hospital.

El 30 de diciembre, Li le envió un mensaje a sus colegas en un chat, en el que les advirtió del brote, y les recomendó usar ropa protectora, para evitar contagiarse.

Ya en diciembre, Li publicó, en la red social Weibo, un documento médico, en el que detallaba el diagnóstico de Coronavirus, para un paciente.

Quién era Li Wenliang, el doctor que trató de alertar sobre el Coronavirus (y cuya muerte causa indignación en China)

Li no sabía, en aquel entonces, que lo que acababa de identificar era un Coronavirus completamente nuevo.

Cuatro días más tarde, recibió una visita de funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública, quienes le dijeron que firmase una carta.

En ella, lo acusaban de “hacer comentarios falsos”, que habían “perturbado severamente el orden social”.

“Le advertimos solemnemente: si sigue siendo terco e impertinente, y continúa con esta actividad ilegal, será llevado ante la Justicia ¿se entiende?”.

Debajo, Li escribió: “Sí, entiendo”.

Disculpas tardías

Li fue una de ocho personas, que la policía dijo, que estaban siendo investigadas por “divulgar rumores”.

Al final de enero, Li publicó una copia de la misiva en Weibo, explicando lo que pasó.

Entretanto, las autoridades locales le ofrecieron una disculpa. Pero es una disculpa que llegó muy tarde.

En las primeras semanas de enero, las autoridades en Wuhan insistían, en que sólo aquellos, que entraban en contacto con animales infectados podían contraer el virus.

Las autoridades obligaron a Li a decir, en una carta, que había difundido “comentarios falsos”.

A los médicos no les dieron instrucciones para protegerse.

Y una semana después de que recibiera la visita de la policía, Li tuvo que tratar a una mujer que sufría glaucoma.

No sabía que ella había contraído Coronavirus.

En el texto que publicó en Weibo, el médico describió cómo el 10 de enero empezó a toser, que al día siguiente tuvo fiebre, y dos días más tarde estaba en el hospital.

Sus padres también se enfermaron, y fueron trasladados al hospital.

Fue 10 días más tarde, el 20 de enero, cuando China declaró la emergencia, a raíz del brote.

Li contó, que le hicieron pruebas varias veces, para ver si se trataba de Coronavirus, y que todas dieron negativo.

El 30 de enero volvió a hablar del tema, en las redes sociales.

“Hoy me dieron el resultado de las pruebas de ácido nucléico y es positivo. Finalmente he sido diagnosticado”, publicó.

En un principio, a los médicos no se les advirtió, que usaran mascarillas o ropa protectora.

Confusión en el anuncio de su muerte

Hubo mucha confusión sobre cuándo exactamente falleció Li.

Tras una jornada de caos y desmentidos, las autoridades sanitarias chinas, finalmente, confirmaron que el joven médico falleció, en la madrugada del jueves al viernes, hora local.

El joven médico fue declarado muerto, este jueves por la noche, hora local, por reconocidos medios del país, que están controlados por el Estado, y suelen ser altavoz de la línea oficial.

No obstante, poco después, el hospital Central de Wuhan desmintió, que hubiera muerto: afirmó, que estaba en situación crítica, pero que se estaba haciendo “todo lo posible para reanimarlo”.

Li Wenliang fue acusado de propagar rumores.

La prensa oficial también se retractó, e incluso borraron las publicaciones, en redes sociales, en las que informaron del deceso.

Horas después, el hospital confirmó la muerte, con un nuevo mensaje en Weibo, la red social más popular del país.

“En la lucha contra la epidemia de la neumonía del nuevo Coronavirus, el oftalmólogo de nuestro hospital Li Wenliang, desafortunadamente, resultó infectado. Li murió pese a todos los esfuerzos para reanimarlo. Lamentamos profundamente su fallecimiento”.

Ola de indignación

Al principio, la noticia de la muerte del doctor fue recibida con pena en la red social Weibo, pero el sentimiento de luto pronto se transformó en ira.

Ya había acusaciones, contra el gobierno, de subestimar la gravedad del virus, y de, inicialmente, intentar mantenerlo en secreto.

La muerte de Li alimentó aún más esa sensación, desencadenando un debate sobre la falta de libertad de expresión, en China.

El departamento anticorrupión del país afirmó, que abrirá una investigación sobre “cuestiones que involucran al médico Li Wenliang”.

El gobierno chino ya había admitido “fallos y deficiencias”, en su respuesta al brote, que ya mató a más de 600 personas e infectó a más de 30.000, en China continental.

“Un desastre político épico”:

Análisis de Stephen McDonell, corresponsal de BBC News en Pekín

La muerte del médico Li Wenliang fue un momento de desolación para este país. Para el liderazgo de China, es un desastre político épico.

El caso revela los peores aspectos del sistema de mando y control del gobierno de China, bajo el liderazgo de Xi Jinping, y el Partido Comunista tendría que estar ciego para no verlo.

Cómo el manejo de la crisis del coronavirus puede afectar al gobierno del todopoderoso Xi Jinping

Si la respuesta, para una emergencia de salud peligrosa, es la política de perseguir al médico, que intenta denunciar el caso, entonces su estructura está obviamente destrozada.

Ahora, los censores van a intentar encontrar una manera de convencer a 1.400 millones de personas de que la muerte del médico Li Wenliang no es un ejemplo claro de la limitación de la capacidad del partido, para manejar una emergencia, cuando la apertura puede salvar vidas y restringirla puede matar.

El número de infectados ha superado los 30.000.

Weibo fue inundada, con mensajes de indignación. Es difícil recordar un acontecimiento, en los últimos años, que haya despertado tanto dolor, rabia y desconfianza hacia el gobierno.

Los dos principales hashtags decían “el gobierno de Wuhan debe disculpas al Dr. Li Wenliang”, y “queremos libertad de expresión”.

Ambos fueron rápidamente cesurados. Cuando la BBC hizo una búsqueda, en la red social este viernes, miles de comentarios habían sido borrados y quedaban pocos.

“Esta no es la muerte de un denunciante. Es la muerte de un héroe”, escribió un usuario en Weibo.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-51371640

Otros textos y materiales audiovisuales que tratan la agravante situación del Covic-19

LA PLAGA QUE VIENE, de Laurie Garrett…

La plaga que viene, de Laurie Garrett, trata de enfermedades recientemente emergentes en un mundo fuera de balance…

Agua potable no purificada. Uso indebido de antibióticos. Guerra local. Migración masiva de refugiados. Las condiciones sociales y ambientales cambiantes en todo el mundo han fomentado la propagación de virus y enfermedades nuevos y potencialmente devastadores: VIH, Lassa, Ébola y otros. Laurie Garrett lo lleva en un viaje de cincuenta años a través de las batallas mundiales con microbios y examina las condiciones mundiales que han culminado en brotes recurrentes de enfermedades recientemente descubiertas, epidemias de enfermedades que migran a nuevas áreas y enfermedades viejas mutadas que ya no son curables. Ella argumenta que no es demasiado tarde para tomar medidas para prevenir una mayor avalancha de virus y microbios, y ofrece posibles soluciones para un futuro más saludable.

https://www.goodreads.com/book/show/46722.The_Coming_Plague\

PANDEMIC, de NEFLIX…

Pandemia: la nueva serie de Netflix, sobre brotes globales, está extrañamente cronometrada, y me conmovió hasta las lágrimas.

El documental cuestiona nuestra disponibilidad, para virus de rápido movimiento, como el Coronavirus. Es informativo, inspirador y aterrador.

Por Brigid Delaney.

Mar 4 Feb 2020: 23.48 EST: Última modificación el Mar 4 Feb 2020: 23.54 EST

“Me conmovió hasta las lágrimas varias veces, no por miedo a lo que podría venir para nosotros, sino por la amabilidad y dedicación de quienes trabajan en el campo”. 

¿Cómo es eso de tiempo?

La nueva y aterradora docuseries de Netflix, Pandemic, ha caído justo cuando un nuevo virus aterrador ha aterrizado en la vida real.

Mientras que el Coronavirus domina los titulares de las noticias, Netflix está transmitiendo su serie de seis partes, sobre qué tan preparado (o no) está el mundo, para enfrentar una nueva pandemia.

Pandemia: cómo prevenir un brote comienza con una teoría: que debemos un nuevo virus mortal de rápido movimiento. Han pasado 100 años, desde que un virus de la gripe mortal mató a entre 50 y 100 millones de personas, en un momento, en que la población mundial era de solo dos mil millones (imágenes en blanco y negro de personas con máscaras faciales antiguas, con un montón de fosas comunes excavadas).

Ahora hay casi ocho mil millones de personas en el mundo, como el experto Dr. Dennis Carroll, director de la Unidad de Amenazas Emergentes de USAID, advierte en Pandemic: “Cuando hablamos de otra pandemia de gripe, no se trata de si, sino de cuándo”.

¿Podría ser el “cuándo” que persigue a esta aterradora serie ahora?

Al momento de escribir, el número de muertos por Coronavirus es de casi 500 personas; se ha extendido a 28 países, y el número global de casos confirmados supera los 24,000.

Además de la pérdida de vidas, el virus ha causado una interrupción generalizada, en los mercados financieros, lugares de trabajo, patrones de vuelo y producción de alimentos: efectos pronosticados y examinados con gran talento, detalle y drama, en Pandemic.

Una de las productoras ejecutivas, Sheri Fink, es periodista, doctora y autora de la brillante Five Days at Memorial, sobre la falta de preparación para el huracán Katrina. Tuiteando, sobre el extraño momento de la serie, esta semana, dijo: “Esperamos informar antes, no después, de que surgió otro patógeno peligroso”.

Sheri Fink

@Sherifink

  • 1 de febrero de 2020

En respuesta a @sherifink

“No puedo imaginar que muchos expertos en salud pública estén en desacuerdo, y muchos han estado haciendo este argumento durante años. Destaca el papel que todos tenemos en seguir la guía y la evidencia, haciendo nuestra parte si un nuevo virus prevalece localmente, porque los trabajadores de la salud no pueden hacer todo”.

Sheri Fink

@Sherifink

“La gente ha dicho que la pandemia de docuseries salió en un momento perfecto, pero de hecho lo hicimos porque algunos de nosotros habíamos visto el sistema probado en formas más pequeñas y conocíamos sus vulnerabilidades. Esperábamos informar antes, no después, de que surgió otro patógeno peligroso”.

18 años

9:39 PM – 1 de febrero de 2020

Ver los otros Tweets de Sheri Fink.

Como resultado del Coronavirus, los espectadores llegarán a la serie, con un nivel adicional de conocimiento de los riesgos de un virus misterioso y de rápido movimiento. Pero no dejes que el factor miedo te desanime. Pandemic también es informativo, inspirador, visualmente impresionante y una gran pieza de narración.

Producida,por Zero Point Zero Productions, que también creó los programas de Anthony Bourdain, presenta a los espectadores una variedad de personajes, cuyas historias se desarrollan, a medida que la serie galopa por todo el mundo.

Los héroes son los científicos, médicos y expertos en desastres. Seguimos a la Dra. Syra Madad, mientras trata de preparar el sistema hospitalario de la ciudad de Nueva York, para una pandemia mortal, a pesar de los recortes presupuestarios. Nos encontramos con Jake Glanville y Sarah Ives, dos científicos que están tratando de crear una vacuna global, contra la gripe de un solo disparo, que pueden poner a disposición de forma gratuita a las personas, en los países en desarrollo. Vamos a Jaipur, y recorremos las salas de un hospital abarrotado, con el Dr. Dinesh Vijay, y nos dirigimos a los mercados avícolas de Vietnam, con Dennis Carroll.

Si hay un villano aquí, no es sólo el virus, en sí, sino la información errónea, que a menudo se propaga, junto con una pandemia.

Los expertos advierten al mundo “extremadamente poco preparado”, para futuras pandemias.

Usando una técnica, similar a la película Contagio, el espectáculo salta, por todo el mundo: desde ICE, que lleva a cabo campamentos, en la frontera de EE. UU., hasta un hospital del condado, con fondos insuficientes, en Oklahoma, protestas de los anti-vaxxers, en Oregon, hasta la lucha, en el Congo, para contener el virus del Ébola.

Me conmovió hasta las lágrimas varias veces, no por miedo a lo que podría venir, para nosotros, sino por la amabilidad y dedicación de quienes trabajan en el campo.

Los trabajadores de la salud mueren, y son asesinados, mientras tratan el virus del Ébola, en África. Los médicos indios, en hospitales superpoblados para los pobres, se enfrentan a 1,000 pacientes al día, que presentan síntomas graves de gripe porcina.

Hay voluntarios, que administran vacunas contra la gripe, en la frontera; los médicos con exceso de trabajo, que rara vez ven a sus propios hijos; los científicos ambiciosos, que buscan vacunas, mientras trabajan fuera de las grandes farmacias; todo esto muestra, que las personas que trabajan en sistemas fuertes, con fondos decentes.

Pandemia: cómo prevenir un brote se está transmitiendo ahora en Netflix…No dejes de verla…

theguardian.com/tv-and-radio/2020/feb/05/pandemic-netflixs-new-series-about-global-outbreaks-is-eerily-timed-and-moved-me-to-tears

JOSE ANTONIO GUTIERREZ CABALLERO

IMPORTANTE: AMBOS VIDEOS CONTIENEN INFORMACION ESENCIAL SOBRE EL CORONAVIRUS…

Miami, 26 de febrero del 2020.

 

 

 

 

Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo: La ola neorromántica y la contradicción revolucionaria cubana de 1959, vivida y experimentada por una mujer, que hoy nos trae su cálida espuma de poeta esencial…

Posted in AVATARSERES with tags , , , , , , , , , , , on 5 febrero 2020 by josancaballero

Por JOSAN CABALLERO.

Por mi amiga Mercedes Eloísa, poeta de 81 años, que deambula en Miami, con sus sueños y poemas…

Debo confesarles, que me ha ido embelesando una mujer mayor, cuya amistad con ella comenzó, sorbiéndole día a día su café, pero, poco a poco, fuimos descubriéndonos y amándonos, cordialmente, desde que le escribí el poema apócrifo, titulado “UNA AMIGA ESPECIAL, CUYA ALMA ES CUAL UN SORBO DE CAFÉ”, y lo publiqué en mi blog de marras, debido a lo cual empezamos a confluir, en un sitio de encuentro, bastante conocido, la cafetería o el bar del Magic Jailai City, junto con un grupo selecto de otros amigos, que ya se han vuelto inseparables, y de quienes les comentaré en otra velada de mis posts.

Les presento a Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo, nacida el 15 de mayo de 1939. Por ella, he conocido muchas cosas de mi país natal, Cuba, incluso, de su pueblo, Guanajay, en que nació y vivió, hasta 1966, en que se exilia, dentro de los Estados Unidos, como tantos otros cubanos, que visualizaron, con antelación, las intenciones de un régimen, que se vestía de oveja, para luego transformarse en el lobo, que era verdaderamente, fue y ha sido, desde sus inicios hasta sus postrimerías, mientras yo, que,  tenía tan sólo siete años, nada sospechaba de aquello, pero, desde los cinco, ya andaba declamando e inventando mis precoces poemas, en el Palacio de Pioneros “Paquito Rosales”, de El Laguito, en la todavía lujosa Miramar, donde mi padre Ñico, se desempeñaba, como un alto dirigente de la institución. Y yo, por supuesto, era entonces el Ñiquito, destacada mascota cultural, que, por sus diversos talentos y avispada niñez, ganaba las simpatías y regocijos del lugar.

Entonces, aunque llegué a conocer y frecuentar, mucho después, con doce años, el hermoso pueblo de Guanajay, no sabía, que, geográficamente, había sido “una de las primeras poblaciones del occidente cubano, fundado en 1650, y llegó a ser una de las villas más prosperas de la región de Vueltabajo”,1 junto al hecho de que, “en 1879, al fundarse la provincia de Pinar del Río, era el núcleo urbano de mayor importancia económica y poblacional”. Menos aún, que, luego del cambio castrista, Guanajay fue convertida, en ciudad y municipio de la Provincia de Artemisa, ubicado al centro de esta provincia”,2 pero ya no formando parte de Pinar del Río, razón por la cual resultó un gran motivo de descontento, para los antiguos pobladores, que, como mi amiga Mercedes Eloísa, la musa y poeta de mi cuento, se sienten ofendidos y desplazados por este cambio repentino, sin razón de ser, quienes se reunían los domingos, para orar y disfrutar de sus familias, durante las festividades religiosas y patronales, en la Parroquia “San Hilarión”.

Años antes de que llegaran los Castro a La Habana, y por supuesto, a Guanajay, Luis, el padre de Cheíta, como le decían a Mercedes cariñosamente, había construido, con gran esfuerzo y amoroso tesón, una inmensa mansión, a la que se fueron a vivir todos, incluso el adorado amigo de la casa, el negrito Tuto, que les hacía los mandados a la familia, como se dice en Cuba, a quien el dueño le diseñó su propio cuarto, para que viviera, junto con ellos, en la lujosa residencia.

Pero, si a ello agregamos el hecho alevoso de que, al abandonar el país, su hermosa e inmensa casa natal de Mercedes Eloísa, en donde transcurrieron sus primeros veinticinco años de plena felicidad, y en cuyos cuartos había retozado, hasta concebir sus iniciales poemas neorrománticos, aquellos que dieron expresión y fluidez a su mente y corazón, resultó expropiada, por miembros de esa Revolución, entonces triunfante, quienes la convirtieron, en la Casa del Partido Comunista de Guanajay, anegando aquellas alegrías y recuerdos, en una profunda desolación, al punto de hacer que esos textos líricos, ya creados por Mercedes entre 1960 y 1965, respectivamente, fueran invadidos, igualmente, por el olvido y la desilusión.

En ese tiempo, en que yo, inocente, deambulaba, cual un Harry Potter, por los pasillos, corredores, talleres y bibliotecas suntuosas del Palacio de Pioneros, nuestra amiga Cheíta ya había conocido a Diego Lorenzo González, un muchacho de Santa Clara, que frecuentaba bastante el Parque Central de Guanajay, y en uno de esos paseos matinales o de atardecer se juraron mutuo amor, y se hicieron novios, a los quince o dieciséis de Mercedes, pero, como cuando triunfó la Revolución, a él enseguida lo encarcelaron, por no estar de acuerdo con el gobierno castrista, pues se convirtió en un preso político, y Mercedes tuvo que casarse con él, por poder, en 1964, para luego salir del país, y emigrar, durante 1966.

Como la vida entre los seres humanos se convoca de diversas maneras, y muchos nacen, hasta crecen, y se amplían o cambian sus espacios paralelamente; otros deambulan simultáneos; incluso, subsisten y coexisten, aún sin conocerse y confluir: Esta es una de las interesantes hipótesis de Fernando G. Campoamor, que ahora no viene al caso, mas podría ser retomada en cualquier momento, para ilustrar el encuentro generacional y amistoso, entre Mercedes y yo. Pero un día de sus vidas coinciden y se enrolan, para no despegarse más, y esas almas, que se juntan, familiares, amistosas y/o amorosas, ahí mismo es cuando empiezan a reconocerse, imbricarse y confabularse, entregando sus recuerdos y memorias, como la mejor de las entregas y regalos, desde y para la humanidad, como lo hicimos, hace más de un año, Cheíta y yo.

Dos anécdotas fundamentales me restan en esta noble y rica historia de mi amiga Mercedes, que ilustran su maravillosa personalidad y sencillez. Ambas tienen que ver con Tuto, el amigo negro de su niñez. La primera, como ya parte de la familia había logrado emigrar a los Estados Unidos, sólo faltaban Mercedes, sus padres y, por supuesto, Tuto, quien escuchaba a menudo hablar por teléfono a Cheíta, con su abuela, que era la que realizaba todos los trámites, para que se pudieran embarcar o volar a Miami, Estados Unidos. Cada vez que esta conversación ocurría, allá se escuchaba, según Mercedes, al Tuto decir: “Tú verás, que ya el Negrito se queda…Tú vas a ver que el Tuto se queda”. Sin embargo, en una de esas últimas oportunidades, Cheíta le cuenta a su abuela, y aquella le dice, que ponga a Tuto al teléfono, para a continuación comentarle ella misma: “No te preocupes, Tuto, que si tú no sales delante, nadie vuela, mi negro”.

La segunda historia increíble gira alrededor de un gran cuadro del Sagrado Corazón de Jesús, que la familia de Mercedes tenía colocado en la sala de la mansión. Cuando ya están prestos a irse de allí, Cheíta mira al entrañable retrato, y le dice a Tuto, que lo desarme y se lo entregue. Este cumple su petición, y luego de hacerlo, lo vuelve un rollo y lo pone en las manos de Mercedes, quien a partir de entonces no se despega de él, ni un instante, mientras Tuto, que entonces viaja sentado, al lado de ella, ya en el avión, hacia los Estados Unidos, mientras los padres escuchan detrás, le comenta, preocupado a su amiga, casi hermana, con miedo a que le descubran el rollo que lleva escondido junto a ella: “Cheíta, tú crees que él llegue adónde vamos?” A lo que Mercedes le responde, sin ton, ni son: “Ese es el primer milagro que llega, porque llega”. Y así ocurrió con el rollo, el cual, nuevamente, al llegar a Miami, se convirtió en retrato y en sucesivas fotos del mismo santo, pues jamás se ha despegado Mercedes de su milagroso Sagrado Corazón. Y ahora lo regala a allegados amigos, para complacencia y resguardo de su amable corazón.

He ahí lo que ha ocurrido, permanentemente, con esta gran mujer, mi actual e inseparable amiga, Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo, quien, de la noche a la mañana, se encontró sin nada, viajando con su “Sagrado Corazón de Jesús” a cuestas, cuya imagen llevaba consigo, en una foto, sagrada y diminuta, y el día que nos conocimos, luego de una breve taza de café, me la entregó, y ahora la porto yo, como el gran regalo amistoso, entrañable y espiritual que es, para los dos.

Es que todos regresamos de algún modo a nuestros orígenes, y nos encontramos por una razón, para volver a ser, pues realmente pertenecemos siempre a esos lugares de promisión, y hasta nuestro espíritu permanece ahí, para siempre. El alma no es un espejismo, y es tan grande y amplia, que circunda al ser humano, sale y regresa, por todos los sitios que vivió y cohabitó.

Por eso, ahora les presento los poemas, que Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo unos días o unos años de su vida escribió. Podrán ser neorrománticos, a lo José Angel Buesa, o con ciertas frases manidas y reencontradas ya, en el romántico ibérico Gustavo Adolfo Bécquer, incluso bifurcándose, desde otro corazón, pero esas aguas de mar turbulento trajeron a esta ola prístina, inmensa, tierna y amorosamente húmeda, sosegada, que hoy deja su espuma cálida entre nosotros, diciéndonos, que allí estuvo, y aquí vivió, en su eterno y enigmático corazón.

Bienvenida, poetisa Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo, en el umbral de la poesía cubana contemporánea, con los enigmas del valor histórico-genético de cualquier obra literaria, y al agua cristalina, amistosa, creactiva y efervescente de este JosanCaballero’s Blog…

Notas al pie

1,2 https://es.wikipedia.org/wiki/Guanajay

Los Poemas de

Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo

AMOR Y OLVIDO

Me dejaste una tarde, sin pensar en volver,

Solo, por el pecado, de entregarte mi ser.

 

No te importó partir, y me quedé muy sola,

como queda la arena, cuando pasa la ola.

 

Te contemplé de lejos, tras abrir la ventana,

y pensé en el ayer, el hoy, y en el mañana.

 

Creo que no supiste, ni comprender siquiera,

que mi amor fue tan grande, como la primavera.

 

Mi pecado es más dulce, porque yo sí te amé,

y hoy, al saberte lejos, sé que te olvidaré.

 

Quiero sepas, que hoy, la arena está muy sola,

pero yo sé que, pronto, la mojará otra ola.

AMOR VERDADERO

Amor que te alejaste, porque lo quiso Dios,

no creas, que tu partida significa un adios.

 

Muchas veces la vida se nos amarga un día,

pero cuando regreses, habrá más alegría.

 

Entonces, las tristezas se echarán al olvido,

y así recordaremos aquello tan querido.

 

Hay amores, que nacen y mueren enseguida:

En el nuestro, hoy y siempre, la llama está encendida.

 

Yo tengo la esperanza, como tú has de tener,

de estar juntos de nuevo, y volver a nacer.

 

Y después que este sueño se haga realidad,

Seremos muy felices, hasta la eternidad.

SIN PALABRAS

Dices, que no te quiero, sin comprender mi amor,

que nació, como nace, del rosal una flor.

 

Mi amor es tan ardiente, tan fiel y verdadero,

que aunque no te lo diga, tú sabes que te quiero.

 

Porque el árbol no habla, y se siente feliz,

cuando nota, que el agua remoja su raíz.

 

La estrella es más dichosa, si la noche es obscura,

Porque sabe que así reluce su hermosura.

 

Fue aquella tarde gris, que comenzó a llover,

mientras yo, entre tus brazos, me dejaba querer.

 

Así te demostré, que sin tener que hablar,

se puede querer mucho, cuando se sabe amar.

 

Por eso, mi jardín florece cada día,

y mi vida sonríe replete de alegría.

 

Sin tus besos, no sabe latir mi corazón,

porque tú eres mi cielo, mi sol y mi pasión.

VOLVERAS

Volverás, como el ave, que retorna a su nido,

Cual un niño perdido, que regresa a su hogar:

Volverás en silencio, como un desconocido,

con tu alegre sonrisa y tu suave mirar.

 

Volverás como algo, que casi no se espera,

cual el sueño, que un día se vuelve realidad:

Volverás no sé cuándo, quizás en primavera,

después de larga espera, por la felicidad.

 

Volverás para siempre, sin otra despedida,

seguro, pues, de mí, jamás te alejarás.

Volverás, y, de nuevo, renacerá la vida.

Volverás…, yo te espero, porque sé que vendrás.

POEMA DE LA ESPERA

La noche está tan bella, que me parece verte,

entre las nubes grises, que corren sin piedad,

pero es un espejismo, que permanece inerte,

formando tu figura, entre la obscuridad.

 

Son tantos los recuerdos, que vienen a mi mente,

cuando te siento cerca, sin poderte tocar,

que todo lo cambiara, por no sentirte ausente,

con tenerte en mis brazos, y poderte besar.

 

Sólo Dios, que me observa, comprende lo que ansía

mi alma desolada, que sólo sabe amar,

esperando, en silencio, un día…y otro día,

al hombre, que una noche me llevará al altar.

QUE IMPORTA!

Qué importa que la vida nos trate tan cruelmente,

si tal vez, otro día, nos trate diferente.

Qué importa, sí, qué importa, que todo ocurra así,

si sabes, que mi alma te pertenece a ti.

 

Nos quisimos ayer, y mañana aún más,

y yo sé que me amaste, y siempre me amarás.

El destino, algún día, nos pondrá frente a frente,

y nos veremos solos, aunque pase la gente.

 

Me besarás con ansias, me abrazarás también,

y así recordaremos, de nuevo, nuestro “Edén”.

Por eso, nada importa, si tú fuiste el primero,

en tenerme, en tus brazos, y decirme: “Te quiero”.

 

Qué importa, si mañana no estaremos distantes,

y seremos dichosos y felices amantes:

Me abrazarás muy fuerte, te entregaré mi ser,

y nos parecerá, que no existió el ayer.

SOLEDAD

En esta soledad, que llevo, muy profundo,

como el alma, que vaga, sin comprender el mundo…

En esta soledad, que tan adentro siento,

como la hoja seca, que se la lleva el viento…

 

Pero mi vida, a veces, se llena de alegría,

y al pensar, que estoy sola, siento melancolía:

Una melancolía difícil de olvidar,

y que, quizás el tiempo, se la pueda llevar.

 

“Por qué me siento sola?”, a veces me pregunto,

y mi alma responde, con su dolor profundo:

“SOLO EL REGRESO PLENO DE MIS QUERIDOS SERES,

HARA, QUE EN MI JARDIN, RETORNEN LOS LAURELES”.

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 4-5 de enero del 2020.

 

 

 

 

28 DE ENERO DEL 2020: EL 167 NATALICIO DE JOSE MARTI Y LAS PRIMERAS LECTURAS DEL NIÑO Y ADOLESCENTE CUBANO, ENTRE 1853 y 1865, RESPECTIVAMENTE…

Posted in ANIVERDIARIOS with tags , , , , , , , , , , on 28 enero 2020 by josancaballero

Por JOSAN CABALLERO.

Cuando se estudia a José Martí, como renovador de la literatura infantil en Hispanoamérica, esta valoración no puede excluir el examen de la tradición que le sirve de base, ni el marco sociopolítico y cultural en donde van a revelarse las normas preceptivas imperantes, las condicionantes genéricas y las exigencias del escritor en torno a la práctica artística concreta.

Con esas premisas metodológicas, se ha tratado de reconstruir las primicias de la cultura martiana, a partir de las referencias a los textos didácticos que se utilizan por entonces en colegios e institutos de segunda enseñanza de la Isla, y del acercamiento a los libros y publicaciones periódicas que lee ese niño de La Edad de Oro durante su infancia y adolescencia. De este modo, se establecen las primeras claves de su contacto directo con una literatura al servicio de la educación patriótica de la niñez cubana, en pugna abierta con los designios de la enseñanza metropolitana.

Luego de esta etapa formativa, la investigación se interna en la década más fructífera de José Martí dentro de la serie literaria infantil nacional. Desde 1879, en sus funciones de colaborador de La Niñez, periódico que dirige Fernando Urzáis, hasta 1889, como redactor de La Edad de Oro, se puede observar cómo se ha ido perfilando el concepto martiano acerca del papel que debe desempeñar la literatura en la instrucción de los niños y jóvenes de “Nuestra América”, aspecto que se hace programático en su revista de Nueva York, en donde confluyen el padre (ya revelado en el poemario de 1882) y el maestro, no sólo en lo docente, sino también en lo artístico y formativo.

No basta decir que son Ismaelillo y La Edad de Oro modelos para la literatura infantil del continente. El excepcional valor, además del cuerpo literario conformado, estriba en su nacimiento dentro de un contexto cultural y político resistente al surgimiento de obras originales y desautomatizadoras que, como las de José Martí, persiguen la descolonización ética y estética de los niños de América, y vienen a cubrir, en este sector poblacional, una necesidad creciente de conocimiento y deleite.

El interés de la presente investigación es demostrar como “ese hombre de La Edad de Oro” transgrede la norma, desde el niño que la antecede, adelantándose un siglo a lo que ha de ser más tarde, especialmente en Cuba, después del triunfo revolucionario de 1959, una verdadera serie literaria, auspiciada y promovida por un proceso también renovador en lo social-político y en lo cultural.

Cuando José Julián Martí Pérez nace, el 28 de enero de 1853, ha comenzado a manifestarse ya, en el panorama cultural cubano, el movimiento restaurador del Buen Gusto, que tiene en la segunda generación romántica a la portadora de las cualidades ideoestéticas necesarias para el cambio de signo revelador de un nuevo estadio literario, y en la Revista de la Habana (1853-1857), que dirigen Rafael María de Mendive y José de Jesús Quintiliano García, su principal órgano difusor.

Además de las conquistas formales y la corrección de los excesos de la oleada anterior, este grupo de poetas renovadores, entre los que se encuentra el maestro y protector de José Martí en el colegio San Pablo, consigue llevar a un alto grado la expresión de lo cubano y su interiorización, en un discurso caracterizado por la mesura, la perfección del verso y la comunicación íntima del sujeto lírico con el paisaje insular. Igualmente, con la creación de los restauradores el Buen Gusto, la poesía para niños y jóvenes de entonces se muestra abierta al influjo de otras literaturas, como seña de la independencia gradual de la retórica romántica metropolitana. De ese modo, el desarrollo de la serie trae consigo la pérdida de un localismo paralizante y el reclamo de las fronteras más vastas para la expresión artística.

Pero quien se adentre en el proceso formativo de la serie literaria infantil cubana, durante el período de constitución progresiva de la nacionalidad, ha de observar cómo, en los años iniciales de la segunda mitad del siglo XIX, ya se evidencia el auge de una literatura que cumple con una función específica dentro de la vida social, donde ocupa un lugar revelante en la preparación del horizonte ideológico y estético de las sucesivas generaciones de cubanos que, como José Martí, emprenden —en la esfera de la política y la cultura— la definitiva liberación del dominio cultural español y la necesaria consecución de la identidad nacional.

A través del largo período constitutivo de la serie para la infancia de la Isla, anterior al natalicio de ese niño de La Edad de Oro, los escritores han ido recreando géneros, motivos y asuntos tomados de la tradición literaria criolla, por la existencia de determinada densidad cultural que permite establecer una intratextualidad propia en las letras cubanas de ese momento, cuya resonancia no desatiende José Martí cuando se permite renovar el discurso romántico que le precede. Ello denota su reconocimiento de pertenencia a una literatura nacional, y del rico acervo de la cultura española que le sirve de savia reproductora.

INTRATEXTUALIDAD EDUCACTIVA Y GENEROS LITERARIOS

Por otra parte, de acuerdo con la plataforma programática de los encargados de diseñar los textos didácticos que luego se instrumentan, sobre todo, en los colegios privados de la Isla, desde la década del cincuenta es posible apreciar una verdadera especialización en la literatura para la enseñanza de los niños y jóvenes cubanos, que atiende, tanto a la graduación de los conocimientos según los distintos niveles de aprendizaje de la lectura, como a la formación integral de los educandos, con vistas a su utilidad y desenvolvimientos sociales. Un aspecto importante dentro de los presupuestos epocales, para la escritura de los libros de texto, es la aplicación consecuente del sistema explicativo en su fundamento teórico-práctico, que introduce José de la Luz y Caballero en las escuelas primarias de la década del treinta.

Cuando se estudie la diversidad de materiales educactivos que recibe el sector poblacional medio al que pertenece ese niño de La Edad de Oro, enseguida aparecen los cuadernos que instruyen a los escolares en las buenas costumbres y reglas de urbanidad, al igual que otros dedicados a divulgar la doctrina cristiana, a tenor de los valores establecidos y los intereses de la clase dominante. Sin embargo, a diferencia de los volúmenes difundidos en la Isla por la metrópoli, las mejores muestras de este tipo de literatura religiosa escrita en Cuba son mucho más amenas: se integran la poesía y la narración para ofrecer escenas de la historia sagrada, y se procura diseñar un discurso que motive la lectura.

Los libros de lectura, basados en los principios metodológicos del sistema explicativo, son los portadores, durante la etapa, de nuevas propiedades que posibilitan la evolución de la serie hacia un estadio superior, pues ellas contribuyen a quebrantar las normas prevalecientes en la literatura didáctica de la década anterior.

La narrativa, género jerarquizado en dichos volúmenes, emplea el método costumbrista en la búsqueda de una relación identificadora entre el niño y su entorno, para lo cual el escritor, en textos breves, concebidos de ese modo, con el fin de mantener la atención infantil, generalmente ofrece una información variada y amena sobre temas diversos. Libra así al discurso de los diálogos aleccionadores y del exceso de didactismo, propios de esa literatura hasta entonces.

Desde el punto de vista lingüístico, los cuadros de costumbres, que son leídos en estos libros por niños como José Martí, empiezan a nutrirse de cubanismos y de expresiones del habla popular, en un afán por fijar un código típicamente criollo, que se distinga de los giros castizos y del lenguaje peninsular.

El estilo narrativo se define por su limpieza sintáctica y abundantes descripciones, por un tono lírico coloquial, así como por recursos poéticos afines con el universo infantil, siempre con un vocabulario adecuado a las edades del destinatario. Como se ve, esta especialización del discurso literario para la infancia se ha ido despojando paulatinamente de la concepción del niño como un proyecto de hombre, capaz de alcanzar un conocimiento enciclopédico.

Desde el punto de vista estructural, el signo evolutivo básico radica en la conformación de un relato que, sin franquear del todo los límites de la estampa, adelanta elementos de la acción y la trama, anunciadores de algunos rasgos constitutivos del cuento como género futuro de la literatura nacional.

Otro cambio significativo se opera en la concepción de los diálogos. El método heurístico, heredado e la fórmula tradicional de preguntas y respuestas, propio del catecismo, se desautomatiza con la creación de verdades “conversaciones” que, por un lado, concatenan las distintas viñetas, a partir de motivos finales de un diálogo, introductorio del asunto a tratar en el siguiente; y, por otro, cuando la acción se brinda a través del coloquio, la voz del adulto funciona como un narrador, y el niño se convierte en personaje activo de la anécdota, con lo cual se conforma un “cuento” breve, que tiene su origen en una situación trivial y se transforma en un texto de perdurables valores humanos y artísticos. Así, el discurso conserva cierta unidad composicional que colabora con el carácter estético de la narración.

EL NIÑO MARTI, LOS COLEGIOS CUBANOS Y SU VIAJE A ESPAÑA

A fines de la década del cincuenta, cuando José Martí se estrena, en el curso 1859-1860. como alumno de un colegio habanero, ubicado en el barrio de Santa Clara, donde su padre se desempeña como celador, el diseño de los libros de lectura denota, no sólo la remodelación del principio dosificador de la información y el conocimiento, de acuerdo con los niveles de recepción según la edad, sino también el valor que ya se le otorga al texto en tanto discurso artístico. En ello participa la ganancia de una conciencia productiva que unifica la capacidad pedagógica del maestro con la estrictamente literaria.

Durante los años en que ese niño de La Edad de Oro asiste a la escuela primaria ya el libro de lectura, principal portador de la serie infantil cubana, ha atravesado por un proceso evolutivo que va, desde la absolutización —en los inicios— de su carácter utilitario, al servicio de una enseñanza dogmática y regida por los presupuestos didáctico-moralizantes, hasta la concepción de un texto integral que jerarquiza la función estética de la obra de arte, para la consecución de una lectura placentera, adecuada al horizonte de expectación y experiencia vital del pequeño lector, lo cual asegura la realización de la capacidad polivalente del hecho literario.

Ahora bien en junio de 1857, dos años antes de asistir a su escuela de barrio, el niño de La Edad de Oro se traslada con sus familiares a España, donde radican hasta junio de 1859, debido a una repentina enfermedad de su padre don Mariano. Poco se conoce de esta primera etapa de su infancia, sin embargo, el investigador Juan Losada extrae de ella algunos aspectos de sumo interés, en su libro Martí, joven revolucionario (1969), que deben entrarse a considerar de inmediato:

Cuando Martí viaja a en 1857, con sus padres, a Valencia, cuenta con cuatro años de edad, que es precisamente el momento en que se inicia por los niños una nueva actividad intelectual de su desarrollo, En el niño se desencadena una brusca y activa curiosidad por las palabras. Ya no le basta con las palabras que otras personas le suministran. Ahora, las demanda activamente. El vocabulario crece ampliamente. El niño entra en la edad de las preguntas. Exige información sobre cada cosa nueva. Precisamente en Martí, este proceso se activa inusitadamente, al correlacionarse con su viaje a España. Los preparativos del viaje, el prolongado crucero del barco, el imponente océano Atlántico, los contrastantes paisajes españoles, la ciudad en la que viven por dos años, las costumbres y normas de vida del lugar, el regreso, estimulan a Martí, no sólo el desenvolvimiento del habla, sino que condicionan activamente su atención y su percepción.2

Es probable que el primer contacto de ese niño de La Edad de Oro con la literatura didáctica infantil que se produce en la Isla por entonces tenga lugar entre los ocho y nueve años,3 en el colegio San Anacleto, sito en la calzada de la Reina, número 59, que dirige Rafael Sixto Casado y Alayeto desde el 13 de setiembre de 1857, y al que asiste José Martí, en sus inicios como estudiante, durante el curso escolar de 1861 a 1862. aunque su matrícula puede ser de un año antes, a juzgar por la cesantía que recibe su padre el 24 de octubre de 1860, quien pierde el cargo de celador del barrio de Santa Clara, por haber violentado algunos requisitos de su empleo,4 según demuestra Emilio Roig de Leuchsenring, en su documentado ensayo Martí en España, que se publica en 1938. Seguramente ésa es una de las razones por las cuales el niño se traslada rápidamente a otro colegio, a instancias de sus familiares.

Este cambio posibilita la apertura y el enriquecimiento de su experiencia vital y cognoscitiva, al ampliarse el universo de sus lecturas y relaciones sociales, más allá del estrecho marco en el que se ha venido desenvolviendo el pequeño, entre su escuela anterior y el hogar, con unos padres “honrados aunque de poca inteligencia e instrucción”,5 tomando en cuenta los criterios de su amigo y condiscípulo Fermín Valdés Domínguez, recogidos en su testimonio Ofrenda de hermano.

Cuando José Martí comienza la enseñanza elemental, todavía rige en el país el “Plan General de Instrucción Pública para las Islas de Cuba y Puerto Rico”, que, a pesar de ser redactado en 1842, se aprueba por real Orden del 27 de octubre de 1844, y se instrumenta en 1846, luego de producirse la centralización educacional, a través de la cual la metrópoli consolida su dominio ideológico, sobre todo, en las escuelas gratuitas. La puesta en práctica de esa medida coactiva tiene como resultante el cese en sus funciones de la sección de Educación de la Sociedad Económica de Amigos el País, la que se sustituye por la Junta de Inspección de Estudios, integrada por doce miembros fieles a la Corona española.

Contradictoriamente, la centralización de la enseñanza acentúa la labor patriótica de los colegios privados, muchos de ellos encabezados, en sus elencos, por prominentes figuras de la intelectualidad cubana más progresista, que fungen como educadores en distintos puntos de la Isla, a partir de los últimos años de la década del cuarenta: José de la Luz y Caballero, Juan Clemente Zenea y Anselmo Suárez y Romero (La Habana); Antonio Guiteras, Cirilo Villaverde y Eusebio Guiteras (Matanzas); Gaspar Betancourt Cisneros (Puerto Príncipe); José María Izaguirre (Bayamo); Juan Bautista Sagarra (Santiago de Cuba). Estos escritores antes mencionados proveen, en su mayoría, los textos que se van a aplicar en las escuelas nacionales. Gracias a su quehacer se observa un punto de giro en el plano ideotemático y composicional de los libros que conforman la literatura instrumental cubana de la segunda mitad del siglo XIX.

EL PRIMER PERIODICO INFANTIL CUBANO Y EL NIÑO MARTI

Antes de finalizar la década del cincuenta, en 1858, empieza a editarse el Álbum de los Niños, primer periódico infantil insular, dirigido por Manuel Zapatero, español radicado en la Isla, quien lo publica por entregas, todos los sábados, de 5 a 6 de la tarde, en la imprenta La Habanera, ubicada en la calle de Aguacate no. 62, con el objetivo de que sirva como opción literaria para la infancia criolla, en los ratos libres del fin de semana.

Esta revista de pequeño formato y con 16 páginas sale regularmente durante cuatro años, y, desde su primer número, el director explica ¡A los niños de ambos sexos” los propósitos de su empresa y las características generales de su publicación, con el fin de establecer una comunicación diáfana, un diálogo amistoso entre el redactor y los suscriptores del periódico:

El Álbum de los Niños vendrá a formar un libro anual, que será como el eco de la más pura amistad para todos y para cada uno de vosotros: por eso es que, estando yo precisado a dirigiros los artículos que mi pobre trabajo produzca, será con el nombre de “Vuestro amigo”, elegido por mí con el deseo de que me lo deis, así como el placer con que espero que acogeréis con la franca y candorosa gratitud de vuestros corazones los sentimientos del mío.6

El plan temático y genérico de esta publicación que concibe Manuel Zapatero para la infancia cubana es bastante amplio, pero sus propuestas ideoestéticas no rebasan todavía el conjunto de valores socialmente establecidos, si se analizan los materiales incluidos en sus 154 entregas, hasta el 4 de mayo de 1861, fecha de su último número.

Abundan en las páginas de su Álbum…, las estampas costumbristas, las narraciones didáctico-moralizantes y las reglas de urbanidad, fábulas y poesía de variada índole, adivinanzas y pasatiempos, pequeñas biografías de niños y hombres célebres, diálogos aleccionadores entre un padre y su hijo, versiones de algunos cuentos de hadas escritos por Charles Perrault (“El sombrerito rojo”, del 5 de enero, y “Los tres deseos”, del 4 de mayo de 1861, respectivamente), artículos de divulgación científica y cosmografía, lecciones de historia sagrada y mitología, trabajos de expresión literaria infantil, traducidos de revistas francesas como Le Journal des Enfants, y otros originales, que son enviados por los directores de algunos colegios de la capital.

Y he aquí uno de los datos más curiosos e interesantes de la mencionada publicación que dirige Manuel Zapatero. Desde el número 8, correspondiente al segundo semestre de 1859, el editor, interesado en promover la lectura de su periódico y con vistas a ganar un mayor número de suscriptores, estimula el surgimiento en sus páginas de una nueva sección, “Emulación al estudio y premio a la aplicación”, en donde “aparecerán periódicamente los nombres de los niños que sobresalgan por sus esfuerzos en cada clase”;7 y enseguida empiezan incluirse en el Álbum… los listados que envían algunas escuelas de la capital, suscritas por esa fecha al periódico de Zapatero.

A este pequeño grupo de centro docentes se suma el colegio San Anacleto, cuando su director Rafael Sixto Casado permite la divulgación, desde el número 19, relativo al primer semestre de 1860, del “Cuadro calificativo de los alumnos distinguidos por su aplicación y buena conducta en el mes de abril anterior”, y a partir de entonces es muy común encontrar en las páginas de la revista infantil las referencias a algún hecho particular ocurrido en esa escuela primaria o los logros individuales de su estudiantado, durante los ejercicios académicos que en él tienen lugar cada año.

Por otro lado, se establece tal compenetración entre el redactor del Álbum de los Niños y los colegios suscritos al mismo, que el propio Manuel Zapatero asiste a los exámenes de fin de curso, y llega a comentar, gozoso de los resultados que observa en ellos, en uno de los trabajos que dedica “A los niños, nuestros queridos lectores”, correspondientes al número 26 del segundo semestre de 1860:

Yo no necesito recordar más, que lo que he presenciado en el Colegio de San Anacleto, y estoy persuadido que en este como en el otro y en cualquiera de los que tan dignamente están dirigidos en esta capital, hay de que rebose el agradecimiento en el corazón de cada niño, que así se mira compensado de sus esfuerzos; de los mismos que han de llevarle al mayor bien de esta vida. ¿Quién de ellos no se siente henchido de ese entusiasmo creador a que aludió un benemérito y entendido profesor, a quien con tanta complacencia oí el colegio citado? Sí, amiguitos míos, ancha y gloriosa es la senda que os presenta en este siglo, tanto como él ofrece al que quiere, al que es dócil en la blanda e ilustrada marcha de la enseñanza actual, al que capaz es de sentir los estímulos de la emulación y del entusiasmo, que tan bien podeis seguir, de profesores como el que he citado y en cuyo sentir, sino tan bien lo sabe explicar, está perfectamente de acuerdo.

Vuestro Amigo.8

Como puede verse, este periódico circula entre los pequeños y los educadores cubanos, ávidos de hallar lecturas amenas para las horas y los días de asueto. Aunque su publicación se extiende sólo hasta el 4 de mayo de 1861, con seguridad, José Martí entra en contacto con algunas entregas del atractivo semanario habanero, cuyo emblema se consigna en el grabado anunciador de cada volumen semestral: “Amor a Dios, a nuestros semejantes y al trabajo.” El criterio anterior llega avalado por el hecho de que la revista se distribuye en el propio colegio donde comienza a estudiar, en 1861, el niño de La Edad de Oro, además de tomar en consideración que en los años en que éste se matricula en la citada escuela primaria, la misma cuenta ya dentro de su mobiliario con una biblioteca escogida con más de 850 títulos, y en la cual puede hallarse una colección parcial o completa de los seis tomos del Álbum de los Niños, encuadernada con las entregas de cada semestre.

Conviene agregar que la publicación es recomendada por la Junta de Inspección de Estudios, según se consigna en el número correspondiente al sábado 7 de julio de 1860:

COMISIÓN PROVINCIAL DE INSTRUCCIÓN PRIMARIA

El Excmo. Sr. Gobernador Superior, Vice-Real Protector, de conformidad con el dictamen de la Excelentísima Inspección de Estudios, se ha servido disponer que por esta Comisión se recomiende a los directores de Colegios y Escuelas de instrucción primaria, el “Álbum de los Niños”, publicado por el Sr. D. Manuel Zapatero, como texto útil auxiliar de que pueden valerse para la enseñanza en el ramo de lectura, para servir también de premio y recompensa a los alumnos que lo mereciesen. Y en virtud de acuerdo de la Comisión Provincial, en Junta ordinaria celebrada el día de ayer, para general inteligencia de los expuestos directores, se publica por este medio. Habana y Abril 17 de 1860.-Dr. Juan Francisco Chaple, Vocal Secretario

(Copiado de la Gaceta Oficial, n.53)9

Es muy probable también que el conocido periódico, ya en forma de libro, se instrumente por esos días en las clases de Lectura, o que sirva de obsequio a los alumnos que obtienen banda y diploma dentro de la distribución de premios realizada después de la conclusión de los exámenes generales del colegio San Anacleto, entre los que se encuentra el pequeño José Martí, quien resulta premiado en el curso escolar 1862-1863.

Todo esto puede haberse quedado en el marco de las conjeturas del investigador, de no hallarse la siguiente viñeta, escrita “por su Amigo”, y aparecida en el tomo segundo del Álbum de los Niños, formando parte de la entrega 23, de 1859:

CARIDAD DE UN NIÑO

Paseaba una señora con su hijo, niño de cinco años de edad, y en el paseo se encontraron con un mendigo, que parecía muy triste y enfermo, y andaba descalzo. Dejó el niño adelantar a su madre, sentóse, y quitándose sus zapatitos se los presentó al mendigo diciéndole “Buen hombre, tome V. Mis zapatos para que no ande con los pies en el suelo” ¡Ojalá hubiera muchos niños que estuvieran siempre dispuestos a dar alguna cosa a los pobres!10

¿Tiene conocimiento José Martí de este breve y aleccionador pasaje, localizado en las páginas de la primera publicación periódica infantil cubana? Seguramente. Pero su importancia no radica en la evidente semejanza que se establece entre la viñeta citada con anterioridad y el núcleo del conflicto desarrollado en “Los zapaticos de rosa”, sino en la censura implícita que se revela en ese cuento poético, concebido por Martí para el tercer número de su revista mensual La Edad de Oro, en donde el redactor critica la caridad de las familias ricas, como una de las virtudes teologales que se le inculcan al niño americano, dentro de un código estructurado a partir de conductas prestablecidas, en torno al deber ser del hombre en una sociedad clasista, regida por presupuestos religiosos cristianos, que sólo pretenden la conservación del status quo y la permanencia de la plataforma ideológica de la clase dominante.

Cuando el redactor de La Edad de Oro extrae de la tradición literaria insular uno de los motivos más recurrentes en la literatura infantil decimonónica, no busca recrearlo a través de otra anécdota similar, sino que se permite esta cercanía temática, con el objetivo de promover una nueva lectura, la revisión generacional e ideológica de una de las posturas burguesas más repudiables desde el punto de vista social y humano. No en balde, el escritor de la revista opone las conductas infantiles de Bebé (la bondad) y Pilar (la caridad), para mostrar, en un evidente contrapunteo de actitudes, cuáles son las verdaderas virtudes del hombre en relación con sus semejantes. De ese modo, José Martí va conformando en la infancia cubana un distinto código ético-social, que pugna con los valores instituidos por el régimen colonial, desde que defiende sólidos criterios acerca del desenvolvimiento libre y solidario del ser humano en la sociedad, en contra de todo principio de falsa moral, sumisión y obediencia política.

MATERIAS Y LIBROS ESTUDIADOS O LEIDOS POR EL NIÑO MARTI

En La enseñanza popular en Cuba desde el descubrimiento hasta nuestros días (1926), Santiago García Spring menciona las materias que se imparten en los colegios primarios entre 1846 y 1862, cuya distribución es como sigue: Religión Cristiana, Moral, Lectura, Escritura, Aritmética y Nociones de Gramática Castellana.11 Sin embargo, aunque el investigador reconoce la sistematización de estas asignaturas correspondientes al plan aprobado por real Orden de octubre de 1844, también apunta que “en muchas escuelas elementales se enseñó Geografía, Dibujo y Aritmética, más allá de la extensión citada, según la capacidad y entusiasmo de los maestros.”12

Esto coincide en líneas generales con las materias relacionadas por Emilio Roig de Leuchsenring, cuando explica las razones por las cuales el pequeño José Martí interrumpe sus estudios elementales, en abril de 1862, para residir por un tiempo en el Partido Judicial de Hanábana, en Matanzas, donde su padre ha de ocupar el cargo de capitán juez pedáneo:

…don Mariano no ideó para su hijo más porvenir que el oscuro y mezquino empleo de escribiente en la celaduría que él desempeñaba; de ahí que a los diez años, sabiendo ya escribir correctamente y con nociones de gramática, aritmética, geografía, historia y literatura, lo retiró del Colegio San Anacleto, de Rafael Sixto Casado, donde se educaba y lo llevó a su lado, a la celaduría del barrio.13

Al regresar a La Habana, en diciembre, hace unos tres meses que se ha estrenado el curso escolar de 1862-1863, en su colegio de la calzada de la Reina, número 59, pero José Martí, quien está próximo a cumplir los diez años, consigue, no sin esmero, igualar sus conocimientos con los de sus condiscípulos, y se coloca entre los primeros expedientes de su clase.

Por ese tiempo entra en vigor en la Isla el real decreto de 1863, que tiene su base en la “Ley de Instrucción Pública de 1857”, promulgada en España por Claudio Moyano, a cargo del Ministerio de Fomento, el cual se apoya a su vez en los planes educacionales franceses.

Esta medida es promovida en Cuba a instancias del ministro de Ultramar don José Gutiérrez de la Concha, quien posibilita, a partir del 15 de julio de 1863, la fundación de los institutos de La Habana, Matanzas, Puerto Príncipe y Santiago de Cuba.

Según el nuevo régimen de estudios, la primera enseñanza se divide en elemental, que contempla las materias Doctrina Cristiana y nociones de Historia Sagrada, acomodadas a los niños; Lectura; principios de Gramática Castellana, con ejercicios de Ortografía; principios de Aritmética, con el sistema legal de medidas, pesas y monedas; breves nociones de Agricultura, Industria y Comercio; y en superior, con las asignaturas siguientes: Principios de Geometría; Dibujo Lineal y de Agrimensura; rudimentos de Historia y Geografía, especialmente de España; nociones generales de Física y de Historia Natural, acomodadas a las necesidades más comunes de la vida, además de una prudente ampliación de las materias ya anunciadas en la elemental.

Entre 1863 y 1864, durante el último curso escolar que matricula el niño José Martí en el colegio San Anacleto, como parte de sus estudios elementales, traba amistad con Fermín Valdés Domínguez. Según Juan Losada, en ocasiones, los muchachos “se enfrascaban en ardientes discusiones, ya que Valdés Domínguez es partidario de los esclavistas sudeños de los Estados Unidos y, Martí, por el contrario, defiende el Norte industrial. La guerra de Secesión lleva ya 3 años de continuados combates, pues ha comenzado en 1860.”14

El propio autor de la investigación Martí, joven revolucionario es el encargado de aportar el dato de que, por esta fecha, el niño de La Edad de Oro ha realizado ya una lectura detallada e inteligente de la novela antiesclavista norteamericana La cabaña del tío Tom, o La vida entre los humildes, que su autora Harriet Beecher-Stowe, publica en 1852. Es probable que el pequeño alumno de San Anacleto tenga noticias del otro libro sobre el mismo tema, Una clave para la cabaña del tío Tom, editado por la escritora antes mencionada un año después de la salida del primero.

Luego, Juan Losada aclara cómo el cambio que se opera en los interese de lectura del niño José Martí constituye la mayor evidencia de su inclinación consciente y paulatina hacia los contenidos realistas y el plano ideotemático de las obras literarias de ese género, con vistas a ser valorada convenientemente e incorporados enseguida a su experiencia vital y cognoscitiva:

El interés de Martí por esta novela nos muestra que sus preferencias en las lecturas se orientan hacia aquellas que ofrecen sucesos reales. A esta edad, esto es natural, ya que el muchacho presta una atención preferente al contenido de la lectura, quedando relegada a un plano secundario la forma literaria. Los problemas tratados y desarrollados en la novela “La cabaña del tío Tom” vienen a ampliar y reforzar en un plano imaginativo y cognoscitivo las experiencias vividas por Martí en el Hanábana.15

En cuanto a los libros, el “Plan de Estudios correspondiente a 1863” establece que las distintas asignaturas se han de aprender en los textos señalados por el Gobierno. En el citado reglamento, también se recoge que la Religión es necesario enseñarla por el Catecismo de la Diócesis, y la Gramática de la Real Academia constituye el volumen obligatorio de ese ramo.

La Capitanía General, por su parte, publica sistemáticamente, en los principales periódicos de la capital, la relación de textos didácticos recomendados por la Junta de Instrucción de Estudios, o considerados como “forzosos” para aplicarse en la enseñanza de las diferentes materias en los colegios públicos y privados de Cuba.

LA ESCUELA ELEMENTAL CUBANA Y EL NIÑO JOSE MARTI

Al no contarse con un listado de los libros que se incluyen en los planes lectivos de las escuelas elementales donde estudia José Martí entre 1859 y 1864, se han analizado entonces las sucesivas recomendaciones de la Junta Superior de Instrucción Pública con respecto a los volúmenes que deben incluir los maestros primarios criollos en sus clases, así como los folletos relativos a los Elencos y Exámenes de centros docentes como El Salvador (La Habana) y La Empresa (Matanzas) —verdaderos pilares de la educación en ese tiempo—, por contener una distribución detallada y explicada de los materiales empleados durante cada año escolar.

A partir del criterio seguido en este caso, cuya base radica en el examen comparativo de ambos listados con los que aprueba la citada junta instructiva, se puede concluir que, en líneas generales, coinciden el currículo de asignaturas y los libros indicados en el plan lectivo de cada clase. Por ende, es de suponer que esos mismos cuadernos se estén utilizando también en el colegio San Anacleto, donde estudia José Martí desde 1861 y hasta 1864, aunque no deba pasarse por alto la facultad que tiene Rafael Sixto Casado, como director de ese centro estudiantil, de incluirlos todos o hacer enmiendas y otras adiciones, lo cual sale ya del límite de lo posible, no contando —como ocurre— con documentos que prueben la veracidad de estas suposiciones.

Se han escogido sólo los textos correspondientes a las materias de Religión y Lectura, por constituir el núcleo fundamental para la enseñanza de la Literatura en las escuelas primarias, en donde se aplica consecuentemente el método explicativo dentro del aprendizaje de la lectura.

Por lo mismo, han de considerarse los libros publicados en esa fecha por las imprentas cubanas que rápidamente comienzan a usarse en los colegios insulares e inciden en el modelado de la conciencia y el horizonte de expectación de los niños y adolescentes criollos.

LAS CLASES Y LOS LIBROS EN LA ENSEÑANZA CUBANA DE 1853 A 1869

He aquí la relación de los textos leídos por la infancia de la Isla entre 1853 y 1869, en las cinco clases correspondientes a la enseñanza primaria:

Clase Primera

Religión

Catecismo, preparado pro Eusebio Guiteras.

Historia Sagrada, de Tomás de Iriarte. Desde la creación hasta Jesucristo.

 

Lectura

Cartilla, de Eusebio Guiteras.

Librito de los cuentos y las conversaciones, de Cirilo Villaverde. Los niños aprenden el significado de las palabras y componen con letras de cartón oraciones fáciles, haciendo de ellas un ligero análisis gramatical.

Miscelánea infantil, de Juan Bautista Sagarra. Dos primeros libros de la serie de Mándevil.

Primer libro de lectura, de Eusebio Guiteras.

 

Clase Segunda

Religión

Catecismo, de Jerónimo de Ripalda. Oraciones explicadas.

Historia Sagrada, de Tomás e Iriarte. Hasta la salida de los israelitas de Egipto y la división de las tribus.

Génesis.

 

Lectura

Catecismo, del abate Claudio Fleury. Los niños dan cuenta de alguna parte del texto y el significado de las palabras.

Libro de los niños, de Francisco Martínez de la Rosa.

Salterio de la infancia, de Juan Bautista Sagarra y Blez.

Continuación de la Miscelánea Infanti, de Juan Bautista Sagarra.

Tardes en familia, de Pío Campuzano.

Libro segundo de lectura, de Eusebio Guiteras.

 

Clase Tercera

Religión

Catecismo y exposición breve de la Doctrina Cristiana, de Jerónimo de Ripalda.

Historia Sagrada, de Tomás de Iriarte. Hasta Salomón y el gobierno de los reyes.

Cuadro de la vida de Jesucristo y conformidad con el Evangelio, traducción del francés por José Manuel de Aguirre.

Los libros poéticos de la Santa Biblia, traducidos al verso castellano por T. J. González Carvajal.

 

Lectura

Historia Sagrada, de Tomás de Iriarte.

Educación de la infancia, de Pedro Blanchard. Los niños explican lo que leen y el significado de las palabras.

Dioscórides el huérfano o historia de un joven herrero, de Juan Bautista Sagarra y Blez.

El pasatiempo, de Juan Bautista Sagarra.

El aguinaldo de las niñas de Santiago de Cuba, de Juan Bautista Sagarra.

Libro tercero de lectura, de Eusebio Guiteras.

Tres cuentecitos o sean las virtudes teologales, de Juan Bautista Sagarra.

Fábulas morales, de Francisco Javier Balmaseda.

Colección de artículos, de Anselmo Suárez y Romero.

 

Clase Cuarta

Religión

Catecismo explicado de la doctrina cristiana, de Santiago José García Mazo.

La Santa Biblia, traducida al español de la Vulgata latina, por el padre Scio.

Historia Sagrada, de Tomás de Iriarte.

Catecismo de la doctrina cristiana, o compendio del catecismo grande, del padre Amado Pouget.

Los santos Evangelios, traducción de fray Anselmo Petite.

Libro de los Proverbios.

Catecismo y exposición breve de la Doctrina Cristiana, de Gerónimod e Ripalda.

Catecismo histórico o compendio de la Historia Sagrada y de la Doctrina Cristiana, para instrucción de los niños, con preguntas y respuestas, del abate Claudio Fleury.

Breve resumen de los libros históricos del viejo y nuevo Testamento, de José Serrano.

 

Lectura

Fábulas en verso castellano, de Félix María Samaniego.

Álbum del Yucayo, de Francisco Javier de la Cruz y Salvador Condaminas.

Catecismo explicado de la Doctrina Cristiana, de Santiago José García Mazo.

Historia de la Isla de Cuba, de José María de la Torre. Los niños estudian los principales acontecimientos y personas notables.

Fábulas literarias, de Tomás de Iriarte.

Historia Sagrada, de Tomás de Iriarte.

El padre y sus hijos, de Juan Bautista Sagarra.

Dioscórides el huérfano o historia de un joven herrero, de Juan Bautista Sagarra.

Tres cuentecitos o sean las virtudes teologales, de Juan Bautista Sagarra.

Historia de España, de Tomás de Iriarte.

 

Clase Quinta

Religión

Los santos Evangelios, traducción de fray Anselmo Petite. Principales parábolas. Los niños dan razón de la parte dogmática e histórica.

Historia Sagrada, de Tomás de Iriarte.

Catecismo explicado de la Doctrina Cristiana, o compendio del catecismo grande, del padre Amado Pouget.

La Santa Biblia, traducida al español de la Vulgata latina, por el padre Scio.

 

Lectura

En cualquier libro de prosa o verso, seleccionado al efecto. Los niños explican bien el sentido de las palabras y frases.

Historia de España, de Tomás de Iriarte.

Manual de urbanidad y buenas maneras, de Manuel Antonio Carreño. Es el texto fijo.

Historia de la Isla de Cuba, de José María de la Torre.

Historia de Roma, de José María de la Torre.

Como puede apreciarse, la mayoría de los textos son importados por la metrópoli o reimpresos en la Isla, pues con ello asegura el predominio colonial dentro de la educación cubana. Por ende, el didactismo y el afán pedagógico no sólo están encaminado a la enseñanza de la lectura y otros aspectos del saber, sino también a criterios de conducta social, de acuerdo con los intereses de la burguesía criolla, por un lado, y de la Corona, por el otro. La doctrina del catolicismo, de igual manera que la historia, se encaminan a la conservación de una conciencia ideológica en concordancia con los valores hegemónicos. De ahí se desprende la prioritaria función axiológica preceptiva de la literatura instrumental en estos años.

Sin embargo, con la agudización de las contradicciones entre criollos y peninsulares, una parte de la intelectualidad cubana siente la urgencia de perfilar definitivamente un sistema de valores en oposición a las determinaciones metropolitanas. En ese grupo se encuentran algunos maestros de avanzada, quienes imparten sus clases o están vinculados de forma directa con escuelas privadas del país, y llegan, por tanto, a escribir libros de lectura con una proyección nacionalista, encaminada a la búsqueda de temáticas y asuntos típicos de la realidad insular, y a la actualización de los niños y jóvenes en los conocimientos científicos y culturales más desarrollados del momento.

Por los años en que nace José Martí ya se ha perfilado un tronco literario instrumental propio, que, a pesar de mostrar todavía su filiación a los procedimientos canónicos de la norma española y de no haber rebasado los principios de la enseñanza religiosa oficial, ni los presupuestos didáctico-moralizantes al uso, exhibe indicios de un resquebrajamiento desde los puntos de vista lingüístico, temático y composicional, sobre todo, en el método de las preguntas y respuestas heredado del catecismo, y en los asuntos típicamente nacionales, debido al interés manifiesto de sus autores por la naturaleza insular y por elementos caracterizados de lo cubano.

BASES DEL PROCESO IDEOESTETICO Y DESCOLONIZADOR MARTIANO

De esa manera, han sido esbozadas las bases de un auténtico proceso descolonizador, vinculado a las tentativas que también, en el orden de la cultura, se llevan a cabo en el resto del continente. Si en América Latina este movimiento nacionalista viene precedido por la liberación política y económica de España, en Cuba ocurre a la inversa: la descolonización evidente, en el campo ideostético, prepara las condiciones subjetivas para el choque frontal con el aparato de gobierno y las fuerzas represivas de la metrópoli. Esto demuestra una vez más el carácter activo de la cultura en la vida social.

José Martí pertenece precisamente a la primera generación formada en los textos didácticos de creación nacional, que surgen como una necesidad productiva y estética lógica de la escuela cubana, y más aún, de la serie literaria infantil, como consecuencia de una educación patriótica, que se convierte en el factor fundamental de la determinación de las dos tendencias existentes por entonces en los centros estudiantiles del país: una oficial, impuesta por España, cuya finalidad es “hacer almas y brazos dóciles”, enseñar para la esclavitud colonial; y otra, al margen de la cultura metropolitana y contrapuesta a ella, que pretende “hacer almas y brazos libres”, mirar hacia la identidad propia, según lo define Emma Pérez Téllez en su Historia de la Pedagogía en Cuba, de 1945.

LIBROS DE LECTURA DE ESCRITORES CUBANOS LEIDOS POR MARTI

La lista de textos citada con anterioridad se torna altamente significativa, por cuanto en ella también aparecen reflejados los libros de lectura pertenecientes a los escritores más destacados de esta modalidad genérica dentro del panorama de la literatura instrumental del siglo XIX: Juan Bautista Sagarra, Cirilo Villaverde, Francisco Javier de la Cruz y Salvador Condaminas, José María de la Torre, Eusebio Guiteras, Francisco Javier Balmaseda y Anselmo Suárez y Romero, entre otros.

A los efectos del desarrollo de la serie literaria infantil criolla, la labor de Juan Bautista Sagarra adquiere notable importancia desde el punto de vista creativo y editorial, si se toman en consideración que es él quien inicia y alienta todo un movimiento a favor de la bibliografía didáctica nacional, cuando funda la “Librería de los Niños Cubanos”, serie de cuadernitos de lectura que viene a cubrir la carencia de auténticos textos graduados, capaces de contemplar las necesidades de ampliación del horizonte cognoscitivo y estético de la niñez insular, a propósito de lo que unos años antes comenta Domingo del Monte, en su informe de 1837 a la sección de Educación de la Sociedad Patriótica de la Habana.16

IMPORTANCIA DE JOSE DE LA LUZ Y CABALLERO CON SAGARRA Y BLEZ

Si José de la Luz y Caballero renueva los métodos educativos, Sagarra, proporciona a la infancia y juventud de la Isla, dentro de las limitaciones epocales, las lecturas adecuadas para su formación. Es por eso que el director del colegio El Salvador, en un discurso pronunciado ante sus discípulos, con motivo del acto por el fin de curso, en diciembre de 1859, llega a reconocer públicamente:

A veces —y disimúleseme que lo diga— se me cita como al más entusiasta de la enseñanza; justicia es decir que en Santiago de Cuba hay una antorcha que alumbra con rayos más luminosos: hablo, señores de mi querido amigo Juan Bautista Sagarra, “la lumbrera de Santiago de Cuba”; me congratulo de decirlo aquí, ante tanta concurrencia, porque al hablarse en Cuba de instrucción, debe ir unido este nombre al de Sagarra.17

Probablemente, los orígenes del quehacer literario de Juan Bautista Sagarra, para la niñez insular, deben hallarse en el nombramiento que le hace la metrópoli, el 22 de setiembre de 1833, a través de la Diputación Patriótica, para que desempeñe las funciones de revisor de las obras, libros y folletos que se introduzcan en Santiago de Cuba por esa época. Oportunidad que propicia la actualización del escritor en los textos más sobresalientes del período en otras latitudes, mientras el mismo observa, con pasmosa incertidumbre la carencia de cuadernos destinados a los pequeños criollos. Se da entonces a la tarea de prepararlos.

La “Librería de los Niños Cubanos” es el primer intento en castellano de crear una colección de obras dirigidas a divulgar entre los muchachos la historia y el acervo cultural y científico de los pueblos. Los antecedentes foráneos inmediatos en este sentido son los siguientes: en Inglaterra, Librería Juvenil (1750), de John Newberry; en Alemania, Biblioteca Infantil, concebida por Joachim Heinrich Campe, muy conocido en la Isla por la versión española de El Robinson de los jóvenes (1799), realizada por el fabulista Tomás de Iriarte; y en Francia, la Biblioteca de las Aldeas (1780), de Arnaud Berquin.

Entre 1839 y 1864, respectivamente, Juan Bautista Sagarra. Edita y reedita los diecisiete volúmenes que conforman su “Librería”, diez de los cuales son adoptados como textos de lectura en las escuelas insulares.18 Un buen número de estos materiales están dedicados a la difusión de la doctrina cristiana, mediante la adaptación de leyendas bíblicas, oraciones y relatos que ilustran las virtudes teologales, especialmente concebidos para la recepción infantil. En la búsqueda de instrucción y deleite, el pedagogo —ahora convertido en escritor— parte del presupuesto de que el niño es un proyecto de hombre, el cual mejora su condición moral, religiosa y su conocimiento del mundo a través de las enseñanzas que le ofrece la literatura.

La novedad de este plan didáctico de Sagarra estriba no sólo en la variedad y dosificación de los temas y asuntos abordados por el educador santiaguero, aun cuando ellos no trasciendan las normas morales y cristianas de la época, sino también en el uso gradual y la promoción del sistema explicativo como metódica operacional para el aprendizaje de la lectura en los pequeños que estudian en los textos escritos por el criollo, tales como:

Aguinaldo para las niñas de Santiago de Cuba

Miscelánea infantil (No. 2 de la “Librería de los Niños Cubanos”)

Salterio de la infancia

Continuación de la Miscelánea infantil

Dioscórides el huérfano, o historia de un joven herrero

El pasatiempo (No. 4 de la “Librería de los Niños Cubanos”)

Tres cuentecitos o sean las virtudes teologales

El padre y sus hijos (No. 7 de la “Librería de los Niños Cubanos”)

Se ha visto que es amplia la gama temática y las propuestas estéticas y genéricas del maestro oriental. De ese modo, para el primer nivel infantil, Sagarra conforma los Silabarios de ambos sexos, con un sistema de combinaciones muy apropiado para el aprendizaje de la lectura en corto tiempo. Luego, los Aguinaldos, que contienen fábulas y poesías didácticas, pensamientos y un cuestionario general, que sustituye el procedimiento heredado del catecismo, el mecanismo automatizado de las preguntas y las respuestas al uso, con vistas a facilitar las ventajas del método explicativo. Las Misceláneas presentan un mayor grado de complejidad e incluyen textos breves y sencillos de temáticas diferentes, pequeñas historias y versiones de motivos bíblicos. Los diálogos de El padre y sus hijos ofrecen, en forma de capítulos, valiosa información sobre la naturaleza, la astronomía, la física y la mecánica, junto a un estudio como bases de la virtud y la utilidad del hombre. La noveleta Dioscórides el huérfano o historia de un joven herrero (acogida desde 1851 por el colegio El Salvador, que dirige José de la Luz y Caballero, y luego La Empresa, de Matanzas, y otros centros docentes de la Isla) se dedica a ilustrar los postulados éticos y pedagógicos pretendidos por Sagarra en toda la colección. El pasatiempo afianza la función lúdicra del texto, con el propósito de servir a la recreación del pequeño en los ratos libres o al placer estético, con la inclusión de fábulas, poesías, cuentos, artículos y pensamientos de variada índole. Vale destacar que algunas composiciones se escriben expresamente para este libro, como el poema “A Dios”, de la holguinera Adelaida de Mármol.

Mención aparte merece la primera noveleta juvenil cubana, Dioscórides el huérfano…, con la cual Juan Bautista Sagarra se plantea inspirar el amor al trabajo y a la instrucción. En esa obra de 249 páginas, el creador santiaguero apela a los sentimientos del lector adolescente, quien puede seguir con simpatía las peripecias de un protagonista capaz de vencer las barreras sociales, para adquirir un oficio, mediante la educación. El asunto folletinesco, propio de la literatura romántica, ilustra una tesis altruista: el hombre por la instrucción y el trabajo, puede salvarse de la corrupción y convertirse en un ser útil a la sociedad, postulado pragmático expuesto también en Los clamores del tío Domingo, de 1855, libro concebido por el escritor oriental para la enseñanza del pueblo en general (“Hombres y mujeres, ancianos y jóvenes…, a vosotros me dirijo”),19 dentro de los principios de la moral y la cívica de la burguesía criolla de su tiempo, en cuyo prólogo se expresa:

No os diré: todos los hombres son iguales; porque esto es mentira, y porque no son las quimeras las que se aprovechan, sino las realidades. Pero en cambio, os diré cómo conseguiréis la verdadera y posible igualdad. La verdadera y posible igualdad la conseguiréis con el trabajo, la instrucción y la virtud.

El trabajo es la condición indispensable del hombre.20

Las tres ediciones que alcanza la novela Dioscórides el huérfano o historia de un joven herrero, entre 1851 y 1858, dan prueba de su aceptación por parte de un público juvenil que vive en un mundo férreamente jerarquizado.

La obra de Juan Bautista Sagarra y Blez abre veinticinco años de vida literaria interrumpida, dedicada por entero a la enseñanza de la niñez. Este afán de ampliar el horizonte ético y cognoscitivo de sus lectores constituye el proyecto más abarcador y encomiable del período analizado, labor que emprende el pedagogo santiaguero a través de la redacción de textos que observan los principios estructurales básicos para una correcta recepción según las edades y niveles instructivos correspondientes. Por todo ello, la “Librería de los Niños Cubanos”, al margen de sus determinaciones circunstanciales, es el primer eslabón de un proceso de independencia cultural de la metrópoli española, que alcanza un clímax con la expresión literaria de uno de los niños que se forma bajo el signo de esas lecturas escolares: José Martí, el hombre de La Edad de Oro.

EL SISTEMA EXPLICATIVO, JOSE MARIA DE LA TORRE Y “EL ROBINSON CUBANO”

Otro representante de esta línea de textos que ilustra el sistema explicativo es José María de la Torre. El autor, además de innumerables cuadernos de geografía e historia, prepara tres selecciones de lectura con gran acogida de público: El libro de las niñas…, de 1852, El libro de los niños de la Isla de Cuba y El libro de las poesías y otras composiciones… (1856), las cuales están ordenadas con extractos de obras de escritores clásicos y contemporáneos, que resultan de gran utilidad para una instrucción apegada aún a las normas y modelos peninsulares.

Los textos del geógrafo, historiado, estadista, catedrático y arqueólogo alcanzan la mayor tirada de ejemplares y reediciones de un escritor para niños en todo el siglo XIX —lugar que comparte con el matancero Eusebio Guiteras—, sin embargo, durante esos primeros años de su labor didáctica, el autor no ha perfeccionado su método todavía, por lo que se evidencia una deficiente elaboración del material en sus obras destinadas a la enseñanza de los pequeños, no hallada, por ejemplo, en su libro más importante, El Robinson cubano (1863), donde el maestro compila y resume una serie de volúmenes graduados suyos, muy conocidos por entonces en las escuelas insulares, entre los que se encuentran la Cartilla y silabario bajo un nuevo sistema, y otros, como las selecciones arriba mencionadas.

En el año del nuevo plan de estudios, sale en las imprentas de la capital El Robinson cubano o libro cuarto de lectura, publicado por José María de la Torre bajo el subtítulo de “Obra elemental de educación para los niños y para el pueblo”. Enseguida se adopta como texto en los colegios nacionales como el de San Anacleto.

El asunto del náufrago solitario, de la vida ajena a la sociedad, de la exaltación del individuo y su existencia natural, ha sido acogido con anterioridad por los lectores de los siglos XVIII y XIX, luego de la difusión del original del inglés Daniel Defoe. Después del Robinson Crusoe muchos náufragos rivalizan en la literatura de la época, como es de esperar, por la enorme popularidad que despierta ese asunto foráneo.

La obra de Defoe es reelaborada en Alemania por el pedagogo Joachim Heinrich Campe, quien reduce, en 1779, el texto el novelista británico al Robinson der jüngere (El Robinson de los jóvenes), una historia moral de estructura dialogada, muy propia para la educación de los menores.

La adaptación de Campe es, a su vez, objeto de traducción al castellano por el fabulista Tomás de Iriarte, y aprobada dentro de la Península por el mismo tribunal de fe que, en 1756, censura “por fundamentales razones” la edición original inglesa.

El conocido asunto se introduce en Cuba, cuando la imprenta La Fortuna entrega a la infancia criolla el cuaderno diseñado por José María de la Torre, quien enfatiza en el prólogo que entre su libro y el de Campe sólo existe una analogía y no se trata de una imitación, pues “a lo que parece el ingenioso Campe (…) se propuso hacer ver los recursos que la necesidad obliga a crear al hombre, al paso que mi propósito es que resplandezcan las ventajas de la instrucción sobre la ignorancia.”21 De inmediato, el autor enumera los principales fines de su volumen:

Proporcionar un libro más de lectura, útil y agradable, con aplicación al país.

Inculcar los más sanos principios de religión, moral y sociabilidad, por medio de un ejemplo práctico, de textos de libros sagrados o de pensamientos de autores clásicos, puestos por epígrafes a cada capítulo o intercalados en el cuerpo de la obra.

Inclinar a los niños al estudio de las ciencias y de las artes, mostrándoselas al efecto por el lado más agradable, cual es el de sus aplicaciones, y despojándolas de todo aparato, (…) y nunca a manera de una pedagógica lección didáctica.22

Por otro lado, la estructura de la obrita de José María de la Torre es sugerente y su escritor la modifica externamente en las ediciones de 1864, 1873, y 1884.

En el libro de Joachim Heinrich Campe se presenta a una familia que vive en una casa de campo cerca de Hamburgo. Allí el padre dialoga con sus hijos cada tarde y les va mostrando la historia del conocido náufrago, junto a dosificadas reflexiones éticas y conocimientos generales.

La analogía es evidente: en El Robinson cubano la acción se desarrolla en una quinta señorial del Cerro, durante el siglo XIX, en un ambiente criollo. Al atardecer, los niños y el resto de sus familiares escuchan los cuentos del padre sobre las hazañas de Robinson, además de explicaciones científicas y literarias, consejos morales y principios religiosos. Se hace notable cómo en el cuaderno abundan detalles de La Habana y otros lugares del país, información sobre la vida de los pequeños, las relaciones con sus progenitores y la utilización del tiempo libre.

La edición de 1863 consta de veinticinco capítulos o tardes. En 1873, aparecen sólo veintitrés, pues se han suprimido, por la censura metropolitana, aquellos dedicados a los “cimarrones”, y se incluye un tema para dictado en el apéndice. Todo el contenido está acompañado por ilustraciones de carruajes de la época, lugares e industrias.

El carácter de El Robinson cubano no va más allá del estilo moralizante y pedagógico del momento en que surge. No obstante, a pesar de su similitud con la obra de Campe, su peculiaridad estriba en la atención prestada por José María de la Torre al entorno sociocultural de la Cuba decimonónica, su aplicación a las condiciones reales y ambientales del país, de acuerdo con los postulados de la burguesía criolla.

CIRILO VILLAVERDE Y “EL LIBRITO DE LOS CUENTOS Y LAS CONVERSACIONES”

Bajo idéntico signo ideoestético se presenta El librito de los cuentos y las conversaciones (1847), de Cirilo Villaverde, obra que alcanza dos ediciones ese mismo año y otra una década después.

Esta colección culmina un período de plenitud creadora del autor de Cecilia Valdés, que se viene desarrollando desde 1837, fecha en que se desempeña como maestro en el colegio Buenavista, hasta trasladarse a Matanzas, para trabajar en La Empresa, de 1839 a 1842. Cuando escribe El librito de los cuentos labora como profesor en el Real Cubano, de la capital.

La trayectoria que sucintamente se ha descrito revela algunos elementos de interés. Desde el punto de vista de la literatura infantil, Villaverde no sólo está al tanto de las ideas pedagógicas más avanzadas de la época, sino que su condición de maestro activo lo capacita para determinar las características particulares de su discurso, tomando en cuenta un tipo de lector específico. En el mismo título de la obra se precisa que está dirigida a niños de siete a diez años, en plena edad imaginativa. Este cuaderno puede haberlo leído, seguramente, José Martí cuando comienza a asistir al colegio San Anacleto, a juzgar por el ciclo vital y el nivel a que se destina El librito de los cuentos y las conversaciones, editado por tercera vez en 1857.

Por otra parte, el tiempo que pasa Villaverde en contacto con el grupo de Domingo del Monte le permite actualizarse dentro de las coordenadas culturales del período: el desarrollo de una narrativa social, de raigambre costumbrista en la asunción de tipos, asuntos y ambientes cubanos, pero que adopta una tonalidad romántica afín con las corrientes europeas.

El conjunto de lecturas que brinda Villaverde se distingue por su marcado acento nacional, tanto en la presencia de elementos de la flora, la fauna y el paisaje cubanos, como en el vocabulario, los hábitos y modos de vida infantiles. El autor sólo se detiene en lo foráneo para ampliar los conocimientos del pequeño, con vistas a enriquecer su información, como en el caso de “El cisne”.

El librito de los cuentos y las conversaciones se inicia con cinco estampas, notables por su brevedad y sencillez argumental, que tienen la función de facilitar la aplicación consecuente del método explicativo en los primeros momentos del aprendizaje de la lectura. Una de las viñetas más sobresalientes es ésta:

I

La niña melindrosa

Dedicado a Celina.

Mariquita da que reír a todas sus amigas. Un ratoncito que corra por junto a ella, le hace temblar de horror: una abeja que se pose en su vestido, la pone en un grito. Si una mosca vuela a su cabeza, o zumba en sus oídos, llama a toda la casa en su socorro como si le acometiera un perro.23

Conjuntamente con un marcado propósito reproductor de la realidad inmediata, los textos cubren otra zona de interés propia de ese tipo de literatura: la enseñanza de buenas costumbres y principios morales, dentro de los presupuestos cristianos dominantes. Además de las estampas, el volumen está integrado por otros materiales didácticos elaborados a manera de “conversaciones” (preguntas del niño y respuestas del adulto, según la norma al uso), entre las que Villaverde intercala poemas de asuntos cubanos, religiosos o moralizadores, tales como “La fuga de la tórtola”, de José Jacinto Milanés; “La corrida de patos”, de Ramón de Palma; “El sunsún” (sic), de José Silverio Jorrín; “Maternidad”, de Miguel Teurbe Tolón, entre otros.

Dentro de la incipiente narrativa infantil del período, los relatos del autor de La peineta calada se destacan por su capacidad comunicativa con el destinatario escogido previamente. En general, sus “cuentos” están protagonizados por niños de ambos sexos que muestran virtudes y defectos, a través de una anécdota sencilla y breve, expuesta con cierta ternura y aliento poético, aunque resultan maniqueos por su finalidad didáctico-moralizante; y algunos portan una visión paternalista de la niñez. Pero donde el escritor hace gala de sus mejores cualidades como narrador de la serie es en las “conversaciones”, viñetas que tienen el objetivo de transmitir conocimientos acerca de los más variados temas del mundo físico: el sol, la luna, los truenos y relámpagos, el campo, la pesca, los mamíferos, los reptiles, las aves, y entre ellas, las trepadoras y las de rapiña. Este afán naturalista de Villaverde se ve atenuado a veces por sus convicciones religiosas, aunque eso no hace mermar el contenido atractivo de cada uno de los textos.

El lenguaje empleado en esta sección del libro es digno de resaltar por los recursos poéticos cercanos al universo infantil: la luna “la vemos semejante a media torta de casabe”,24 y las “hutías” son “como ratas grandes”. Las oraciones resultan cortas, conformadas con una sintaxis sencilla y un vocabulario de acuerdo con el léxico de los niveles a que se destina el cuaderno. Los diálogos son ágiles y amenos, aunque no faltan las preguntas (propias de esta edad de los porqués), que funcionan como mera incitación de la respuesta adulta.

Hay ocasiones, incluso, en que las interrogaciones devienen apoyatura para crear un ritmo característico de la poesía. Por ejemplo, cuando un niño pide un “racimo de arroz” —según como se ve, y se ve explica de acuerdo con su edad—, la persona mayor agrega que este cereal se da en espigas, que racimos echan la palma real, el coco y el plátano; ello despierta la curiosidad del pequeño, quien a partir de entonces empieza a preguntar:

¿I el maíz?

El maíz echa mazorca.

¿I el garbanzo?

El garbanzo echa vaina.

¿I el boniato?4

El boniato echa raíz.

¿I el caimito?

El caimito echa fruta.

¿I el clavel?

El clavel echa flor.26

Como es evidente, el propósito instructivo recae en el conocimiento de la naturaleza familiar al lector, dentro de un texto que rebosa cubanía. Resalta en el pasaje citado anteriormente, el uso de cierto humor, al igual que en el cuento XVIII, “El charlatán”, donde puede leerse:

I

Estupendo i maravilloso espectáculo

Los perros sabios

Última noche en que estos asombrosos animales se presentarán a hacer prueba de su rara habilidad ante el respetable público de la Habana. Los perros sabios sacarán las cuentas que les pidan i harán otras gracias i suertes que dejarán asombrados á cuantos tengan la dicha de verlos.

Entrada general una peseta

los niños un real.27

La variedad con que se presenta el mundo vegetal, también se encuentra en la descripción de los animales, en particular de las aves. Allí, significativamente, el tocororo recibe una especial atención:

Pero las más lindas de nuestras aves trepadoras son sin disputa los tocororos. ¿No han visto ustedes nunca un tocororo? No es grande, tiene la cabeza azul, los ojos colorados, lo mismo que el cuello i el vientre, el pecho blanco, i el lomo i las alas por arriba verde tornasolado, i la cola i lo demás del cuerpo pintado de los mismos i otros variados colores, todos muy brillantes i bellos. Sin embargo, las costumbres, el canto i el aspecto de este hermoso pájaro tienen un aire tan melancólico que da tristeza oirle i verle en el campo. Los indios le llamaban Guatiní i decían que lloraba por la mañana para que viniera el sol, i por la tarde porque se iba. Efectivamente, el tocororo diciendo: tocororó, tocororó se pasa las horas i los días enteros posado en las ramas más ocultas de los árboles, o en los bejucos, con el cuello recogido, y las plumas erizadas (…)28

A la cubanía del lenguaje se une, en ese fragmento, la alusión a la leyenda aborigen, manera de ratificar una identidad nacional que, de ningún modo, significa evasión del presente, como suele ocurrir en la poesía nativista de los contemporáneos de Villaverde.

Esta asunción de la realidad de su tiempo se verifica al final de una de las “conversaciones” que transcurren durante un paseo por el campo, cuando uno de los personajes infantiles creados por Cirilo Villaverde pregunta: “¿Qué hacen tantos negros con su machete i su garabato? Van á cortar todas las matas de arroz?”29

El narrador adulto explica entonces:

—Escardan las yerbas que crecen dentro del arrozal i perjudican á la buena sazón de las espigas. Con el machete corto, que dicen de calabozo, rozan las yerbas, con el garabato de madera las arrastran i amontonan para quemarlas después. A la operación de rozar las yerbas, dicen en el campo chapear, palabra que no se sabe de qué lengua es originaria.30

Luego de la “intervención” didáctica del adulto, Villaverde aprovecha el punto de vista ingenuo del niño y pone en boca de su pequeño personaje el siguiente parlamento: “Los pobres negros sudan a mares: sin duda por el calor se han quitado la camisa”. La posible censura de la Junta de Inspección de Estudios no puede obviarse.

Sin embargo, la iniquidad de la esclavitud no es soslayada por el autor de Cecilia Valdés, aun cuando lo haga como en sordina. Desde antes, en la estampa VII, “El niño inconsiderado”, muestra al pequeño esclavo llamado Pablo, quien actúa, a pesar de tener la razón, en contra de su voluntad, por temor a que su “amito” blanco lo castigue. Seguramente, estos son los pasajes que más resonancia dejan en ese hombre de La Edad de Oro, que por esos días en que lee El librito de los cuentos y las conversaciones entra en contacto directo con las arbitrariedades coloniales y el trato inhumano que reciben los negros esclavos del Partido de Hanábana, adonde se ha ido a vivir José Martí con su padre, por espacio de nueve meses. Razón por la cual posteriormente es capaz de reaccionar contra todo principio de explotación, sumisión y de ocultamiento de la verdad.

La estructura de las “conversaciones” del cuaderno de Villaverde permite la concatenación de las distintas viñetas, a partir de motivos finales de una, que introducen el asunto de la otra. De este modo, el discurso conserva una coherencia interna y unidad composicional, que colabora en favor del carácter estético de la narración, a diferencia de las habituales preguntas y respuestas del catecismo, su modelo inicial. Villaverde provoca una desautomatización del método didáctico empleado tradicionalmente y, por esa vía, llega a concebir un largo relato, fraccionado en capítulos, en que el diálogo convencional o el coloquio cobran una dimensión más literaria.

“La bijirita”, estampa XXIII del librito, constituye un valioso ejemplo de lo anterior: la acción se ofrece a través de los diálogos, la voz del adulto funciona como un narrador, y el niño se convierte en personaje activo de la anécdota. En esa especie de “cuento” breve la madre está caracterizada con cierta ironía, a partir de su actitud imperativa hacia las dos hijas:

—Rosa, sacude tus zapatos en el quicio de la puerta, no sea que ensucies la sala con el lodo que se ha pegado a las suelas.

Entra ahora. Si sientes frío en los pies, lávalos con aguardiente, i enjúgatelos con un paño seco. La humedad es dañosa. Ana, cierra los postigos, que entra por ahí un vientecillo algo frío.32

Con pocos recursos, sin grandilocuencia verbal, esta escena cotidiana tiene un giro debido a la aparición de una bijirita que revolotea buscando una salida al exterior. La madre y las niñas le dan de comer, y una de ellas intenta atraparla, pero el adulto interviene para transmitir la enseñanza:

—No, hija, no. A los pájaros no les gusta que los encierren. Lo que á ellos les gusta es volar en el aire, picar las fruticas, coger insectos en el campo, saltar por las yerbas i cantar meciéndose en la copa de los árboles.33

Un lector actual tal vez no repare en las connotaciones de este relato dialogado, y sólo perciba su sentido recto; sin embargo, es presumible que, en la represiva década del cuarenta y en las siguientes del siglo pasado, la bijirita34 constituya un símbolo indirecto de las ansias de libertad del cubano, como lo es la tórtola para Milanés, poema que precede a la viñeta de Villaverde, ambos incluidos en El librito de los cuentos y las conversaciones. Todo ello refuerza la intención marcadamente política del autor de ese texto educativo.

La labor del novelista pinareño en favor de la infancia y la juventud criollas no concluye con la tercera edición de este volumen en 1857. En ese mismo año aparecen sus dos traducciones para niños de la Isla: Autobiografía de David Copperfield, de Charles Dickens, así como El tamborcito o amor filial, cuaderno de lectura escrito originalmente en alemán, y que Villaverde vierte del inglés al español.

Desde el punto de vista de la evolución de la serie literaria infantil, los textos que presenta El librito… resultan el embrión más terminado de la narrativa que se va a desarrollar a fines del siglo XIX, con los cuentos de La Edad de Oro (1889), de José Martí, y en Lecturas de Pacuas (1899), de Esteban Borrero Echevarría.

Al valorar la producción literaria de los escritores de la serie, debe considerarse que la literatura instrumental del período se nutre tanto de las creaciones cuyo destinatario manifiesto es el niño o el adolescente (materiales incluidos o no en los libros de lectura), como de aquellos que, aun cuando no son concebidos con ese fin, reciben la apropiación de maestros y alumnos. Tal es el caso de “La fuga de la tórtola”, de José Jacinto Milanés, insertada en El librito de los cuentos y las conversaciones, de Cirilo Villaverde.

Aunque esa pieza no ha sido escrita para este tipo de receptor, el delicado y peculiar lirismo, la referencia concreta a un contexto cercano, el uso de una anécdota cotidiana, el tono íntimo y, sobre todo, la cubanización externa del habla poética, que llega a apelar incluso a ciertos giros coloquiales, vienen a satisfacer necesidades existentes en este período de transición hacia una literatura nacional.

Tradicionalmente, la crítica ha considerado que detrás de «La fuga de la tórtola» se encierran las ansias de libertad, en una alusión velada a la situación en la Isla, o la melancolía por el amor perdido. Sin embargo, el interlocutor infantil pone énfasis en el sentido recto, en el asunto asequible a su propio mundo y su relación con la naturaleza; no hay lugar para la polisemia, sino para la anagnórisis de sentimientos y experiencias particulares. En ello colaboran el lenguaje ingenuo y el natural lirismo, apoyados en la musicalidad de los dos quintetos decasílabos y el estribillo final que compone cada estrofa:

Tórtola mía! sin estar presa

Hecha a mi cama y hecha a mi mesa,

A un beso ahora y otro después,

Por qué te has ido? ¿Qué fuga es esa,

Cimarronzuela de rojos pies?

Ver hojas verdes sólo te incita?

El fresco arroyo tu pico invita?

Te llama el aire que susurró?—

¡Ay de mi tórtola, mi tortolita,

Que al monte ha ido i allá quedó!35

Desde el comienzo, con un apóstrofe, se crea el clima de intimidad que va a definir el discurso general de esta canción-letrilla compuesta en tres unidades y cuyo soporte es una figura patética (la interrogación), con la cual se provoca un movimiento interno en la lectura y se afirma el carácter coloquial de un tono poético que rezuma ternura y cierto desamparo.

Unido a lo anterior, el lenguaje utilizado por el poeta no construye una barrera entre la composición y la sensibilidad del lector infantil. La simplicidad de los enunciados, la utilización de epítetos (“hojas verdes”, “fresco arroyo”…), los delicados diminutivos, además del uso de cubanismos (“cimarronzuela”, “tórtola”, “jubo”, “manigual”…) desarrollan un código expresivo cercano al que posee este tipo de receptor. Incluso, las metáforas más audaces como “cimarronzuela de rojos pies” no impiden la comunicación inmediata, por su obvio referente dentro del poema.

Desde el punto de vista del desarrollo de la serie literaria infantil, José Jacinto Milanés pone en circulación un asunto ya tratado por autores como Félix Fernández de Veranes y Manuel de Zequeira,36 pero que, a partir de “La fuga de la tórtola”, va a ser retomado una y otra vez por poetas como Eusebio Guiteras, José María de Cárdenas, Luisa Pérez de Zambrana y José Martí. Por otro lado, a los elementos apuntados se suma el desplazamiento semántico de algunos términos que tienen un sentido peyorativo en la época (cimarronzuela), para adquirir un nuevo valor, reforzado aquí por el diminutivo. Ese recurso lo actualiza luego Martí, en textos de Ismaelillo y de La Edad de Oro, con lo cual hace honor a sus lecturas de infancia y a una tradición lírica nacional.

