A LA EDAD DEL LOCO CUERDO MI HERMANO ARRIBARIA, SI LA COVID NO LE HUBIESE ARREBATADO SU SOMBRERO DE MAGO Y DE PROFETA…


Por JOSAN CABALLERO.

Mi hermano hoy cumple cincuenta

y nueve años. Qué pena,

que la muerte hizo su cena

temprana, sin darnos cuenta,

y mi corazón lamenta

su pérdida, cual si fuera

mi vida la que estuviera,

en los ojos de mi madre,

con estrellas que taladren

su alma de flor viajera.

Mi hermano Noel: Cualquiera

soltaría ya su imagen,

con diademas, que le bajen

de dios al rostro, si espera

volver a nacer: Supieras,

que amor y dolor se juntan,

cuando la muerte barrunta

la adversidad: Pena ajena,

que por igual nos barrena,

si un hermano la trasunta.

Ver a mi madre, que vela

su sobrevida, sabiendo,

que somos muertos, viviendo

un pesar de escarapelas,

con que se imantan espuelas,

para seguir renaciendo,

en otros cuerpos: Subiendo,

del alma a la nueva carne,

cual el hábito de un “parner”,

que regresa a mí, latiendo.

Quisiera ver a mi hermano,

reencarnando su otra vida,

y remontar las heridas,

que el karma ató por su mano:

Verlo llegar de lontano,

con ritos de mejor suerte,

para atrapar a la muerte,

con su fatal encerrona;

y librarnos de su zona

mortal, sin presente inerte.

Tengo, por dentro, un pesar,

con mi madre y con mi hermano:

Quisiera verlos tan sanos,

siempre, en mi vida, asomar,

y poderlos abrazar,

desde el portal de mi casa:

Si el amor es, hoy, la brasa,

que enrola mi alma a la vida;

y, además, es embestida,

catapulta, hasta llorar.

Herencia de mi Noel,

son sus dos hijos, artistas;

y su mujer, una arista.

que ennobleció su papel

de padre: Dulce plantel,

el de izar nueva familia,

con amores, que concilian

talentos de corazón,

pues mi hermano fue pasión

desbordada, y gran vigilia.

Tengo honores, por amar

la maravilla de ver

a sus semillas crecer,

cual estrella de emular

almas de niño: Cuidar

fue la mejor hidalguía

de mi hermano: Lozanía,

que lo distingue, en sus leguas

de ser humano: Un “Eléggua”,

entre luz y algarabía.

Miami, 7 de junio del 2022.

S.O.S. HUMANOS

(UN MICROCUENTO HOMENAJE PARA MI HERMANO NOEL GUTIERREZ)

Por JOSAN CABALLERO.

Luego de contraer la Covid, él donó su plasma, para servir en estudios y curaciones, pero su madre lo llama, consternada, pues su hermano también lo contrajo, y no quería vacunarse. Aunque tenía miedo de infectarse nuevamente, no aceptó esta mutua adversidad, por lo que viajó a su rescate, y se dedicó a cuidarlo. Cuando lo encontró, parecía ser cuestión de horas, mas ninguno se dio por vencido. Puede ser que la muerte los haya salvado, de esa corona que eligió, para que los humanos dejaran de temer, y entraran a la nueva era de su propia resiliencia y solidaridad.

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 8 de junio del 2022.

5 respuestas hasta “A LA EDAD DEL LOCO CUERDO MI HERMANO ARRIBARIA, SI LA COVID NO LE HUBIESE ARREBATADO SU SOMBRERO DE MAGO Y DE PROFETA…”

  1. Feliz cumpleaños Noel, si estuvieras con vida física estoy seguro que festejaria este día junto a tu hermano Josan, pero sé que en el cielo también de festeja así que muchas felicidades. Viaja mucho por el universo!

    Le gusta a 1 persona

    • Ambos creemos en la reencarnación del alma y en la vida, después de la vida, cercano Carlos, por eso te agradezco esas entrañables palabras, y celebro contigo este renacer de mi hermano, en cada cumpleaños. Los corazones de los tuyos se reúnan cada año, y festejemos el devenir de la familia, siempre. Un beso y mi gratitud para ti. Te abraza, Josan Caballero.

      Le gusta a 1 persona

  2. Hermoso y conmovedor, Tony. No sabía que habías perdido a tu hermano por el COVIP, es una gran pena.

    Le gusta a 1 persona

    • Si, amiga Raisa, mi hermano Noel murió el 1 de agosto, cuando le colocaron la tercera vacuna Abdala, contra la COVID-19. Eso fue el jueves, y el domingo 1 de agosto amaneció muerto. Parece que pasó del propio sueño a una trombo, y murió en ese lapso de tiempo. Por eso escribí el microcuento además, porque nadie pudo auxiliarlo en ese proceso traumático y difícil, que no se lo deseo a nadie. Gracias por recordarlo, con su edad de «mago y retrato», en la charada china, pues tenía tan sólo 58 años. Ahora pasaría a la edad del «loco», pero él era más cuerdo que nosotros…un beso, mi amiga, de Josan.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: