Archivo para febrero, 2020

LAS PREDICCIONES Y CONFABULACIONES DE LA CIENCIA Y LA CIENCIA FICCION CON LA REALIDAD DAN ALERTAS Y PRUEBA ANTICIPADA DEL “VIRUS WUHAN-400”, EN UNA NOVELA DE TERROR, 40 AÑOS ANTES DE LA EXISTENCIA DEL CORONAVIRUS…

Posted in CONFUSIÓNRITMO with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 26 febrero 2020 by josancaballero

Por JOSAN CABALLERO.

COINCIDENCIA O PREFIGURACION, FRENTE A “LOS OJOS DE LA OSCURIDAD”, DE DEAN KOONTZ, CON ESTA INMINENTE GUERRA BACTERIOLOGICA O POSIBLE PANDEMIA UNIVERSAL?

VERDADES Y FALSEDADES DE UNA SITUACION REAL…

Para mi amigo Roger Mejía.

Cada día aparecen nuevas claves, para desentrañar las futuras catástrofes de la humanidad, en una suma de progresiones y regresiones infinitas, que contribuyen al miedo colectivo y la desesperación.

Eso mismo está ocurriendo, con el “Chernóbil chino”, desde la inminencia del “Coronavirus” y su presencia real, en más de una treintena de países, desde que afloró, intempestivamente, en Wuhan, uno de los espacios más populosos chinos, que, según la Wikipedia, “es la capital de la provincia de Hubei y la ciudad más poblada en la zona central de la República Popular China. Está localizada en la confluencia de los ríos Yangtsé y Han. Tiene una población aproximada de 11 millones de habitantes en un área de 8467 km², si se incluye el área metropolitana”(1), por lo que dicho afloramiento del virus, debido a esta razón, ya no se pudo controlar, al punto de que el propio doctor Li Wenliang, quien reveló la situación, desde el 10 de enero del 2020, fue acusado de propagar rumores de la terrible enfermedad, y diez días más tarde, se declara la emergencia sanitaria en el país, tras la cual, el 30 de enero, el médico vuelve a hablar, en las redes sociales, de que también está infectado, y enseguida el gobierno chino informa su muerte, pero nunca cuando ocurrió en realidad.

Mas todo esto ya lo había avizorado un genial escritor de terror y ciencia ficción estadounidense, Dean Koontz, nacido el 9 de julio de 1945, en Everett, Pensilvania, quien tiene alrededor de doscientos libros en su quehacer, traducidos a diecisiete lenguas, y con más de cincuenta millones de ejemplares vendidos, en todo el mundo (2), en su novela terrorrífica THE EYES OF DARRKNESS (LOS OJOS DE LA OSCURIDAD), publicada hace cuarenta años, en mayo de 1981, la cual, curiosamente, se encuentra “descatalogada” de las librerías y las bibliotecas de este gran país.

Por eso, vamos a desentrañar aquí los enigmas y elementos de contacto, entre la propia literatura creactiva, los puntos de coincidencia o revelación, así como la realidad de estas historias verídicas, que parecen también extraídas de la ficción.

DEAN KOONTZ, y THE EYES OF DARRKNESS (LOS OJOS DE LAS TINIEBLAS)

¿Dean Koontz predijo el coronavirus 2019 en la novela de 1981? No

12:23 | 26 de febrero de 2020 (GMT)

En 1981, el autor Dean Koontz publicó una novela, sobre un “arma biológica”, llamada “Wuhan-400”, que fue diseñada para matar personas, pero accidentalmente le dio habilidades psíquicas a un niño.

Koontz escribió, que Wuhan-400 se desarrolló en laboratorios fuera de Wuhan, China, y era el “arma perfecta”: Sólo afectaba a las personas, y no podía sobrevivir fuera de un cuerpo humano vivo, por más de un

minuto.

Décadas más tarde, un extracto de su novela está circulando en línea, con sugerencias de que Koontz predijo el coronavirus 2019.

Una publicación de Facebook incluye tres fotos: dos de páginas de un libro, y una que muestra la portada de la novela de Koontz, “The Eyes of Darkness”.

El subtítulo dice: “Koontz escribió este libro a principios de los años 90 y describió el virus Corona. Interesante.”

Coronavirus Covid-19

Los coronavirus son un grupo de virus, que causan enfermedades, que van, desde el resfriado común, hasta enfermedades más graves. Se identificó un brote de una nueva cepa, llamada Covid-19, en Wuhan, China, a fines de diciembre de 2019.

Según la actualización más reciente de la Organización Mundial de la Salud, sobre el brote, para el 24 de febrero de 2020, el virus se ha cobrado 2.595 vidas, en China. Se han registrado 23 muertes más fuera de China.

Ha habido 79.331 casos confirmados de infección, por Covid-19, en todo el mundo, la mayoría de ellos, en China.

Wuhan-400 tiene poco en común con Covid-19.

¿Cómo se compara el verdadero Covid-19 con el “Wuhan-400” sobre el que escribió Koontz, en 1981?

Ambos tienen una asociación, con la ciudad china de Wuhan, pero las similitudes terminan ahí. La enfermedad ficticia de Koontz fue desarrollada, por investigadores en un laboratorio. Pero, como varias organizaciones de verificación de hechos han señalado, no hay evidencia de que Covid-19 haya sido creado, en un laboratorio, o diseñado por personas.

La novela también dice que Wuhan-400 “afecta solo a seres humanos”, y que “ninguna otra criatura viviente puede soportarlo”. Pero se cree que Covid-19 cruzó a los humanos de los animales.

Otra característica del ficticio Wuhan-400 es que tiene una “tasa de muertes” del 100%, mientras que el Covid-19 tiene una tasa de mortalidad del 2%.

Segunda foto del libro de 2009, “Fin de los días”

En la segunda foto, en la publicación de Facebook, un pasaje encerrado en naranja dice: “Alrededor de 2020, una enfermedad grave similar a la neumonía se extenderá por todo el mundo, atacando los pulmones y los bronquios y resistiendo todos los tratamientos conocidos”.

Pero el pasaje no es del libro de Koontz. Es del libro de 2009, Fin de los días: predicciones y profecías sobre el fin del mundo, escrito por la psíquica Sylvia Browne.

Los casos graves de Covid-19 pueden causar neumonía y dificultad para respirar, pero la Organización Mundial de la Salud dice, que la mayoría de las víctimas se recuperarán. Y se están llevando a cabo ensayos para vacunas y otros tratamientos potenciales.

Ambas “predicciones” de Koontz y Browne no se ajustan a las características de Covid-19.

– Africa Check.

Notas al pie:

Textos consultados y aprovechados:

https://africacheck.org/fbcheck/dean-koontz-predicted-2019-coronavirus-in-1981-novel-no/

https://english.manoramaonline.com/lifestyle/books/2020/02/18/author-dean-koontz-predit-coronavirus-the-eyes-of-darkness.html

Coronavirus en China: Quién era Li Wenliang, el doctor que trató de alertar sobre el brote (y cuya muerte causa indignación)?

Por Stephanie Hegarty, del Servicio Mundial de la BBC.

Li Wenliang publicó, en las redes sociales, una foto suya, desde su cama en el hospital, el 31 de enero. Al día siguiente fue diagnosticado con Coronavirus.

La muerte del médico chino que intentó advertir sobre el brote de coronavirus ha provocado un nivel de indignación pública y dolor sin precedentes en China.

Li Wenliang murió, después de contraer el virus, mientras trataba a pacientes en Wuhan.

En diciembre pasado, intentó alertar a sus colegas médicos, advirtiendo sobre un virus, que creía que se parecía al SARS, otro Coronavirus mortal.

Pero la policía le dijo, que “dejara de hacer comentarios falsos”, y fue investigado por “propagar rumores”.

“No creo que haya estado difundiendo rumores. ¿No se ha convertido esto en realidad ahora?”, le dijo a la BBC su padre, Li Shuying. “Mi hijo era maravilloso”.

Lo que le ocurrió a este doctor revela la respuesta fallida de las autoridades locales de Wuhan, en las primeras semanas del brote de Coronavirus.

Muchos, en China, lo consideran un héroe, y la noticia de su muerte fue recibida, con un intenso torrente de dolor, en la red social china, Weibo -equivalente al Twitter occidental-, que rápidamente se convirtió en ira.

¿Qué hizo Li Wenliang?

En diciembre, Li estaba trabajando, en el epicentro del brote, cuando detectó siete casos de un virus, que se asemejaba al SARS, el que provocó una epidemia global en 2003.

Se sospechaba, que los casos provenían del mercado de pescados y mariscos Huanan, en Wuhan, y los pacientes fueron puestos en cuarentena, dentro de su hospital.

El 30 de diciembre, Li le envió un mensaje a sus colegas en un chat, en el que les advirtió del brote, y les recomendó usar ropa protectora, para evitar contagiarse.

Ya en diciembre, Li publicó, en la red social Weibo, un documento médico, en el que detallaba el diagnóstico de Coronavirus, para un paciente.