LAS FABULAS MORALES DE FRANCISCO JAVIER BALMASEDA

En la literatura infantil del siglo XIX, resulta imposible obviar Fábulas morales, de Francisco Javier Balmaseda, libro cuya edición príncipe data de 1858, y que contiene treinta y seis piezas del género, acompañadas por ocho grabados, en donde se reproducen, sutil y humorísticamente, escenarios, situaciones y personajes de la obra.

Integra Balmaseda, junto a Rafael Otero y otros creadores, el grupo encargado de estabilizar y criollizar la fábula como genérica cubanísima. En efecto, estos poetas recrean los viejos asuntos legados por la tradición, y enriquecen su producción literaria con nuevos motivos, a los que les imprimen una gracia, naturalidad, armonía y estilo personales.

Entre 1858 y 1893, el autor de Fábulas morales consigue dieciséis ediciones distintas de ese libro durante el siglo XIX, escrito para ser leído en las escuelas y aprobado como “texto forzoso” por la Capitanía General de la Isla, el 23 de junio de 1863, a petición de una comisión examinadora que, en su informe de recomendación, sostiene:

Nada es tan difícil en la literatura como las fábulas, y la misma sencillez, la misma naturalidad y el mismo candor distintivo que exigen, es un obstáculo insuperable para llegar, no al bellísimo modelo que nos legó el genio de Lafontaine; pero ni aun el de sus felices imitadores nuestros célebres compatriotas Iriarte y Samaniego. He aquí por qué son tan dignos de aprecio los escritores que se dedican á este género de literatura que desdeñan algunos por insípido, sin tener en cuenta que en esa misma llaneza del estilo está la dificultad, porque se corre el riesgo de que alzando el tono se peque en hinchado, y que bajándolo toque en humilde y trivial, De ambos extremos ha huido el apreciable escritor D. Francisco Javier Balmaseda en su presente colección de Fábulas: la facilidad del estilo, el tinte local con que las ha vestido, y la concisión y la belleza del pensamiento moral que cada una encierra, las hacen acreedoras á una recomendación especial, y prescindiendo de los arranques y adornos líricos esparcidos en algunas de las Fábulas podrían entrar sin ningún inconveniente á ocupar un lugar muy distinguido entre las mejores que sirven de texto en los colegios; por todo lo cual, la Sección primera las cree de suma utilidad y dignas por todos títulos de recomendarse su lectura y circulación en los institutos de enseñanza, para provechoso entretenimiento de la juventud. Y de conformidad con el informe que antecede, lo traslado a V. S. a fin de que por esa Comisión se recomiende la obra como útil auxiliar de la instrucción primaria.37

Los elementos de la flora y la fauna insulares, en esta etapa convulsa, caracterizada por la más férrea censura colonial, son una afirmación del sentimiento patriótico y constituyen un factor de identidad cultural. Si a ello se une el manifiesto sentido de cubana que anima Balmaseda a concebir sus poesías didácticas, su acendrado nacionalismo, puede agregarse entonces que Fábulas morales representa un índice de progreso en la ruptura de la norma española vigente, sobre todo, por el tratamiento de los temas y la criollización de fórmulas estróficas extraídas de la tradición hispánica.

En el prólogo a su edición de 1863, el escritor explicita sus objetivos estéticos y didácticos:

Las fábulas morales parecen inventadas de profeso para instruir á los niños: el atractivo de la rima, ó la armonía del verso; la novedad que siempre les ofrece ver hablando y raciocinando los animales, lo ligero del plan, y hasta lo jovial y sencillo del estilo; todo contribuye á despertar su curiosidad, á fijar su atención y á incitarlos á aprender agradablemente y sin advertirlo, verdades muy importantes. No hay un niño que nos las recite en la escuela, ó en el hogar doméstico, lo cual demuestra su natural inclinación a este género de producciones.38

Al referirse al gran servicio que las fábulas prestan a la enseñanza en general, concluye el autor remediano:

La semilla que penetra en lo hondo del surco siempre produce abundante fruto; así una buena máxima, ó una prudente advertencia, aprendida en la infancia, nos sirve de guía, jamás la olvidamos, y muchas veces nos da la voz de alarma en medio del peligro.39

Por su parte, aunque Francisco Javier Balmaseda no aspira a presentar sus composiciones como modelos del género fabulístico, el poeta las publica porque, según él, ante el vacío existente, “los hombres tenemos el deber de servir a la sociedad en lo que podamos: no basta no hacer el mal, es preciso esforzarse por hacer el bien, aun cuando nuestros esfuerzos sean infructuosos”,40 uno de los preceptos nacionalistas y humanistas que luego va a primar en la redacción de artículos biográficos como “Tres héroes”, de La Edad de Oro.

El escritor cubano defiende criterios que mucho le deben al magisterio de José de la Luz y Caballero, en torno a la naturaleza de la enseñanza y el método más efectivo para el aprendizaje de la lectura, a partir y con la ayuda de las fábulas:

Observarémos que hay algunos que creen cumplir su deber enseñando lectura, escritura, aritmética y algún otro ramo accesorio. Su verdadera misión, la santidad del magisterio, esa especie de sacerdocio que mientras mas ilustrada y feliz es una sociedad mas lo eleva sobre el nivel comun, consiste en formar corazones, en cultivar las nacientes inteligencias procurando presentarles la verdad de las cosas, lo feo del vicio, lo hermoso de la virtud. ¡Cuán á propósito es para esto el sistema explicativo que abre las puertas para tratar fácilmente todas las materias posibles! Un educador hábil siempre lo estimará como indispensable para llevar á cabo su obra, que sin él será tardía é incompleta.41

Aun cuando se hace notorio el empeño descolonizador manifiesto en las palabras de Balmaseda, tan cercano al pensamiento posterior de ese niño de La Edad de Oro, Fábulas morales es declarado texto forzoso en los centros docentes insulares desde 1863. Sin embargo, son escasos los elementos de carácter religioso que se dan cita en el volumen, lo cual significa de por si un resquebrajamiento del sistema de valores de la época, de la norma al uso en la serie, sin contar con la transgresión, desde el punto de vista temático y composicional, de algunos procedimientos canónicos del género en la segunda mitad del siglo XIX.

A ello se puede agregar el indudable sentido de americanía que anima al autor, cuyo rasgo esencial es su acendrada cubanía, su nacionalismo evidente:

Debo advertir que en varias fábulas he puesto en juego diferentes animales y plantas que solo son conocidos en Cuba, lo que les da colorido local. He tenido presente que escribía para la juventud cubana y que la verdad carece de carta de domicilio, es una y pertenece á todo el mundo y á todos los hombres, donde quiera y como quiera que se insinue. Si he incurrido en un defecto, confieso que seré incorregible.42

Para ratificar los propósitos y logros estéticos de Francisco Javier Balmaseda con sus fábulas qué mejor ejemplo que las redondillas de “El cedro y el jagüey”:

Había un cedro gigante

De Cuba en el campo hermoso,

Que en el calor rigoroso

Daba sombra al caminante.

 

Lo respetó el rayo ardiente,

Los siglos lo respetaron,

Mil tempestades pasaron

Y nunca dobló la frente.43

La composición introduce un tema (la ingratitud), ya abordado por Rafael María de Mendive en “El mostachón y la pasionaria”,44 del año 1856, pero en el caso de Balmaseda, el poema establece una comunicación mucho más estrecha con el destinatario infantil, a través de un discurso en donde predominan los contrastes, elegancias del lenguaje tales como la anáfora, el polisíndenton, el pleonasmo, la paranomasia, y la aliteración. Estos dos últimos recursos sobresalen del conjunto, gracias a su hábil utilización en las terminaciones de algunos versos, los cuales provocan en el texto un efecto lúdicro, característico del retruécano o el trabalenguas, y un ritmo y musicalidad particulares:

Dióle al instante la mano,

Alzóse el Jagüey del cieno.

[…)

Y los días iban pasando

Los años iban viviendo,

Y el Jagüey siempre creciendo,

Y el cedro siempre menguando;

 

Y ya con negras congojas,

Desfallece y viene abajo,

Que no es más que un pobre gajo

Seco podrido y sin hojas.45

Otro tanto ocurre con “El majá y la jutía”, que centra su atención en dos animales cubanos, representantes, en la fábula, del mal (engaño) y el bien (inocencia), dentro de un discurso dramático, que se logra por el contrapunteo de los diálogos. Ese poema adquiere un doble papel, debido al tratamiento ideotemático del mismo y el alcance simbólico de sus personajes, los cuales van a ser retomados una y otra vez pr algunos fabulistas del siglo XIX y del XX, independientemente del sentido y los propósitos que primen en sus respectivos textos:

En una áspera montaña

De Cuba, mi patria hermosa,

Tierra la más deliciosa

Que el sol con sus rayos baña,

Creció una esbelta baría,

En cuya copa frondosa

Habitaba venturosa

Una inocente Jutía.

 

Vióla un enorme Majá,

Subió al árbol, y engañoso,

Le dijo muy cariñoso:

Mi señora, ¿cómo va?

Temblaba la pobrecita,

Y el culebrón con dulzura

Prosiguió mi vecinita,

¿Por qué esa negra pavura?46

Leyendo los poemas didácticos de Francisco Javier Balmaseda, enseguida cobran mayor valor sus palabras, cuando explica:

La fábula, además, tiene un no sé qué [por el cual he suspirado con poquísima fortuna] sacado de los instintos y de las costumbres de los animales, en virtud del cual parece cierto aquello mismo que sabemos que es pura invención poética, y estimamos como muy natural que hayan hecho y hablado los brutos lo que les atribuimos; esto equivale a la vis cómica del autor dramático. No basta referir en verso armonioso que un animal dijo, o ejecutó tal cosa, porque en semejante caso todos serían fabulistas: es necesario que la diga y la ejecute de cierta manera que le sea propia, con tal naturalidad y facilidad que nos figuremos estarle viendo y oyendo.47

El prólogo intercalado en la edición de 1863 es casi un decálogo de lo que debe ser este tipo de arte en Cuba, donde su autor aboga por el surgimiento de un verdadero movimiento fabulístico nacional, además de enunciar cuáles son —a su modo de ver— las claves y los requisitos del género para que perdure en la mente de sus lectores. Por ello, el escritor llega a analizar con creciente lucidez:

Es tan rica, tan espléndida la naturaleza en Cuba, que parece imposible mirarla con indiferencia bajo su cielo transparente y contemplando los magníficos paisajes de sus campos y la variedad de sus pájaros, árboles y flores. Ademas; si cada pais tiene sus costumbres, unas buenas y otras defectuosas; ¿cómo podrán los escritores empeñarse en la reforma de estas últimas alejando de la escena las cosas propias del mismo pais? La literatura en este caso no podrá ser la expresión del sentimiento comun del pueblo para el cual se escribe, ni tendrá aquella justa influencia que le corresponde en la direccion de las ideas.

[…)

Cuba no posee literatura especial; pero sí muchas cosas dignísimas de ser descritas; desdeñarlas los literatos cubanos es lo mismo que querer subir a la elevada cumbre bajando á lo más hondo de la llanura. ¿Qué provecho le traerá el niño la lectura de una fábula en que figuran animales que no conoce?48

Aunque separadas en el tiempo, y diversas por su proyección y alcance, existe cierta identidad de pensamiento entre las palabras anteriores de Francisco Javier Balmaseda y las apuntadas por José Martí en 1881, con respecto a la literatura del continente:

No hay letras, que son expresión, hasta que no hay esencia que expresar en ellas. Ni habrá literatura hispanoamericana, hasta que no haya Hispanoamérica (…) Lamentémonos ahora de que la gran obra nos falte, no porque nos falte ella, si no porque esa es señal de que nos falta aún el pueblo magno de que ha de ser reflejo (…)49

No en balde, el creador de las Fábulas morales afirma categóricamente, cuando tiene que valorar el significado y la trascendencia de su labor:

No podía serme indiferente la idea de influir de algún modo en el bien de la juventud: inmediatamente puse manos á la obra y la he terminado en pocos días. Segunda: que me perdoneis el colorido local, si lo estimais como un defecto: á este libro le vendría bien el título de “Fábulas cubanas”; mas yo, francamente, estoy muy distante de convenir en que este sea un defecto. Fuera e Cuba, se me dirá, carecen de interés muchas de mis producciones; pero, ¿debo aspirar á la gloria de que sean leidas en Europa? No por cierto, y si lo fuesen, por uno de esos caprichos de la fortuna que suelen decidir la suerte de un libro, el voto de los inteligentes estaria a mi favor, porque el colorido cubano, si yo tuviera estro y maestria, podia haber dado á mis cuadros cierta novedad, cierta originalidad y frescura que serian muy estimadas en el antiguo mundo por todos los conocedores de la indole peculiar del apólogo (…) He procurado con trabajo asiduo ofrecer a mi pais una obra digna de su ilustración (…)50

El alcance de la obra de este creador remediano dentro del panorama de la literatura para la infancia cubana es tal, que ella significa, sin dudas, un factor de transgresión de la norma, no sólo por su esencial cubana y universalidad, sino también por el carácter nada religioso de sus enseñanzas. Las concepciones estéticas e ideotemáticas del escritor de las Fábulas morales constituyen un elemento progresivo —y progresista— en la evolución del sistema de valores de la propia serie infantil nacional que, tres décadas después de haber leído las composiciones de Francisco Javier Balmaseda, transforma radicalmente ese niño de La Edad de Oro.

LOS LIBROS DE LECTURA DE EUSEBIO GUITERAS EN JOSE MARTI

En verdad, la obra de Eusebio Guiteras es la deja una huella sensible en la formación literaria y patriótica temprana de José Martí, si se valoran justamente sus testimonios de 1893, poco después de la muerte del maestro matancero:

En sus libros hemos aprendido los cubanos a leer: la misma página serena de ellos y su letra esparcida, era como una muestra de su alma ordenada y límpida; sus versos sencillos, de nuestros pájaros y de nuestras flores, y sus cuentos sanos, de la casa y la niñez criollas, fueron, para mucho hijo de Cuba, la primera literatura y fantasía. En Cuba tenía él perpetuamente el pensamiento, siempre triste; y había algo de amoroso en sus modales, un tanto altivos en la mansedumbre, cuando recordaba los tiempos prósperos del colegio La Empresa, donde él ayudó a criar tan buena juventud, o se evocaba a los Suzartes y Peolis y Mendives, que fueron tan amigos suyos…51

En la segunda mitad de la década del cincuenta, se editan en Filadelfia, Estados Unidos, los tres cuadernos iniciales que Eusebio Guiteras destina a los escolares de la Isla, como un largo texto graduado según las edades, niveles instructivos y demandas ideoestéticas de los niños cubanos, dividido a su vez en varios volúmenes: Libro primero de lectura (1856), Libro segundo… (1857), Libro tercero… (1858) y Libro cuarto… (1868). Desde entonces este autor es quien provee los principales materiales educativos, los que comienzan a conformar el gusto estético y las convicciones morales y políticas de la infancia criolla.

Siendo muy joven, Eusebio Guiteras empieza a dedicarse al magisterio en la primera enseñanza. En 1845 regresa a Cuba, luego de un viaje por Europa, que realiza junto a su hermano Antonio, con la finalidad de estudiar los más modernos planes educacionales y su posible introducción en los colegios privados de su país. Con esa experiencia, dirige La Empresa, de Matanzas, entre 1850 y 1852, fecha aproximada de la aparición de su Catecismo, para las clases de religión, y la Cartilla, destinada al aprendizaje de la lectura en la edad temprana, En este tiempo también aplica el método explicativo y el principio de la integralidad en la formación del niño, proclamados por Luz y Caballero. Un año después tiene que trasladarse a Filadelfia, por motivos de salud. Allí concibe el maestro matancero un conjunto de cuatro volúmenes que conforman un sistema escalonado de enseñanza, sobre la base de la complejidad y variedad de los materiales, los cuales exaltan, con amenidad y sencillez, acciones virtuosas, buenas cualidades, medidas de higiene, etcétera, con una prioritaria función didáctica, que no desatiende el balance artístico que debe primar en este tipo de literatura instrumental; y toma en cuenta, además, la edad y psicología infantiles, dentro de un moderado espíritu religioso. En 1858, cuando el escritor ya ha concluido en Filadelfia, la edición de sus tres primeros libros de lectura, regresa al país, para dedicarse durante diez años a la educación de las nuevas generaciones.

El Libro primero… se dedica a los pequeños que han pasado la Cartilla y se inician en la lectura corrida. Sus lecciones están graduadas según las dificultades que pueden presentar los escolares y ofrecen distintos asuntos relacionados con la naturaleza y la moral. Los relatos, brevísimos, hacen uso del método explicativo, con vistas a lograr un rápido aprendizaje, y sus protagonistas son niños, para poder propiciar la identificación directa con el lector, como en el texto de Cirilo Villaverde, su antecedente inmediato. De ese modo, Guiteras busca influir en los hábitos de trabajo y estudio de la infancia insular, así como en su conducta social y principios religiosos, de acuerdo con los presupuestos ideológicos de la clase dominante. Así, puede encontrarse una estrofa, a manera de ejemplo, en que la interpretación cristiana del mundo se brinda con gracia y sencillez lírica:

Yo vi sobre los gajos

Brotar la linda flor;

Y crecer los naranjos

Que mi mano sembró.

¿Quién es el que lo hace?

Di, madre mía.— Dios.52

En las lecciones de Guiteras se supera el método tradicional de las preguntas y respuestas, de las “conversaciones”, y se introduce un diálogo más fluido y libre entre el niño y el adulto; como éste:

Ten cuidado, no tropieces con ese pobre hombre. Es ciego. (…) No puede ver el cielo, tan hermoso, ni el campo verde, ni el río azul, ni la gente que pasa por la calle…

Pobre ciego, voy a darle mi real, y otro día compraré las avellanas.53

Ahora bien, donde se alcanza un nivel estético más alto es en la poesía, por el tono, la delicadeza y ternura de las metáforas, así como por la soltura en el manejo de las fórmulas estróficas tradicionales y la utilización de elementos de cubanía:

Mientras se duerme el niño,

Brisas suaves,

El murmullo traédle

De los palmares,

Cuando empiezan sus ojos

A adormitarse,

Tal parece que dicen:

Adiós, mi madre.

 

Miéntras se duerme el niño,

Flores del valle,

Vuestros lindos colores

Venid a darle.

Sus labios son tan rojos

Como corales;

Y parece que dicen:

Te quiero, madre.54

En esta seguidilla simple, cuya tonalidad recuerda la nana, se anima la naturaleza y se pone en función de los sentimientos maternos, de manera natural y tierna, según corresponde a un primer nivel de lectura.

Este tomito inicial llega a cuatro ediciones durante los años sesenta, distribuidas como sigue: 1857, 1860, 1861 y 1862, respectivamente:

El Libro segundo amplifica las temáticas tratadas en el anterior, referentes a la moral cristiana, la caridad, la generosidad, el trabajo y la honestidad, así como introduce temas bíblicos y asuntos literarios de la época: las aventuras de El nuevo Robinson, de Campe, en versión de Tomás de Iriarte; el motivo del niño y la mariposa, etcétera.

Por otro lado, los textos tienen como uno de sus objetivos fundamentales despertar el interés por el campo cubano, con su flora y su fauna, y el desarrollo de la incipiente industria insular; sin embargo, la visión que se brinda es idílica, a pesar del marcado acento criollo, que es capaz de exaltar los valores y características físicas del país. Ello puede verificarse en un fragmento del romance “A Cuba”, de profundas resonancias neoclásicas:

………………………………..

Para ti, Cuba preciosa,

Los astros más claros brillan,

Y para ti de las flores

La aroma es más exquisita.

Para ti crecen los cedros,

Y crece la palma erguida.

El plátano sus racimos

Te ofrece con mano amiga,

Y sus mazorcas de oro

El rico maíz te brinda.

Para ti los azahares

Su fragancia al aire envían.

Y en naranjas se convierten

Al caer la flor marchita;

Y para ti coronada

Airosa crece la piña,

Que anidada entre las hojas

Parece reina en su silla…55

……………………………………..

Esa misma perspectiva es la que asume Eusebio Guiteras para ponderar los adelantos de la civilización. No obstante, se observa un punto de vista colonizado hacia el pasado prehispánico:

  1. En tiempo de los indios no se veían esos caminos, por los cuales puede uno pasar de un punto á otro con facilidad, ni esas grandes fincas donde se cultiva lo que produce el fértil suelo de Cuba. En lugar de las miserables canoas de los siboneyes, se ven en los puertos grandes barcos, que ponen a la Isla de Cuba en comunicación con todas los partes del mundo.
  2. En lugar de las criaturas desnudas que pasaban el día en un estado muy semejante al de los brutos, vemos á los niños asistiendo a la escuela, y aprendiendo en ella la religión verdadera.
  3. Ahora la Isla de Cuba está civilizada, porque la civilización es lo contrario del estado salvaje.56

Con posterioridad, la generación educada en los libros de Eusebio Guiteras va a examinar el mundo prehispánico con otros presupuestos socioculturales y políticos, y una definida conciencia descolonizadora. La crónica “Ruinas indias”, de La Edad de Oro, y el ensayo programático “Nuestra América” (1891), ambos de José Martí, constituyen los mejores ejemplos de esta superación ideológica generacional.

La literatura de Guiteras alcanza sus momentos más descollantes, desde un ángulo artístico, cuando recrea temáticas cotidianas, muy cercanas al universo del niño, las cuales permiten al autor intensificar un discurso lírico, caracterizado por su tono íntimo y acendrada cubanía. De ahí que, en el Libro segundo de lectura, el escritor retome un asunto promovido por José Jacinto Milanés, y lo adapte a las normas de recepción infantiles, para crear “El tomeguín”, pieza que se distingue del conjunto por su musicalidad, ritmo y sencillez argumental y expresiva, aunque no llega a lograr el nivel de sugerencia, ni las excelencias del lenguaje de «La fuga de la tórtola»:

¿Dónde te has ido,

Mi tomeguín?

La puerta abierta

Y roto el güin.

Está la jaula

Triste sin ti.

¿No te gustaba

Verme venir

A todas horas;

Mi tomeguín?

¿Contigo buena

Siempre no fui?

¿Y no me dabas

Besitos mil,

Cantando alegre

De verme á mí?

¡Qué ingrato eres,

Mi tomeguín!

¿Allá en el monte

Serás feliz,

Comiendo un sucio

Gusano vil?

¿Y si te encuentra

El majá ruin?

Vuelve a tu jaula,

Mi tomeguín.57

El segundo texto de la serie preparada por Eusebio Guiteras alcanza dos reediciones en los años 1859 y 1862, mientras que el Libro tercero de lectura estrena su cuarta tirada en 1862. En este último volumen, su creador comenta con los educadores y alumnos:

Las clases, ya algo adelantadas, en que entran los alumnos despues de haber pasado el Libro segundo de lectura, permiten al autor de la série, en este tercero, estenderse en las materias, y dar mas variedad al estilo: cosas ambas de mucha consideración para conseguir que el alumno conserve vivo el interés, y no caiga en la falta de leer siempre en el mismo tono.» 58

En dicho cuaderno, el maestro matancero suelta aquí y allá sus semillas de patriotismo, y sus postulados acerca de la fuerza de “el saber” obtienen una rápida recepción entre pequeños como ese niño de La Edad de Oro:

  1. El saber es como un arma: el que la emplea para quitarle á otro la vida, es un asesino; pero el que la conserva prudentemente, y solo la saca para proteger al débil o en defensa de la patria, es un héroe.59

Resonancia especial adquieren las palabras arriba citadas en el cierre de “Tres héroes”, incluido en el primer número de La Edad de Oro, de José Martí, lector de los libros de Guiteras:

Esos son héroes; los que pelean para hacer á los pueblos libres, ó los que padecen en pobreza y desgracia por defender una gran verdad. Los que pelean por la ambición, por hacer esclavos a otros pueblos, por tener más mando, por quitarle a otro pueblo sus tierras, no son héroes, sino criminales.60

Véase la oposición “héroe”/“asesino”, enunciada por Guiteras, y la de “héroe”/“criminal”, a la cual alude José Martí, y han de encontrarse puntos de contacto evidentes; lo mismo que la frase “el saber es como un arma”, del primer autor mencionado, y “la fuerza está en saber mucho”,61 perteneciente al segundo, en donde hay visibles analogías.

Los libros de Eusebio Guiteras representan un nuevo estadio en la concepción de este tipo de lecciones para la enseñanza de la infancia y la juventud insulares. Ellos satisfacen una demanda de la escuela cubana, hasta tal punto que, a pesar de ser prohibida su circulación en los colegios públicos y privados del país, llegan a leerse clandestinamente, y proporcionan la lectura placentera del niño, al margen de los imperativos docentes del sistema educacional colonial y de los textos oficiales que introduce la metrópoli,62 para sustituir los del maestro matancero, aspecto comentado por Miguel Garmendía, en la revista El Estudiante, del 1 de marzo de 1906:

Nunca olvidaré (…) la dolorosa impresión que hube de experimentar un día, allá por el año 1871, en que, no sé si por orden del Gobierno o por diligencia oficiosa, nos fueron recogidos en el colegio los libros de Guiteras y se nos dieron en cambio las “Lecciones instructivas” de Iriarte. Lloré desconsolado mi libro tercero, como se llora a un amigo de quien se nos obliga a separarnos para quizá no volver a verlo. A mi corazón de nueve años, ningún maestro había hablado con tanta dulzura, con tanta bondad, en lenguaje tan inteligible y tan tierno. Lloré, pues, a lágrima viva, aquel injusto y odioso despojo y aborrecí durante largos días, devolviendo injusticia por injusticia, la prosa tal vez más castiza y más elegante, pero ¡ay! para mí helada y inexpresiva del afamado literato canario, cuyas lecciones descoloridas me hablaban con despego como si su autor no tuviera nada que ver conmigo. Echaba seguramente de menos a Guiteras, de quien me había forjado la ilusión de que había escrito aquellas páginas sólo para mí y para mis compañeros de estudio. He aquí el arte exquisito, inimitable, del pedagogo matancero. En sus libros es más que autor: maestro, amigo, padre de la inteligencia y del corazón de sus tiernos lectores.61

Se han visto hasta aquí los textos didácticos que integran el conjunto de lecturas posibles del pequeño José Martí dentro del plan de estudios correspondiente a la enseñanza elemental, que tiene lugar, sobre todo, en el colegio San Anacleto, porque “ese adolescente de La Edad de Oro” continúa sus clases, desde marzo de 1865, en la Escuela de Instrucción Primaria Superior Municipal de Varones de La Habana, para la cual es designado, en 1864, el maestro y poeta Rafael María de Mendive.

Este fragmento pertenece al libro ESE NIÑO DE “LA EDAD DE ORO”, escrito entre 1984 y 1989, respectivamente, por José Antonio Gutiérrez Caballero, y que fuera ganador del Premio Especial Ensayo del Centenario de La Edad de Oro 1989, del Ministerio de Cultura de Cuba, además de ser seleccionado, como el Premio La Rosa Blanca 1999, como texto integral de la Sección de Literatura Infantil de la UNEAC y el Comité Internacional de la IBBY, en Cuba.

Notas al pie de página

2Juan Losada: Martí: joven revolucionario, p. 17, Comisión de Estudios Históricos de la UJC, Instituto Cubano del Libro, La Habana, 1969.

3Por las condiciones propias del colegio San Anacleto, con un director como Rafael Sixto Casado, escritor él mismo de textos didácticos de diferentes materias y preocupado por la educación integral de sus discípulos, es que surge la hipótesis del contacto temprano de José Martí con la literatura instrumental nacional y con otros libros infantiles cubanos y foráneos, si se tiene en cuenta además que este es uno de los primeros centros docentes en poseer una biblioteca escogida con más de 859 títulos, según relaciona Mariano Dumás Chacel, en su anuario de pedagogía y estadística de la enseñanza Guía del profesorado cubano para 1868, p. 97, Impr. El Ferrocarril, Matanzas, 1868.

4En su libro Martí en España, Emilio Roig enumera, con pruebas documentales, las faltas que constan en los expedientes de don Mariano Martí y Navarro dentro del ejercicio de sus ocupaciones como celador y capitán juez pedáneo, respectivamente, por las cuales es separado de su cargo el 16 de octubre de 1860, y el 24 de ese mes, el Gobierno Superior de la Isla aprueba su cesantía. V. Emilio Roig de Leuchsenring; Martí en España, pp. 14-16, Cultural, S. A., La Habana, 1938.

5 Emilio Roig: ob cit., p. 9.

6Álbum de los niños. Publicación semanal, editada y dirigida por Manuel Zapatero, t. I, pp. 3.4, entrega 1a., La Habana, 1858.

7Álbum…, t. 3, p. 100, entrega 8a., 1859.

8Ibíd., t. 5, pp. 401-402, entrega 26a.

9Ibíd., t. 5, p. 1, sábado 7 de julio de 1860.

10Ibíd., t. 2, p. 330, entrega 23a., 1859.

11V. Santiago García Spring: La enseñanza popular en Cuba desde el descubrimiento hasta nuestros días, p. 26, Impr. y Papelería La Universal, La Habana, 1926.

12Santiago García Spring: ob. cit., p. 27.

13Emilio Roig de Leuchsenring: ob. cit., p. 27.

14Juan Losada: ob cit., p. 19.

15Ibíd., pp. 19-20.

16En el informe sobre el estado actual de la enseñaza primaria en la Isla de Cuba en 1836, su costo y mejoras de que es susceptible”, leído por Domingo del Monte en la junta ordinaria de la sección de Educación, con fecha 31 de marzo de 1837, el autor exhorta a las juntas, con vistas a que ellas ofrezcan los medios necesarios para la edición de “cuadernitos” de mayor extensión que los periódicos de instrucción propuestos, pero de la misma sistematicidad de éstos (semanales, mensuales o por entregas), “escritos con lisura, amena variedad y estudiada ligereza, que contengan nociones exactas y entretenidas de ciencias naturales, de artes y oficios, de moral, de historia, de economía doméstica, de religión y literatura”, tal y como lo concibe Juan Bautista Sagarra y Blez en su “Librería de los Niños Cubanos”. V. Domingo del Monte: Escritos…, 2 t., t. 2, p. 47, Cultural, S. A., La Habana, 1929.

17Emma Pérez Téllez: Historia de la pedagogía en Cuba; desde los orígenes hasta la Guerra de Independencia, p 221, Cultural S. A., La Habana, 1945.

18Los diez libros aprobados como textos para las escuelas de la Isla son los siguientes: El silabario de los niños (No. 1 de la “Librería de los Niños Cubanos”); Miscelánea infantil (No. 2 de la “Librería de los Niños Cubanos”); El pasatiempo (No. 4 de la “Librería de los Niños Cubanos”); El padre y sus hijos (No. 7 de la “Librería de los Niños Cubanos”); Aguinaldo para las niñas de Santiago de Cuba; Continuación de la Miscelánea infantil; Dioscórides el huérfano o historia de un joven herrero; Salterio de la infancia; Estudio de la religión No. 3: Memorándum del niño católico y Tres cuentecitos o sean las virtudes teologales, todos escritos por Juan Bautista Sagarra y Blez.

19Revista de La Habana. Periódico Quincenal de Ciencias, Literatura, Artes, Modas, Teatros…, editores Rafael María de Mendive y José de Jesús Quintiliano García, t. 4, p 206, Impr. y Encuadernación del Tiempo, La Habana, 1855.

20Ibíd.

21José María de la Torre: El Robinson cubano, obra elemental de educación para los niños y para el pueblo, p. 3, Impr. La Fortuna, La Habana, 1863.

22Ibíd., p. 3-4.

23Cirilo Villaverde: El librito de los cuentos. 3ª ed., p. 7, Impr. de Manuel Soler, La Habana, 1857.

240Ibíd., p. 56.

25Ibíd., p. 93.

26Ibíd., p. 72.

27Ibíd., p. 46-47.

28Ibíd., p. 86.

29Ibíd., p. 72.

30Ibíd.

31Ibíd., p. 73.

32Ibíd., p. 59.

33Ibíd., p. 60.

34En la década del setenta del siglo XIX, los cubanos llaman a los españoles “gorriones”, y estos, a su vez, le dicen a los criollos “bijiritas”. Ello opera a favor del contenido alegórico de la estampa de Cirilo Villaverde.

35Cirilo Villaverde: ob. cit., p. 58.

36Félix Fernández de Veranes, en sus Jeroglíficos, de 1802, incluye una fabulita, cuyo personaje y motivos prefiguran “La fuga de la tórtola”, de Milanés. Por su parte, Manuel de Zequeira, en sus Poesías, de 1829, ofrece el soneto moral “Los pesares de la ausencia”, que trata un asunto amoroso, en donde el ave del poeta matancero, ya es símbolo del sentimiento y la desolación del poeta. (V. El tesoro encontrado  OJO

escrito por el autor de este ensayo.)

37Francisco Javier Balmaseda: Fábulas morales. 3a. ed. corr. y aum. con notas del autor, pp. V-VI, Impr. La Antilla, La Habana, 1863.

38Ibíd., p. VII.

39Ibíd.

40Ibíd., p. VIII.

41Ibíd., p. IX.

42Ibíd., p. XII.

43Ibíd., p. 21.

44El tema de “la ingratitud” lo trata Rafael María de Mendive, en su fábula “El mostachón y la pasionaria”, texto incluido en el tomo 5 de la Revista de La Habana, correspondiente a 1856. Desde el serventesio y los dos pareados del comienzo, el poeta introduce al lector en la acción y el conflicto de los personajes:

Roñoso un “Mostachón” mordió atrevido

El tallo de una tierna “Pasionaria”,

Después de haber lecciones recibido

Bajo su sombra agreste y solitaria.

 

Ella sensible con su ejemplo quiso

Al reptil enseñar cuánto es preciso

De noble orgullo y dignidad al hombre

Para alcanzar sin degradarse un nombre.

……………………………………………………..

  1. Revista de la Habana, t. 5, p. 88.

45Francisco Javier Balmaseda: ob. cit., p. 22.

46Ibíd., p. 75.

47Ibíd., p. XIII.

48Ibíd., p. XII.

49José Martí: “Cuaderno de Apuntes” No. 5, en Obras completas, t. 21, p. 164, Ed. Ciencias Sociales, La Habana, 1975.

50Francisco Javier Balmaseda: ob. cit., p. XV.

51José Martí: Obras completas, t. 5, p. 260, Ed. Ciencias Sociales, La Habana, 1975.

52Eusebio Guiteras: Libro primero de lectura, 12a. ed., p. 75, Librería La Primera de Papel, Matanzas, 1881.

53Ibíd., p. 60.

54Ibíd., p. 94.

55Eusebio Guiteras: Libro segundo de lectura, 9a. ed., p. 102-103, Librería La Primera de Papel, Matanzas, 1882.

56Ibíd., p. 97-98.

57Ibíd., p. 131-132.

58Eusebio Guiteras: Libro tercero de lectura, 15a. ed., p. 3, Papelería La Cruz Verde, La Habana, 1891.

59Ibíd., p. 15.

60José Martí: La Edad de Oro, edición facsimilar, p. 6, Centro de Estudios Martianos, E. Letras Cubanas, La Habana, 1979.

61Ibíd., 1er. núm., p. 32, julio de 1889.

Publicado por este blog homónimo, en 2020, y por la Editorial Gente Nueva, en 1998.

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 28 de enero del 2020.

 

 

RECUENTO CON PELOS Y SEÑALES DE LOS PREMIOS, FINALISTAS Y MENCIONES DEL II CONCURSO DE MICRORRELATOS “EL TALLER DE ESCRITURA” 2019, ENTREGADO POR EL CLUB DE ESCRITURA (S) FUENTETAJA, DE MADRID, EL 8 DE ENERO DEL 2020…

Posted in CELEBRACCIONES, CULTURALETNIAS with tags , , , , , , , , , , , on 13 enero 2020 by josancaballero

Primer Premio:

“Gatos”, de Luis L. Lehnhoff

Me gustó la fuerza de tu ejercicio. La parte del gato.

Seguí sus consejos: los detalles, la visibilidad. Escribir de lo que sabemos.

¿Quién te explicó cómo desollar un gato?

Leí

¿Leíste?

Sí. Y pregunté. Investigué.

Está muy conseguido. El olor. El crujido de las vértebras. Que la piel salía como un calcetín.

Analicé y trasladé lo que sentí.

¿Cómo dices?

En clase dice que nada está por encima del arte.

Es una forma de hablar.

Hago lo que nos pide. Solo eso.

¿Qué hiciste exactamente?

Literatura.

Microcuento Presentado el 10/08/2019

Estadísticas: 66 Puntos ; 439 Lecturas; 82 comentarios

Dotado con 300 euros en metálico

Palabras del Jurado:Funciona muy bien, con su estructura metaliteraria, dos voces contundentes para el diálogo, un suspense sutil, y una ironía que se vuelve cada vez más visible, con una última respuesta que en su contundencia descarada se muestra tramposa.”

Premio a los dos finalistas

1er Finalista: “Era, Soy, Seré”, de Joaquín Pereira

Leía, escribía, publicaba: era periodista. Llegó la censura, los disparos, el exilio: muté a profesor de escritura. Llegaron los suicidas, los fatuos, los cursis: hice de psicoanalista. Me enfrento a sus errores ortográficos, a su incoherencia, a su mal gusto: me hago alcohólico. Imitan a Hemingway, a Cortázar, a Coelho: me convierto en exorcista. Me pedirán consulta, me ofrecerán un café, me invitarán a cenar: ejerceré de amante. ¿Dejaré de leer, de escribir, de publicar? No, venceré al olvido.

Microcuento presentado el 10/28/2019

Estadísticas: 352 Puntos; 516 Lecturas; 172 comentarios

Palabras del Jurado: “Con un trabajo de precisión muy cuidado para construir una estructura tremendamente eficaz hecha de paralelismos, comprime las etapas vitales del narrador desde un abatimiento progresivo que solo al final es capaz de contener.”

2do. Finalista: “Espejo”, de Alejandro Bozo Cohen

Busco entre ellos al próximo Hemingway, pero sus miradas me devuelven la mía. Reanudo el taller y les explico la lección, el recurso literario, el ejercicio… lo que sea, lo que toque, lo que se olvide.

Microcuento presentado el 10/24/2019

Estadísticas: 160 Puntos; 547 Lecturas; 74 comentarios

Palabras del Jurado: “Muy conciso, con las palabras muy medidas, con el narrador subido a lo alto de una atalaya, encierra una lección paradójica y fundamental para muchos.”

Ambos Finalistas Dotados con la matrícula y primeros tres meses gratuitos en el taller on line de escritura creativa Fuentetaja

Premio al mejor lector

Josan Caballero

Palabras del Jurado: “Por sus comentarios extensos y reflexivos, con críticas constructivas siempre pertinentes y abiertas al diálogo.”

RAMILLETE de 20 Ejemplos con 20 Lecturas-Comentarios de Josan Caballero:

(1) FIEBRE DEL ORO: “Interesante tu relato, Andrés Zúñiga, sobre la base de preguntas y respuestas, que es la primera esencia de la narrativa decimonónica, heredada del método heurístico, que se usaba en los manuales de “Catecismo”, de donde ciertamente surge el cuento, como género literario, en Hispanoamérica. Es una de las tesis que planteo, en mi ensayo novelado EL TESORO ENCONTRADO: LA SERIE LITERARIA INFANTIL DE CUBA A HISPANOAMÉRICA. LIBRO PRIMERO: 1783-1857 (Miami, 2010). He ahí una de las virtudes de tu texto, cuya síntesis genera evocaciones y recuerdos para todos, ya no, desde la dialogación, entre un niño y un adulto, sino, la realizada, por dos miembros nativos de una misma comunidad. Un micro de gran nostalgia y magnetismo, hasta con música western de suspenso, presentado en dos tiempos narrativos y contextos. Te traje tus cinco estrellas, ganadas a pulso, junto con la justicia de un sheriff, al que se llevan por delante, en favor de la progresión tallerística. Juegas muy bien, Andrés, con los diálogos y las ilustraciones que usas, por tanto, sería recomendable que subieras en las votaciones de este honroso Club de Escritura, como te mereces. Yo te leo, releo, y además te llevo conmigo, entre los textos más originales y auténticos. Felicidades y abrazos, Josan Caballero”.

(2) ERA, SOY, SERE: “Amigo Joaquín Pereira, vuelvo nuevamente, para entregarte mi comentario veloz, pero desmedido y audaz, además de cortés e incisivo, pues tu microcuento me parece elocuente y atractivo, por lo jugosos y transitivo de su planteamiento, al mostrarnos a un personaje dubitativo y cambiante de personalidades y oficios, en su misma complejidad social y psicológica, aunque mostrado más, cual una ironía trágica evidente del narrador, que desea exponer las hendiduras del ser humano en sus facetas psicóticas o simbióticas, que lo harán avanzar o retroceder, dentro de la especie humana, susceptible de ser sustituida o renovada. Los dos puntos y seguidos muy bien utilizados, para dar seguimiento y continuidad de los oficios, en que desea desenvolverse este personaje descontento y agónico, que busca transmutar o metamorfosearse cada vez, en una armonía o desarmonía en espiral, un tanto simbólicamente esquizofrénica, hasta desembocar en la postura inocua y sorpresiva de amante, por qué no, y aquí se carga más de sentido el microrrelato, para entrar en un desenlace, a partir de preguntas, sin aparentes respuestas, que, por supuesto, contestará el lector, ya atribuido a la historia, como si fuera otro espectador o personaje. Sólo le agregaría unas palabras a esa suerte de enumeración caótica de frases o acciones, a modo de indagación y cierre sorpresivo, en donde se auto incluye el narrador, o quién sabe, si el autor-personaje: “Dejaré de leer, de escribir, de publicar, de analizar, de cortejar, de amar? Por supuesto que no. Remotamente, venceré al olvido…”
Nunca me ha gustado dar opiniones como éstas, en las que agrego algo más, que aún no está formando parte del texto primigenio, a no ser que actúe de editor o formando parte como conductor de un taller literario (que lo hice, durante varios años, desde 1979 hasta 1984), pero, me parece, estimado Joaquín, que le otorgaría una dimensión mayor a lo que nos propones. No quiero que se vea como una intromisión o una falta de respeto a tu cuento. Al contrario, te lo dije, pues al leerlo tantas veces, casi lo sentí apropiado, y quise darte otra variante, como si hiciéramos un taller juntos, tú y yo, ahora mismo, con tremendos y sinceros resultados. Esa es la magia y fuerza centrípeta que tiene este Club de Escritura Fuentetaja, donde uno comienza a sentir y percibir la sinergia y la energía positiva y coadyuvante de sus integrantes. Igualmente, puedes desestimarlo todo, y olvidar, como en tu cuento, cualquier posibilidad remota de cambio o enmienda, para la posteridad, o la prosperidad, según decía mi tía materna. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

(3) EL APRENDIZAJE: “He llegado por acá, Juan Beneito, pues te mereces tus cinco estrellas ancestrales, gracias a un relato diferente, que habla de los orígenes del hombre y su conocimiento ancestral, pero maravilla la fusión esmerada, entre texto e ilustración, más bien, en el desenfado de los garabatos ¿infantiles?, que se conjugan con las frases, junto al ritmo, antológico y ontológico, de las palabras, cual un poema origenista, o quizá una prosa poética, del primigenio taller, que da paso a las pinturas rupestres, en esta confusión de épocas y planos, que es la vida, cual un aprendizaje al derecho o al revés, pero enseñanza al fin, para otra historia que comienza, sin el “Había una vez…”, aunque contiene todo lo que debemos seguir y aprender, como una fábula de los dioses o los grandes de intelecto y corazón. Qué gran juego “vivífero” (pues, jamás mortífero es, o será), entre el infante “Adán” (¿sin Eva?), y el creador adulto, que sólo vocifera, sacándolo (¿sacándonos?), de la gruta ancestral de nuestra historia, permanente e infeliz. Enigmático y fluido tu cuento. Coherente e infantil, siendo otro adulto en juego literario, con la espiral histórica, que genera más luz, al brotar o ser expulsado de las cavernas, cual un niño universal, con su genio e ingenio, para ser y hacer, similar a nosotros, en medio de su infausta tragedia o comedia humana, ¿quién lo sabe? ¡Felicidades, por tu hallazgo, Juan! Me llevo tu mensaje y enseñanza (motriz y matriz), para el reto y resto de mi vida, “per saecula saeculorum”, sin Amén. Es verdad, que eres un maestro del relato estructural y de la poesía kármica. Yo te sigo, con todas tus merecidas estrellas, siempre, y cordialmente, Josan Caballero.”

“Has venido hasta acá, Juan Beneito, con tu grandilocuencia y tu verbo peculiar, a eclectizarme (Y por qué no, eclipsarme?) mi BORRADOR BORRADO, pero me gusta esa manera tuya de rodear los textos, con tu cultura enciclopédica y sobrenatural, pues contigo siempre hay más, y es cierto, que “no hay nada nuevo bajo el sol”, ni nosotros mismos, por eso, tu abrupta y desmedida manera de dialogar y conjugar todo es tan existencial y apócrifa, que abogo por encontrarme cada día contigo, si no aquí, en mi blog personal (www.josancaballero.news), en el que ya estás, desde ya, invitado, no sólo para comentar, sino también para publicar lo que desees, pues tú eres un ser especial, que decoras con tu verbo y tu frase rememorial todo lo que tocas, lees, y deseas escribir o comentar. Bienvenido a este foro, del que sé, no te irás jamás, y además a mi blog personal, y a todo lo que quieras tú editar. Un abrazo y saludos, Josan Caballero.”

(4) MIS DRAGONES: “Qué maravilla escribir con y desde el corazón, amiga Ginimar. Cierto que “escribir no es empuñar una espada”, la más brillante frase, que he leído aquí, pero sí empinamos nuestras almas, en ese ligero intento de crecer y multiplicarnos. Vengo a alcanzarle tus estrellas, aunque ya tengas puestas unas cuantas, diría cientos de ellas, para que las sientas, y las sientes a volar con tus dragones internos e intensos de placer, pues estás alcanzando el objetivo, por el que entraste aquí. Felicidades y saludos, Josan Caballero.”

(5) ESPEJO: “Estimado Alejandro, me gusta el propósito del microrrelato, por la originalidad en su abordaje, e incluso la manera de proponerlo, pero me parece el texto susceptible de amplitud. Más como una reflexión que le faltaría dos o tres frases más de desarrollo, pero, en realidad me gusta cómo encaras la visión de un profesor preceptista, que aún se anima entre los jóvenes literatos, para crear un universo literario, que ni siquiera lo supera, y lo hace continuar en un ejercicio, entre el criterio y la virtud. Me alegra el riesgo y la verosimilitud. Muchas gracias, Josan Caballero.”

“Suerte para ti, igualmente, amigo Alejandro, pues creo que tu microrrelato llegará a las finales del concurso, dada su originalidad y escritura, de modo que espero puedas mirarte al espejo de los premios del Club, lo cual festejaremos ampliamente, al concluirse las decisiones del jurado. Un abrazo y saludos, Josan Caballero.”