Quién era Li Wenliang, el doctor que trató de alertar sobre el Coronavirus (y cuya muerte causa indignación en China)

Li no sabía, en aquel entonces, que lo que acababa de identificar era un Coronavirus completamente nuevo.

Cuatro días más tarde, recibió una visita de funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública, quienes le dijeron que firmase una carta.

En ella, lo acusaban de “hacer comentarios falsos”, que habían “perturbado severamente el orden social”.

“Le advertimos solemnemente: si sigue siendo terco e impertinente, y continúa con esta actividad ilegal, será llevado ante la Justicia ¿se entiende?”.

Debajo, Li escribió: “Sí, entiendo”.

Disculpas tardías

Li fue una de ocho personas, que la policía dijo, que estaban siendo investigadas por “divulgar rumores”.

Al final de enero, Li publicó una copia de la misiva en Weibo, explicando lo que pasó.

Entretanto, las autoridades locales le ofrecieron una disculpa. Pero es una disculpa que llegó muy tarde.

En las primeras semanas de enero, las autoridades en Wuhan insistían, en que sólo aquellos, que entraban en contacto con animales infectados podían contraer el virus.

Las autoridades obligaron a Li a decir, en una carta, que había difundido “comentarios falsos”.

A los médicos no les dieron instrucciones para protegerse.

Y una semana después de que recibiera la visita de la policía, Li tuvo que tratar a una mujer que sufría glaucoma.

No sabía que ella había contraído Coronavirus.

En el texto que publicó en Weibo, el médico describió cómo el 10 de enero empezó a toser, que al día siguiente tuvo fiebre, y dos días más tarde estaba en el hospital.

Sus padres también se enfermaron, y fueron trasladados al hospital.

Fue 10 días más tarde, el 20 de enero, cuando China declaró la emergencia, a raíz del brote.

Li contó, que le hicieron pruebas varias veces, para ver si se trataba de Coronavirus, y que todas dieron negativo.

El 30 de enero volvió a hablar del tema, en las redes sociales.

“Hoy me dieron el resultado de las pruebas de ácido nucléico y es positivo. Finalmente he sido diagnosticado”, publicó.

En un principio, a los médicos no se les advirtió, que usaran mascarillas o ropa protectora.

Confusión en el anuncio de su muerte

Hubo mucha confusión sobre cuándo exactamente falleció Li.

Tras una jornada de caos y desmentidos, las autoridades sanitarias chinas, finalmente, confirmaron que el joven médico falleció, en la madrugada del jueves al viernes, hora local.

El joven médico fue declarado muerto, este jueves por la noche, hora local, por reconocidos medios del país, que están controlados por el Estado, y suelen ser altavoz de la línea oficial.

No obstante, poco después, el hospital Central de Wuhan desmintió, que hubiera muerto: afirmó, que estaba en situación crítica, pero que se estaba haciendo “todo lo posible para reanimarlo”.

Li Wenliang fue acusado de propagar rumores.

La prensa oficial también se retractó, e incluso borraron las publicaciones, en redes sociales, en las que informaron del deceso.

Horas después, el hospital confirmó la muerte, con un nuevo mensaje en Weibo, la red social más popular del país.

“En la lucha contra la epidemia de la neumonía del nuevo Coronavirus, el oftalmólogo de nuestro hospital Li Wenliang, desafortunadamente, resultó infectado. Li murió pese a todos los esfuerzos para reanimarlo. Lamentamos profundamente su fallecimiento”.

Ola de indignación

Al principio, la noticia de la muerte del doctor fue recibida con pena en la red social Weibo, pero el sentimiento de luto pronto se transformó en ira.

Ya había acusaciones, contra el gobierno, de subestimar la gravedad del virus, y de, inicialmente, intentar mantenerlo en secreto.

La muerte de Li alimentó aún más esa sensación, desencadenando un debate sobre la falta de libertad de expresión, en China.

El departamento anticorrupión del país afirmó, que abrirá una investigación sobre “cuestiones que involucran al médico Li Wenliang”.

El gobierno chino ya había admitido “fallos y deficiencias”, en su respuesta al brote, que ya mató a más de 600 personas e infectó a más de 30.000, en China continental.

“Un desastre político épico”:

Análisis de Stephen McDonell, corresponsal de BBC News en Pekín

La muerte del médico Li Wenliang fue un momento de desolación para este país. Para el liderazgo de China, es un desastre político épico.