(6) AQUI VAMOS: “Querida Alicia, primero, me encanta que, al aproximarme a tu aula o sesión literaria de maravillas, me encuentro con tu inscripción, en el mismo pescante de tu microcuento, cuyo lema se desenvuelve como el nombre, “AQUI VAMOS”, y anuncia casi igual sentencia o proverbio que Dante Alighieri, en su “DIVINA COMEDIA”, sobre la misma entrada de “El Infierno”: “Olvidad toda esperanza vosotros, los que entráis”. No en balde, incluso, descubrimos, que quien inicia el desfile es nada más y nada menos, que quien moderará, arbitrará y conducirá dicho taller, bajo el nombre o alias de “Virgilio”, el que se ha dado a la previa tarea de ir conociendo, con determinada maestría y arrogancia, desde fuera, por dentro, a todos y cada uno de los matriculados en su curso de redacción literaria, mientras que ellos, sin conocer o saber la aparentemente macabra o premeditada situación, van apareciendo, dubitativos o hasta sin resquemor alguno, frente al aparente señor mayor, que se ha presentado y sentado primero que los demás, lo cual genera, desde el principio, conjeturas y valoraciones superfluas, sobre su persona y personalidad. Éste es el indicio inicial, que demuestra a una excelente narradora y creadora de naturalezas especiales y de verosimilitud única, sólo apreciables en aquellos que poseen una cultura e ilustración determinada. En segundo lugar, las detalladas y psicológicas presentaciones de los personajes referidos, por un narrador omnisciente, super observador y meticuloso de cada unas de las características anímicas, en el caso de sus posibles interlocutores o talleristas. Luego, al final de la narración, el tercer y último elemento, que acude de manera sorpresiva, con el uso de la primera persona del singular, en su cambio de rol y apariencia ante todos, al presentarte como Virgilio, el conductor del nuevo taller, y a partir de ahí el desenlace desenfrenado denuncia cuento breve, que conserva su prístino candor, pero también una estructura contenida y de evidente fuerza dramática sin igual. Me impactó mucho tu texto, amiga Alicia, y no sólo me lo llevo conmigo, sino que creo debe estar entre los más votados y, sin lugar a dudas, entre los finalistas del II Concurso de Microcuentos del Club de Escritura de Fuentetaja 2019. Un acierto literario y artístico de usted, señora Alicia Prack. La felicito y también me lo llevo. Tu minicuento también podría llamarse, o llevar esta otra inscripción: “PREMEDITACION Y PRESELECCION NATURAL, CON SUBLIME ALEVOSIA”. Hay mucho más que decir y aplaudir, pero esperemos nuevos desafíos comentaristas y las conclusiones de un jurado capacitado y rector. Abrazos, Josan Caballero”.

“Pues claro, que iré con mucho gusto en unos minutos. Lo que vi también, que ahí te fue la Piky, que no conocía hasta ayer, con el cuento de mi comentario, por su entrada intempestuosa en mi foro, armando una alharaca de situaciones con respecto a mis seguidores y comentaristas, que si tienen obras o no aquí, cuando lo que tendría es que sumar los y no restarlos. Es del miedo que he hablado yo. Quien tiene tiempo para armar revueltos de esa índole, debe conocer bien a su supuesto contrincante, que no lo soy yo de ningún modo. Sólo le dije lo que tenía que saber de mí, que jamás menosprecio, ni descalifico a nadie a priori, ni a posteriori, incluso. Vi y leí lo bien que le contestaste. Gracias, eso me complace, porque este es un foro con libertad de expresión y participación. Válgame Dios, la Piky, sembrando cizaña por todos lados en vez de ubicar y cosechar con su cuento los lauros que desea. Así solamente va a tenerse que decapitar o matar literariamente ella, antes de que su personaje. Me pareces una persona bien interesante, Alicia. Corro a buscar tu cuento y comentarlo. Adoro estos foros, en donde siempre aparecen situaciones y personajes inseguros como éstos. Yo tengo y mantengo obra, seguidores, lectores y compradores. No me pierdo en esas minucias, aunque claro que molestan. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

(7) TALLER MILLENNIAL: “Estimado Igor, antes había venido a concederte mis estrellas, desde el comienzo, pero ahora regreso a comentar tu texto, como cortesía, que debe ser y estar, en todos los casos, pues para eso somos miembros de un Club de Escritura. En principio, la imagen y ocurrencia de insertar a los alumnos y el profesor, dentro de un “Taller Milennial”, es oportuna y feliz, junto con el hecho de enmarcarlo en una atmósfera de ciencia ficción. Virtud sine qua non de tu breve relato, por demás, conciso, elegante, bien escrito, y dinámico. Ciertas comas que faltan, pero no hacen intransitable dicho texto y contexto presentado. La mejor sorpresa, el terremoto o derrumbe, que se sugiere hacia el desenlace, que da prueba de sagacidad e impacto narrativo. Ahora bien, lo único que salta a mi vista y comprensión es esto…Cómo, si el texto explica, en sus postrimerías, que, y cito: “Así continuaron, muy animados”, luego de un punto y seguido, me usas el “a pesar de que…”, cuando debiste, según mi criterio, haberle dado más acción, diciendo más o menos esto: Hasta que, un inesperado (insospechado) estruendo, a escala inaguantable (o algo parecido, pues el autor eres tú), conmovió el recinto, por unos instantes (segundos/minutos), y “tanto los alumnos, como el profesor, yacían inermes, bajo el techo desplomado”.
Es un giro feliz, y salvador de la gran historia que lograste, pero que cambia abruptamente, pues la hubieras podido resolver, a mi parecer, con esa vuelta de tuerca, sin necesidad del “a pesar”, que no da continuidad, ni movimiento alguno a la magnífica fábula que cuentas.
Ojalá te sirvan de algo mis comentarios, mas, de todas formas, recibe mis felicitaciones y mi abrazo, escoltado de grandiosas y merecidas estrellas. Saludos, Josan Caballero.”

(8) BIENVENIDOS A HOGWARTS: “Llego a traerte mis estrellas, Piluchi, y a saborear la analogía de la mágica escuela de Hogwarts, con el taller de Escritura Fuentataja, en donde las varitas mágicas son sustituidas por las plumas con tinta; y el andén se torna y transforma, cual una página en blanco, a punto de garabatearse y surgir, pleno de letras, con sentido y propiedad, con razón de ser, para hacerse miembros y crear, dentro de un espíritu de cordialidad y entrega a una aventura, sin límites de tiempo y espacios transgredido, para transmutarse y florecer. Muy buena comparación de sitios, instrumentos, elementos, personajes, enlaces, miembros y objetivos, por el solo beneficio de la creacción y la multiplicidad de funciones. Pura magia y resurrección de vida. Te felicito, por tu entrega y visión de logros, Josan Caballero.”

(9) GATOS: “Tu cuento, Luis L. Lehnhoff, está construído, en el marco de un taller de Escritura, entre dos voces narrativa que alternan igualmente el método heurístico, heredado del Catecismo, con las preguntas y respuestas y comentarios intercalados, entre alumno e instructor, que no estorban ni confunden para nada, y además otorgan un dinamismo especial al texto, además de ese humor negro y ácido que lo circunda, con un profesor del taller agudo e incisivo, y un tallerista audaz y atrevido, que no se calla nunca y agrega tonalidades grotescas y cargadas de descripciones duras y dramáticas, hasta que el instructor circunda dicho diálogo mordaz, con una pregunta final sobrecogedora y espeluznante, que podría sacar de quicio al imprudente y desenfadado principiante, quien se enorgullece de su relato, y a la inquisidora indagación de su profesor, le responde con otra descarnada frase metatextual, cargada de doble sentido, y plasmando su verdadera y sarcástica personalidad, perfectamente definida ante la instrucción desmedida y urgida de aquél, que además lo sonsaca y quiere sacarlo de sus casillas: “¿Qué hiciste exactamente?… Literatura!” Nada más analógico por oposición que eso. Él no mató, ni desoyó a nadie, jajaja, menos a un gato. Él siguió al pie del taller y de la letra las instrucciones de su maestro capacitador. Tú, en cambio, hiciste verdadera “literaturidad”, como dicen los formalistas rusos, con mayúsculas: Literatura, dentro de la literatura, un magnífico y entrañable metatexto. Un agudo y maravilloso cuento, digno de este gran premio del jurado calificador, que te abre las puertas de tu carrera en todos los términos. Felicidades, amigo Luis. Enhorabuena! Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

(10) MI PRIMERA LECCION: “Espléndido relato el tuyo, Henar Tejero. Ya fui a entregarte mis estrellas y colocar mi mensaje enaltecedor. Con tanto trabajo multidisciplinario, no había podido regresarlo. Gracias por venir aquí, a traerme tu regalo, que unos cuantos dicen, no merezco. Pero, como no soy resentido, y escribo para que me lean las multitudes, no un coto cerrado o gremio literario, veo que continúan aumentando las vistas y las lecturas, que no es lo mismo, conjuntamente con las estrellas, que igualmente son valoraciones justas, vengan de donde vengan. ¿Y este taller se practica y constata, en la realidad, o en la virtualidad y la ritualidad de las redes sociales? Somos seres virtuales y sociales. Somos seres reales y virtuales, en tanto armamos nuestra “legión de fans”, según me dijo alguien por acá; y también seguidores, que en definitiva son o serán nuestros lectores, como vengo haciendo hace diez años, con mis blogs, y otros medios de prensa, y hasta plataformas digitales. No hay que criticar, ni temer a eso. Un escritor, además de lector y tallerista, es un “influencers” más. Lo que tenemos es que estar a la altura de los tiempos y las tecnologías, sin desdorar o denostar a nadie. Es hora de romper esquemas y paradigmas, que la literatura fluye por las calles y ventanales; por las autopistas digitales, y, por suerte para nosotros, no se encierra en talleres, bibliotecas, libros, ni catedrales…Un gran saludo, por tu maravilloso texto, Henar, un verdadero descubrimiento, que merece muchas estrellas y otras bondades. Abrazos, Josan Caballero.”

(11) PALABRAS PARA EL CLUB: “Estimado Julián, acaparo tus sensibles y agradables comentarios, al igual que te digo que ya te he salpicado de sublimes estrellas, desde el comienzo de las votaciones, en mi caso, y hoy, con varios de mis colaboradores y “fans”, como ya le dicen a los seguidores de un blog que tiene más de 2 millones en diez años, pues ya que me tildan de promotor de votos a favor de mi BORRADOR BORRADO, entonces debemos resaltar otros textos igualmente excelentes, que no tienen la promoción adecuada, y nos parecen susceptibles de ser comentados y exhibidos, entre los que entran en mi blog o frecuentan estos foros, para entregarles estrellas tangibles y memorables. Espero que te des cuenta, desde que conversaste conmigo, cómo aumentaron tus votos y estrellas. Te aplaudo y enaltezco como debes, mi panita. Yo soy cubano, pero viví 14 años trabajando y disfrutando de tu Venezuela querida. Entra, cuando quieras, en mi blog personal (josancaballero.news) y verás cuántos poemas acrósticos, al igual que artículos, he creado y publicado sobre este gran tema de la que considero mi segunda patria. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

“Encantado con tus palabras, estimado Julián, pienso lo mismo que tú, hay muchas formas de lograr el éxito, y hay quienes suben, para luego descender, en cualesquiera de las formas posibles, habidas y por haber. Lo que importa en determinado concurso es llegar a demostrar, que eres bueno en lo que haces, ya que los certámenes tienen siempre que ver con los gustos personales, pues se juzga, según la apreciación de las cosas, que tenga cada cual, al igual que nosotros; y ello jamás define el sentido de ser el mejor, sino el concepto general de lo que se desea en ese colectivo justipreciador. Tu definición como creador y promotor de tu obra la tienes tú mismo, con la apreciación de los lectores y el balance de la crítica, tanto en la prensa acreditada, como en las redes sociales. Por eso creo, que nosotros ya hemos ganado, en este Club de Escritura o taller virtual, y lo prueban las estrellas y comentarios, que se reciben diariamente, lo cual amplía el horizonte de expectación de muchos, dentro de este foro, conformado por 651 textos presentados, además de la opinión, certera o no, de todos los que participan de este gran debate y coloquio multivalorador. Te saludo y aplaudo, por ese cuento breve tuyo, humorístico y multicolor, Josan Caballero.”

(12) CONECTADO: “Estimado Guillermo, vengo a dejarte cuatro merecidas estrellas, como te prometí, pues creo que estás en tu oportunidad de oro y de pescados vivos, dentro de este certamen, en que lo principal es el taller, pero también la capacidad de respuesta ante la página en blanco, y la retroalimentación del creador, quien se niega a perderse, en ese mar sin respuesta, en ese inmenso océano cerrado y libre, que es la página en blanco, pues un escritor es como un pescador, que debe dominar su cara de pescar y su anzuelo, además de saber dónde se coloca para pescar sus ideas y palabras, si ya se sabe, que la escritura es una suerte de vasos comunicantes, en donde el autor pone su primera piedra, que se convierte en letras, que son estrellas, cual miguitas de pan, que nos muestran el camino de regreso al corazón, para encontrarnos los peces, que llevamos dentro de nuestra alma, que es parecida a una gran pecera, a modo de libro interminable, en que hacemos saltar nuestros “pescados vivos”, como dijo el apócrifo de Antonio Machado, el Don Juan de Mairena, que nos dejó esto escrito, para siempre: “El poeta es un pescador. No de peces, sino de pescados vivos. Entendamonos: De peces que pueden vivir, después de pescados”…Como puedo darme cuenta, tienes ese don literario, para crear una atmósfera narrativa especial, por tanto, ya superaste, como dices, la etapa transicional del “borrador borrado”, de manera que podemos encontrarnos con un texto, no conseguido totalmente, pero cuya fuerza narrativa nos conduce a esperar mejores resultados en los próximos relatos que pretendas crear, para constituirse en un gran narrador, que nos cautive y conmueva para siempre. Estás ya en el camino de las letras, con un mensaje alentador, y claro que nadie ya te extrapola o extirpa de esa meta. Jamás serás un “borrador borrado”, pues tienes esa fuerza y valentía, que te permite atravesar de una a otra orilla del arte creactivo, hasta que consigas el objeto literario deseado. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

“Excelente y sensible todo lo que dices, Guillermo, con un apellido memorable y productivo, afín con nuestro oficio de amasar las letras y las palabras, para cocer el pan literario. Somos los panaderos de la creacción, y me enaltece todo lo que escribes, y cómo lo haces. Somos la suma de muchos “borradores borrados”, pero lo valioso está en que no nos contentamos con eso y avanzamos, para ser cada vez mejores. El que mucho de los talleristas y miembros del Club se vean y reflejen en el contenido de mi relato, me enorgullece, pues da certeza de que escribí y escogí el texto correcto, porque, como dijo un colega de acá, Sebastián H., que tire la primera piedra quien no ha sido jamás “borrador borrado”, o, incluso, sepultado, en la difícil carrera de llevar su piedra literaria o manuscrito, hasta convertirla en estrellas, como aquí se hace ahora, entre microcuentos y votaciones. Claro que voy, con mucho gusto, a regocijarme con tu relato, y dejar mi gramo de estrellas, para que continúes en este camino, como dices, que es realmente la meta. Un aplauso por tu comentario lúcido y con infinita luz y tierra fértil, transformada en estrellas. Nos vemos nuevamente en tu foro, que continúe la sinergia y las vibras positivas, hasta llegar a la cima, con todas las estrellas. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

(13) CAMINOS EXPRESIVOS: “Estimada María Esther, yo me he leído más de una vez los 650 microtextos, y por supuesto el mío, en enésimas ocasiones, gracias a mi adiestramiento, dentro de la Lectura Rápida o Veloz, un método verdaderamente eficaz, que auxilia muy bien a los editores o lectores editoriales, oficio que desarrollé, durante varios años, en Cuba, y que me permitió cierta ayuda económica, antes de dedicarme a la dramaturgia y la dirección teatral, con mi grupo Teatrova. Igualmente, los talleres para narradores de cuentos, exhortado por la Biblioteca Nacional de Cuba, la difundida Peña Literaria del Parque Lenin, o los sucesivos Encuentros de talleres de apreciación y creación, los Seminarios de Estudios Martianos, en los que participé y conduje, durante más de diez años, en Cuba. Quiero decirte, que resalto tu comentario a favor de mi relato, por el hecho de inmiscuirte en conceptos más científicos y de teoría literaria, propios de los estudios filológicos, relacionados con el meta texto o la literaturidad, que muchos escritores, aún aplicándolos, no los conocen a cabalidad, por tanto, se pierden en la naturaleza de los conceptos, e incluso, de los anticonceptivos. Sin embargo, en tu caso, respiro un manejo científico e intelectual de estas definiciones, apropiadas por una mente privilegiada, que sabe lo que está diciendo y, por tanto, lo aplica con naturalidad y desenfado, para resaltar las bondades o aristas intertextuales del BORRADOR BORRADO, que mucho tiene que ver, clara, espiritual y elípticamente, con Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Franz Kafka o Milán Kundera, por citar algunas de mis lecturas más recurrentes, pero al mismo tiempo, resulta un homenaje evidente y una reinversión contenidista y expresiva de esos eternos “borradores borrados”, dentro del camino de la creacción de manuscritos, incunables y hasta en su versión editorial, que han tenido o pierden su identidad, sin poder facilitar su salvación escritural. Voy corriendo a votarte y comentarte, pues también, en mi desconocimiento de algunas reglas del certamen, pensé que sólo podía votar diez veces, y a partir de comentarios de los miembros del taller, entendí que nosotros podemos votar a muchas otras narraciones, por nuestra condición de talleristas y participantes escritores de los microcuentos. Siento gran devoción por quien entrega su conocimiento al servicio del esclarecimiento y ampliación intelectual de la comunidad, por eso, no sabes cómo te agradezco. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

(14) EL ATASCO: “Estimada Pepa H., pues muy complacido con tu comentario y con tu microcuento, al que ya he votado, desde el comienzo. Sólo que no te había dejado el mensaje y valoración que mereces, como haré hoy, tanto en mi foro, como en el tuyo, que es como debe ser: una distinción mutua, sobre todo, cuando alguien ofrece un nivel de lucidez apreciable y contundente, al analizar y comentar en torno al BORRADOR BORRADO. Tu texto, además de derrochar un humor implícito impresionante y una caracterización del protagonista muy afectuosa y simpática, nos interna en una forma de narrar súper original y sincera, además de sencilla y amena, muy ocurrente. Según mi criterio, lo que escribiste tiene todas las señas y prodigios, para lograr mejores y mayores puntuaciones, tanto como valoraciones y evaluaciones contenidistas y formales mucho más memorables, que las que aún tiene. Gozas de buena salud, en lo concerniente a conseguir un perfecto clímax con tu texto, muchísimo más que otros, que ya aparecen con puntuaciones superiores al tuyo. Yo espero hacer un comentario más amplio, cuando te haga la cortesía de entrar en tu foro, amiga mía. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

(15) SI HACE FALTA: “Estimado Sebastián H., ya fui los otros días a votar por su microcuento, y lo que dice usted es muy correcto y concienzudo. Quién dijo que lo filosófico y la tragedia de un lector-escritor borrado es ajena a un taller de Escritura, aunque no se nombre o mencione la palabra “taller”. Es agarrarse por los aires y a la deriva, en la desesperación y el miedo por no llegar a sus metas. Cada cual tiene la suya, y en mi caso, sin arrebatarle a los demás nada. Quieren montar una cacería de brujas, mejor dicho, una cacería de “borradores borrados”, por el solo hecho de estar en la avanzada de los textos más votados. Algun interés tienen, cuando entran varios en mi foro, indistintamente, para aleccionar me y provocarme. Esa es una actitud desleal y contrastable con el espíritu de este Club de Escritura. Señal de que se sienten inseguros de sus textos y sus votos, sean los que sean. Agradezco la gentileza y el acierto de sus comentarios. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

“Eres muy gentil, ya te dije en cierta oportunidad, Sebastián. Te lo vuelvo a repetir, puesto que llegas otra vez con un mensaje alentador y entusiasta, que no coarta o desvirtúa al “Borrador Borrado”, sino que lo ensalza y envuelve dentro de un marco implícito, que puede lo mismo hallarse, en b el marco de un taller literario, como dentro de un aula creativa; tal vez en un estudio fotográfico o en la sala de su casa. Eres ese tipo de escritor-lector, que confabula la narración, en favor de su engrandecimiento y sustentación como obra de arte, no formando parte de una especie de cortejo o aquelarre demoníaco, que pretende desmoronar sus valores intrínsecos, y desbarrar de un cuento que sobresale, en todas sus formas y normas contenidistas, formales y lingüísticas. Gracias una vez más, lo saluda, cordialmente, Josan Caballero.”

(16) LA TAREA:  “Más que “Crear, borrando”, amigo Roberto, es “Crear, enmendando”, porque la base del escritor es la edición y la enmienda: el verdadero resultado es más con la goma de borrar, que con el lápiz o la pluma, ya que un creador se hace dentro de esa doble conjunción, pero sin agotarse, ni eliminarse del todo. Dejar sólo la flor, nada de hojarasca. Hay que saber limpiar y podar, con maestría, pero sin reducir lo esencial, no eliminarse o extinguirse en su totalidad. La obra de arte es un resultado, una conjunción de elementos disímiles, que hacen que precipite, en un logro armónico y cerrado. Te agradezco tus estrellas y tus comentarios, amigo Roberto. Valga la salvedad, que mi texto enjuicia y da algo de vida al BORRADOR BORRADO, para que no pase como con los cobardes, que de ellos no se ha escrito nada, sino sólo eso: Que no se ha escrito nada, jajaja…Al menos, mi microrrelato honra a esos “borradores”, que se han quedado en el camino, o dejaron de existir, por la inexperiencia o el desaliento de muchos “borrados”, que no supieron ser perseverantes y saber contentarse con su logro esencial, en la página en blanco. Aquí está la constancia de que se debe insistir y persistir, para llegar al logro finalmente. La perfección total no existe, ni en los grandes, es una suma de logros tangibles e intangibles. Agradezco tu gentileza y te abrazo, Josan Caballero.”

(17) EL TAYER: “Qué gran energía y movimiento tiene esta colmena viva de escritores con talento, este Club de Escritura, en donde parecemos abejas obreras o niños acabados de tener y mostrar a otros su juguete nuevo. Eso es lo que más me fascina de este taller creactivo, que nunca perdemos la fe, ni la esperanza de crear, de enmendar lo menos hecho, de reunirnos, y construirnos (y hasta deconstruirnos), como artistas y hombres nuevos. La magia de la Escritura es la lectura, Maritza, por supuesto, pues tanto hay que agradecerle a Michael Ende, en su HISTORIA SIN FIN o INTERMINABLE, si los escritores somos esa dualidad competente del emisor-receptor, siempre pendientes. Y qué maravilla para un escritor sentirse leído, abrigar el sueño realista interminable de ser recompensado con la lectura de alguien, que te devuelve la felicidad de haber escrito. Es un servicio espiritual y armónico que se completa y repleta para siempre. Gracias por colmarme con estrellas, y calmarme, para entender esa magia también de no haber sido un pobre BORRADOR BORRADO, ya que la escritura es agonía primeramente, ante la página en blanco, pero luego se convierte en felicidad plena y rotunda, cuando ves tu acto creactivo realizado, y lo lees. Mucho mejor, y más impactante, cuando te leen y aprecian lo escrito. La base de toda creacción es la humildad, pues te hace crecer y multiplicarse, como los panes y los peces de Pedro y Jesús. Te abraza y felicita, igualmente, Josan Caballero.”

(18) ESCRIBIR A CUALQUIER PRECIO: “Amiga Eli, claro que sí, confluimos en ciertos puntos, porque todos los que estamos acá siempre le hemos temido al pecado nada original de repetirnos o no contentarnos con lo hecho, y por eso pecamos de ser borradores borrados, pero lo interesante es, que a fuerza de talento e insistencia, vamos bregando de esta falsa dubitación y ascendiendo, hasta ser mejores o hacerlo mejor, pero jamás perfecto, con nuestras piedras o estrellas, cual Sísifos eternos de la Escritura creactiva. Te agradezco tus estrellas, pues ya yo te las había puesto. Encantado y feliz de conocernos, te abraza, Josan Caballero.”

(19) SUEÑOS CON PALABRAS: “Estimada Saida, en primer lugar, me encanta tu bondadosa disponibilidad de palabras y tu inteligencia desprendida y rotunda, para saber compartir, conversar e inquietarse con situaciones literarias y extraliterarias, que competen a talleristas y escritores implicados y complicados, con la naturaleza del arte y sus reglas inexplicables, por eso, claro que me agradaría debatir diversos temas contigo alrededor de varios cafés o copas del mejor vino español, italiano o chileno, comprometidos en llegar a resolver al menos lo concerniente a la estabilidad de una escritura seria, más allá de este Club de Escritura, valiendo el pleonasmo y la redundancia de hablarnos o comunicarnos, más que escribirnos, para llegar a una sinergia colectiva y feliz. Un abrazo y seguimos en contacto, más allá de estos predios, querida Saida, te abraza, Josan Caballero.”

“Una sorpresa tu segundo comentario, estimada Saida. La verdad, que aquí permanecen y han llegado disertadores, articulistas y comentaristas de lujo, ya que siento que es éste un foro, que no tiene nada que envidiarle al de sitios renombrados de teoría y praxis literaria. Imagínate, que en estos días entro más a este foro, que a los de mi blog personal www.josancaballero.news, al que por cierto podías llegarte, comentar y dar a conocer lo que desees de esas teorías maravillosas que exhibes y de que hablas. Yo leí y escuché muy bien tus palabras habladas cantadas, que tienen mucho que ver con el espíritu y el contenido de las obras que creé para mi grupo TEATROVA DE CUBA, del que fui dramaturgo, director artístico y mánager de 1989 hasta el 2000, y cuyas obras teatrales y musicales, muchas de ellas, daremos a conocer próximamente, en formato papel. Si me haces llegar un correo, te envío fragmentos de ellas, y compartimos las tuyas, junto a comentarios y análisis más apropiados, fuera de este set o foro de artistas. Mi correo es travesiadelcaballero@gmail.com y podemos disertar de todos esos y otros temas. Puedes entrar a mi blog y buscar en la parte derecha las secciones ELOGIO DE MI LOCURA y ESCENOFERIA, entre otras. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

(20) MATAR AL PERSONAJE: “Vine a traerte mis estrellas, Piky, pues, como soy un profesional, sé valorar lo que vale, y creo que tu cuento merece sus estrellas, además de una valoración justa y pertinente, de modo que me complace leerte y llegar acá, para justipreciar uno de los relatos, que se halla en el ranking de los veinte más votados. Viva el personaje, que no hay manera de matar, pues enamora y convence, aunque le falten algunas comas, otros signos de puntuación, como en estos casos:
“Lo había amado(,) a escondidas(,) entre frases…”
“Fue tras él(,) con su lápiz(,) llorando…”
“Si él moría(,) todos(,) los que lo leyeran(,) morirían”
“Era SU relato(:) ¡Joder!”
“Si un personaje se vuelve real(,) ves…”
“NO es de hierro(:) ¡APROBADO!”
Es cierto, que en ninguno de los casos, estas pausas y cesuras, que faltan, no dificultan la comunicación, ni el desenvolvimiento normal del texto, en general, pero, realmente, según una edición correcta, deben estar ahí.
En ningún modo, he querido molestarte, ni ofenderte. Al contrario, vine a limar asperezas y entregarte mis “vivas”, para tu cuento y personaje.
Me parece extraordinario encontrar síntesis, originalidad y fuerza expresiva, que lo hacen uno de los grandes candidatos a alzarse con alguna precea, entre los mejores del certamen. Y qué argumentar del juego expresivo y multimédico con las imágenes, el cual me parece adecuado y sorprendente; uno de los más ingeniosos y adecuados, que jamás choca o desentona; al contrario, le otorgan agilidad y fuerza; dinamismo global, al texto, cual un compacto todo, que nadie podría separar. Esa es una de las mayores virtudes de tu obra, a mi modo de ver, que no ocurre en ningunos otros casos, en que las imágenes aparecen como un relleno o accesorio, sólo para adornar, incluso, contrastar.
Te felicito y reitero mi complacencia de acompañarnos dignamente, en este Club de Escritura, al integrar ya, sin lugar a dudas, el TWENTY TEN, de este II CONCURSO DE MICROCUENTOS DE FUENTETAJA. Saludos y abrazos, Josan Caballero.”

“Estimada Piky, no me ha agradado nunca entrar en diatribas o discusiones paralizantes, cuando se trata de literatura y creación, menos en el medio o transcurso de un certamen tan simple como éste, que tampoco le resta valor, ni personalidad. Pero debo aclararte, en primer lugar, que no soy un señor principiante de sólo un microtexto y un blog personal, de diez años de duración y mantención ininterrumpida, con alrededor de 2 millones de seguidores asiduos y comentaristas, que siguen y valoran la creacción de un poeta, narrador, periodista, diseñador, editor-publishers, investigador, dramaturgo, director artístico, profesor universitario, lector editorial, conductor de talleres literarios, que ya, con treinta libros editados, tuvo la osadía y la simpleza de participar con el primer microrrelato que escribiera el mismo día, en que comencé a concursar en este prestigioso Club de Escritura Fuentetaja, el 11/1, a instancias de mi amigo periodista y narrador, el venezolano Alejandro Bozo Cohen, que me envió el link de su cuento breve, para que lo leyera y comentara, no sin antes “embullarme” a participar. Si buscas en los comienzos de mi participación, muchos de quienes tienen textos dentro del certamen, entraron a mi foro, después de que yo comenté en el de ellos, y mi persona, aprovechando la herramienta comunicativa y promocional de su blog personal, que se encuentra cumpliendo diez años, desde el 15 de abril del 2019, además del hecho de contar con verdaderos lectores-comentaristas y amigos, que he contribuido a desarrollar, pues me di a la tarea de promover y fomentar mi foro de comentarios, que tampoco es ilegal, ni me convierte en un doble ser vivo, dentro del certamen, ya que todos tenemos el derecho y la posibilidad de invitar a comentar a familiares y amigos, conocidos, seguidores, amores (lectores, artistas o no), para que sean capaces de dar su opinión y exponer sus ideas sobre mi cuento, como el de los demás concursantes. Eso sí, no soy Josancito, el huerfanito de fans, amigos, seguidores y familiares, sino alguien que trabaja y ha trabajado arduo en sus redes sociales, blogs y obras literarias reales, aunque a lo.mejor no tan conocidas, pero sí perpetuas y contundentes, desde hace cincuenta años de vida artística, mi amiga Piky, lo cual tendrías que haber hecho, primeramente, antes de hablar o escribir sin saber, pues para conjeturar y criticar, en verdad hay que indagar, sin establecer resquemores o criterios a priori de alguien, quien, desde que entró en este foro o Club lo que ha hecho es fomentar y establecer válida competencia y productividad de mensajes y debates fructíferos, jamás paralizantes, ni denostadores de ningún concursante u obra en particular. Creo que debes centrarte en tu texto en particular, y en sus valores polisémico e intrínsecos, no en si alguno de los demás que concursan logran mayor tráfico de comentaristas y participantes dentro del debate de sus microcuento, en buena lid, no deshonesta, ni maliciosamente, haciendo el giro del quítate tú para ponerme yo. Te sugiero o exhorto a que te introduzcas en mi blog personal, lo suscribas o no, y leas mi ficha biobibliográfica, llamada ELOGIO DE MI LOCURA, o parte de mi bibliografía activa y pasiva, hasta el año 2009 nada más, pues, inclusive, debo actualizarla, desde que empecé mi blog personal, y que titulé EL PESO DE MI ISLA, CUANDO ESCRIBO…Pero, sobre todo, uno de mis textos fundamentales, que es el descubrimiento de los plagios de Alga Marina Elizagaray, que aparece al inicio del blog, en seis piezas investigativas, de un ensayo monográfico, titulado TANTO VA EL CANTARO A LA FUENTE, donde le demuestro, con investigación irrefutable el latrocinio literario de 36 autores y 44 títulos diferentes. Eso demuestra perseverancia , lectura concienzuda, investigación, y además talento y valentía, lo cual engendra un respeto de los lectores y seguidores, pero también una responsabilidad de mi parte, a la hora de mostrar mi continuidad, sin rupturas. Creo que te he demostrado, brevemente, mi suficiencia, no la autosuficiencia insuficiente, en la que creías al posible “escritorcillo de marras”, creador de un solo microtexto hace quince días. Por supuesto, que ahora voy a leerte y a comentarte, que es lo que más me encanta, como a los fans y seguidores que participan conmigo y junto a mí, aunque no tengan casi o ninguna obra, que no es un pecado tampoco de lesa literaturidad. Léete además mi breve biografía de mi perfil, que creo tampoco leiste, lo cual sí es un pecado de lesa ingenuidad, para no usar una palabra o adjetivo más adecuado a tu forma, nada diplomática, de entrar en este debate absurdo, para lograr alguna revancha, que, evidentemente, jamás lograrás. Saludos y abrazos, Sra. PIKY, atentamente, JOSAN CABALLERO, seudónimo literario del escritor cubano JOSE ANTONIO GUTIERREZ CABALLERO.
P.D.: Por el título de tu minicuento, MATAR EL PERSONAJE, me sugieres muchas cosas, y espero no sentirme defraudado, como con tus comentarios, para solicitar o lograr comentaristas y lectores, ganados o arrebatados finalmente, de este foro, para el tuyo, lo cual puede ser, pero no es justo, aunque todo es sencillamente astuto o legal.”

Premio Dotado con el videotaller «Encontrando una historia» de Antonio Muñoz Molina

Premio al autor más votado por los miembros del Club

“BORRADOR BORRADO”, de Josan Caballero

Era un lector, que pensaba en escribir. Lo hacía de una sentada y sin pensarlo, pero luego lo leía y empezaba a borrarlo, hasta no quedar nada, para compartir consigo mismo. Quería hacerlo perfecto, y no quedaron los manuscritos, ni los relatos de sus pensamientos. Un lector, que pensaba escribir, pero no sabía cómo leerse a sí mismo. Jamás quedó ni una constancia de ello. Fue sólo un borrador borrado.

Microcuento presentado el 11/01/2019

Por haber obtenido 758 votos, 1.473 lecturas y 350 comentarios (al 8 de enero del 2020)

Premio Dotado con el videotaller «Relatos con perspectivas; relatos sin preceptivas», de Ricardo Menéndez Salmón

Obras seleccionadas por el Jurado en última ronda (por orden alfabético)

1. Abel Valenzuela García, con “Los muertos vivientes”

Todos los días mataba dos o tres novelas negras. Al salir de la oficina, me metía en la morgue y hacía las autopsias con otros asesinos en prácticas.

Disuelta la carne, quedaban por fin los huesos.

Al año y pico le pillé el truco: los silencios entre costilla y costilla susurraban una historia. Así empezó mi amistad con los necrófagos.

Al parecer, aquellos engendros tenían el mismo vicio que yo: hablar del tuétano les dejaba un regusto a carne humana, y salían corriendo a contarlo.

2. José Alberto García Macho, con “El tiburón”

Hoy toca autoficción.

Raquel evoca el parto de su única hija. Julia relata con emoción una crisis de pareja provocada por sus celos, que reconoce infundados. Pedro recuerda un accidente que por poco lo mata.

Laura recrea un encuentro de una noche. Ambos estaban casados y se pregunta por qué engañaron a sus cónyuges. Describe el tatuaje que aquel hombre tenía en la ingle, un tiburón nadando entre los pliegues de su bajo vientre.

Julia rasga las hojas de su relato y abandona el aula, llorando.

3. Rubén Marzo Alarcón, con “Conflicto”

—¿Has mirado dentro del armario también? —pregunta la tutora al alumno.

—He mirado por todas partes: debajo de la mesa, en las estanterías, incluso detrás de la pizarra, y no está —responde el alumno.

—Pues entonces seguimos igual, inmersos en una mera anécdota, sin historia.

El Jurado también quiere destacar los siguientes relatos

A. Amanda Smidth, con “Golpe de efecto”

—Te regodeas en tu amante de «la vie en rose» hasta el empalago, pero sólo explicas. ¡Crea acción!— Dijo el viejo profesor mientras Lulú torcía el gesto y una vez más se disponía a reinventar el cuento.

Alumna aplicada entregó expectante, ansíando una nueva impresión.

—Aprendes rápido— acertó a decir el profesor mientras se aflojaba la corbata y se limpiaba unas gotas de sangre que corrían por el cuello tras zafarse de las fauces del amante francés que todavía sentía mordiéndole la yugular.

B. Antonia de la Luna, con “La historia que tanto esperé”

Emma era la mejor escritora. Decidió dejar su pasión para dedicarse a su familia.

Le pedí que cogiéramos un taller de escritura, pero se negó. Tomé el taller, escribí esperando que retomara algún día.

Pasaron treinta años cuando la encontré comprando mi libro. Tan bella y tierna como siempre. Estaba separada y sus hijos ya adultos.

Me atreví a confesar que mis historias eran para ella, sonrió coqueta. Le rogué que volviera a escribir, y aceptó darme aquella historia que por tantos años esperé.

C. Benjamín Cienalmas, con “Estornudos”

Es una especie de acto involuntario, como el estornudo. Uno no elige cuando estornudar. El impulso me domina varias veces por día. Me sucede en el trabajo, en la cola del supermercado o cuando estoy a punto de dormirme. Si pudiera evitarlos no estaría aquí, pero como le decía, profesor, son estornudos.

El profesor bajó la mirada para revisar las líneas que le había entregado y con voz pausada me dijo: No está mal, por el momento sigue estornudando, el estilo llegará con el tiempo.

D. Eugenia Zorrilla, con “Sobras”

Siempre me quedo hasta el final. “Dejen que acomode yo las sillas. Me quedó ese TOC de mi trabajo en Mc Donald´s”.

Nadie tiene por qué saber que digo lo mismo en los cinco talleres de escritura a los que asisto en la semana. A los meses abandono y me anoto a nuevos, en igual cantidad. Tampoco se percatan de cómo guardo en mi morral fragmentos descartados u olvidados de los alumnos.

Hace tres años que así mantengo viva a mi culebra: dos huevos de gallina y una ración de palabras ajenas al día.

E. Graellsia, con “Best seller”

Ella le confesó en el patio el argumento de su próxima historia. Él la cubría con su abrigo. Habían sido tres meses de taller en el que ella no había escrito ni una palabra. El resto de las presas se habían agarrado a sus lápices como un salvavidas. Estaba prohibido saber el historial de las alumnas. Pero él sabía que las manos que ahora tocaba habían descuartizado a su amante, el gran escritor J.L. Goldman. Tocando su piel ya podía sentir el olor a tinta recién impresa. Había merecido la pena.

F. Jesús J. Prensa, con “Una espera”

Su pregunta es de lo más estimulante.

Nos separan tres mesas en este taller de escritura.

Me muevo hasta la siguiente mesa, desde donde observo mejor.

Me ha mirado.

Sonríe, también. Quedan dos mesas. Llego a la penúltima, avanzo hasta la última. No queda nada. Me siento ante ella, pregunto muy cerca.

Pero no es ella todavía, lo sé.

Nos separan tres meses, el tiempo de duración del taller.

Hoy empezamos.

Tendremos que conocernos mejor.

Vuelvo a mi mesa, recojo. Todos recogemos.

Pero espero.

G. Jorge Machado Obaldía, con “La consigna”

Esa tarde debíamos escribir un cuento breve, de tema libre.

Por mi parte, no había tenido un buen día: la nieve apagaba los desiertos, los pingüinos hervían de fiebre y fundían el menguante hielo, las vacas devoraban a los granjeros, las aves obstruían los caminos, capas de insectos cubrían las ciudades.

Al terminar, cada uno debía leer en voz alta lo producido.

“Deshágase la luz”, exclamé cuando llegó mi turno. Todo el caos, talleristas incluidos, volvió a la nada.

Y vi que aquello era bueno.

H. José Luis Chaparro, con “Corrección de estilo”

Es tarde; salimos.

El profesor ignora que un tipo espera en la calle para descerrajarle un tiro en la nuca. Es el protagonista de mi relato. No es mi estilo, pero lo escribí como venganza por hacer visibles mis errores. Lo siento.

—¡Debo volver a entrar! —grito vehemente.

Abro mi bloc de notas y corrijo: «Apunta a su cráneo y presiona el gatillo. Su cabeza explota». Pero el arma falla».

Ya está. Lo acompaño afuera.

Suena un «click» a nuestra espalda.

Y unos pasos que se alejan a la carrera.

I. Juan Cristóbal Espinosa Hudtler, con “Efecto crisálida

Isidro ya es Flaubert, como lo prometió al llegar aquí ̶ dijo Emma, la profesora ̶ . Es igual. De tanto ponerse aceite de oliva, su bigote es de morsa; de tanto pensar, su cabeza está calva y… ¿Su barriga? !Prominente! Habla con elegancia, viste como si fuera del siglo XIX. Escribe con precisión y revisa hasta el hartazgo. Expresa lo justo y con gran delicadeza. Lo malo es que no me ha convertido en Madame Bovary, sino en Salambó. Todos, en ese instante, distinguieron su propia metamorfosis.

J. Lili, con “Una pizca de sal”

Cuando finalizó el taller de escritura me anoté en el de cocina. Fui la primera en llegar, los errores de la receta del día en la pizarra me horrorizaron. Procuré corregirla: agregué y quité tildes, eliminé adjetivos y, como la palabra “sal” me parecía muy solitaria, le agregué “del ácido cianhídrico”, que me surgió tal vez de algo que había leído en el taller anterior. Nadie me negará, Usía, que así quedaba mucho mejor. Sé que murieron todos, pero ¿cómo iba yo a saber que eso significa cianuro?

K. María Nélida Pedernera, con “Consigna”

No fue fácil. En Mercado Libre encontré muchas ofertas de devanadoras de lana pero ninguna que pudiera devanar cerebros. Tuve que hacerlo, a la vieja usanza del cuento de la Bella Durmiente, con huso y rueca. Y no resultó sencillo hilar primero los resbaladizos y ligeramente sangrantes sesos para luego ovillarlos de forma que el tejido del texto se hiciera posible y así cumplir con la tarea que la coordinadora del taller de escritura nos propuso: tomar una frase hecha en sentido literal.

L. Paqui Martínez, con “El taller de escritura”

Cada lunes acudo al taller de escritura en vez de tenerte entre mis brazos y hacerte el amor. Ocupo ese tiempo que ayer dedicaba a amarte. Antes, sentado en aquella barra, inicio el ritual, el camarero cojo me desprecia, me sabe perdedor, <¿vas al taller de escritura?>, ¿cómo no decir sí?. Después subo a la planta que hay encima de mi oficina, me siento frente a ese «¿excornudo?» y le oigo hablar de estilos, de metáforas. Yo siempre estoy callado, recordándote. Hace tanto que me dejaste.

M. Polanesa, con Qué escribir cuando estás escribiendo (o cómo ser feliz sin intentarlo)

«No se puede narrar la felicidad», escribió Libertella o quizá fue Tolstói. Yo escribía mucho cuando (no sabía que) era feliz. Escribía bien. Hoy busco un indicio o una nota al pie, pero solo pienso en paráfrasis. La desdicha me aburre, me fastidia. Quiero romper las reglas hipócritamente: hoy quiero escribir sobre la felicidad, sumida en la mediocridad. ¿Un disparador? El lemon pie de mamá. Los vientos del sur. Tus mates. La chilena de Lisandro al rojo… Sí, la chilena de Lisandro. Escribo.

N. Sergio Alonso, con “Personalidad literaria”

Bipolar, como un anacoluto.

Pesado, como un polisíndeton.

Espontáneo, como un punto y coma.

Discreto, como un asíndeton.

Reflexivo, como los tres puntos.

Impulsivo, como una exclamación.

Honesto, como los dos puntos.

Cíclico, como una epanadiplosis.

Complejo, como un verso alejandrino.

Tímido, como una coma.

Sedentario, como una frase.

Activo, como una oración.

Conciso, como un microrrelato.

Único, como la vida, como un cuento, como un taller de escritura, y punto.

Ñ. Sofía Contreras, con “Algo para abrir candados”

Mi madre riega las plantas en el fondo del patio. Yo me asomo por el balcón y grito:

– ¡Ma! ¿Con qué herramienta puedo abrir un candado?

– ¿Te quedaste encerrada allá arriba? – suelta la manguera, se acerca preocupada.

– No, un viejito en el cuento que estoy haciendo para el taller de escritura necesita algo para abrir un candado – le explico, mientras el personaje espera la herramienta.

O. Víctor M. Almanza, con “Catarsis”

¿Érase una vez? ¡No! Es un cliché. El maestro siempre lo tacha, dice que se debe entrar con fuerza para atrapar de entrada al lector. Cuida la palabra – me dice No repitas términos, el adjetivo es tu peor enemigo, el conflicto lo es todo, sé certero con el final. ¿Cómo describo este dolor si no hallo las palabras? ¿A quién le interesa recoger los trozos de vida que he dejado en mis versos? El maestro no sabe que esto es todo lo que tengo. Catarsis me dice como si solo eso bastara.

Jurado Calificador Club de Escritura Fuentetaja

Madrid, 8 de enero del 2020.

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 13 de enero del 2020.

ENHORABUENA: JOSAN CABALLERO OBTIENE EL PREMIO DE LA POPULARIDAD Y EL DE MEJOR LECTOR-COMENTARISTA DEL JURADO EN EL SEGUNDO CERTAMEN DE MICROCUENTOS “EL TALLER DE ESCRITURA”, DE LA FUNDACION CULTURAL DE ESCRITURA(S) FUENTETAJA, hoy, en Madrid, España…

Posted in CELEBRACCIONES with tags , , , , , , , , on 8 enero 2020 by josancaballero

ACTA OFICIAL DEL JURADO DEL II CONCURSO DE MICRORRELATOS “EL TALLER DE ESCRITURA”…

En Madrid, a 8 de enero de 2020

La segunda edición del concurso de microrrelatos El taller de escritura, convocado por la Fundación Escritura(s) en colaboración con Talleres de escritura creativa Fuentetaja, ha reunido 651 relatos que han recibido 45.408 votos y 93.066 lecturas (al 8 de enero), lo que supone una media de 143 lecturas por participación. Publicamos aquí el Acta del Jurado, integrado por miembros del equipo docente de Talleres de escritura Fuentetaja.

Primer premio

Dotado con 300 euros en metálico

Luis L. Lehnhoff, con Gatos

Funciona muy bien, con su estructura metaliteraria, dos voces contundentes para el diálogo, un suspense sutil, y una ironía que se vuelve cada vez más visible, con una última respuesta que en su contundencia descarada se muestra tramposa.

Premio a los Dos Finalistas

Dotado con la matrícula y primeros tres meses gratuitos en el taller on line de escritura creativa Fuentetaja

Joaquín Pereira, con Era, soy, seré

Con un trabajo de precisión muy cuidado para construir una estructura tremendamente eficaz hecha de paralelismos, comprime las etapas vitales del narrador desde un abatimiento progresivo que solo al final es capaz de contener.

Alejandro Bozo Cohen, con Espejo

Muy conciso, con las palabras muy medidas, con el narrador subido a lo alto de una atalaya, encierra una lección paradójica y fundamental para muchos.

Premio al Mejor Lector

Dotado con el videotaller «Encontrando una historia» de Antonio Muñoz Molina

Josan Caballero

Por sus comentarios extensos y reflexivos, con críticas constructivas siempre pertinentes y abiertas al diálogo.

Premio al Autor más Votado por los Miembros del Club

Dotado con el videotaller «Relatos con perspectivas; relatos sin preceptivas», de Ricardo Menéndez Salmón

Josan Caballero, con Borrador Borrado

Ha obtenido 758 votos, 1.473 lecturas y 350 comentarios (al 8 de enero)

Obras seleccionadas por el Jurado en última ronda (por orden alfabético)

Abel Valenzuela García, con Los muertos vivientes

José Alberto García Macho, con El tiburón

Rubén Marzo Alarcón, con Conflicto

El Jurado también quiere destacar los siguientes relatos

Amanda Smidth, con Golpe de efecto

Antonia de la Luna, con La historia que tanto esperé

Benjamín Cienalmas, con Estornudos

Eugenia Zorrilla, con Sobras

Graellsia, con Best seller

Jesús J. Prensa, con Una espera

Jorge Machado Obaldía, con La consigna

José Luis Chaparro, con Corrección de estilo

Juan Cristóbal Espinosa Hudtler, con Efecto crisálida

Lili, con Una pizca de sal

María Nélida Pedernera, con Consigna

Paqui Martínez, con El taller de escritura

Polanesa, con Qué escribir cuando estás escribiendo (o cómo ser feliz sin intentarlo)

Sergio Alonso, con Personalidad literaria

Sofía Contreras, con Algo para abrir candados

Víctor M. Almanza, con Catarsis

Gracias a todos. Oportunamente nos pondremos en contacto con los ganadores para la entrega de premios.

La decisión del jurado es inapelable y la organización no puede mantener correspondencia sobre los aspectos del premio. Existe un espacio de comentarios que la organización consulta periódicamente en busca de observaciones que nos permitan mejorar sucesivas ediciones. Os animamos a usarla para comunicarnos vuestra impresión sobre este concurso.

Madrid, 8 de enero del 2020.