El caso revela los peores aspectos del sistema de mando y control del gobierno de China, bajo el liderazgo de Xi Jinping, y el Partido Comunista tendría que estar ciego para no verlo.

Cómo el manejo de la crisis del coronavirus puede afectar al gobierno del todopoderoso Xi Jinping

Si la respuesta, para una emergencia de salud peligrosa, es la política de perseguir al médico, que intenta denunciar el caso, entonces su estructura está obviamente destrozada.

Ahora, los censores van a intentar encontrar una manera de convencer a 1.400 millones de personas de que la muerte del médico Li Wenliang no es un ejemplo claro de la limitación de la capacidad del partido, para manejar una emergencia, cuando la apertura puede salvar vidas y restringirla puede matar.

El número de infectados ha superado los 30.000.

Weibo fue inundada, con mensajes de indignación. Es difícil recordar un acontecimiento, en los últimos años, que haya despertado tanto dolor, rabia y desconfianza hacia el gobierno.

Los dos principales hashtags decían “el gobierno de Wuhan debe disculpas al Dr. Li Wenliang”, y “queremos libertad de expresión”.

Ambos fueron rápidamente cesurados. Cuando la BBC hizo una búsqueda, en la red social este viernes, miles de comentarios habían sido borrados y quedaban pocos.

“Esta no es la muerte de un denunciante. Es la muerte de un héroe”, escribió un usuario en Weibo.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-51371640

Otros textos y materiales audiovisuales que tratan la agravante situación del Covic-19

LA PLAGA QUE VIENE, de Laurie Garrett…

La plaga que viene, de Laurie Garrett, trata de enfermedades recientemente emergentes en un mundo fuera de balance…

Agua potable no purificada. Uso indebido de antibióticos. Guerra local. Migración masiva de refugiados. Las condiciones sociales y ambientales cambiantes en todo el mundo han fomentado la propagación de virus y enfermedades nuevos y potencialmente devastadores: VIH, Lassa, Ébola y otros. Laurie Garrett lo lleva en un viaje de cincuenta años a través de las batallas mundiales con microbios y examina las condiciones mundiales que han culminado en brotes recurrentes de enfermedades recientemente descubiertas, epidemias de enfermedades que migran a nuevas áreas y enfermedades viejas mutadas que ya no son curables. Ella argumenta que no es demasiado tarde para tomar medidas para prevenir una mayor avalancha de virus y microbios, y ofrece posibles soluciones para un futuro más saludable.

https://www.goodreads.com/book/show/46722.The_Coming_Plague\

PANDEMIC, de NEFLIX…

Pandemia: la nueva serie de Netflix, sobre brotes globales, está extrañamente cronometrada, y me conmovió hasta las lágrimas.

El documental cuestiona nuestra disponibilidad, para virus de rápido movimiento, como el Coronavirus. Es informativo, inspirador y aterrador.

Por Brigid Delaney.

Mar 4 Feb 2020: 23.48 EST: Última modificación el Mar 4 Feb 2020: 23.54 EST

“Me conmovió hasta las lágrimas varias veces, no por miedo a lo que podría venir para nosotros, sino por la amabilidad y dedicación de quienes trabajan en el campo”. 

¿Cómo es eso de tiempo?

La nueva y aterradora docuseries de Netflix, Pandemic, ha caído justo cuando un nuevo virus aterrador ha aterrizado en la vida real.

Mientras que el Coronavirus domina los titulares de las noticias, Netflix está transmitiendo su serie de seis partes, sobre qué tan preparado (o no) está el mundo, para enfrentar una nueva pandemia.

Pandemia: cómo prevenir un brote comienza con una teoría: que debemos un nuevo virus mortal de rápido movimiento. Han pasado 100 años, desde que un virus de la gripe mortal mató a entre 50 y 100 millones de personas, en un momento, en que la población mundial era de solo dos mil millones (imágenes en blanco y negro de personas con máscaras faciales antiguas, con un montón de fosas comunes excavadas).

Ahora hay casi ocho mil millones de personas en el mundo, como el experto Dr. Dennis Carroll, director de la Unidad de Amenazas Emergentes de USAID, advierte en Pandemic: “Cuando hablamos de otra pandemia de gripe, no se trata de si, sino de cuándo”.

¿Podría ser el “cuándo” que persigue a esta aterradora serie ahora?

Al momento de escribir, el número de muertos por Coronavirus es de casi 500 personas; se ha extendido a 28 países, y el número global de casos confirmados supera los 24,000.

Además de la pérdida de vidas, el virus ha causado una interrupción generalizada, en los mercados financieros, lugares de trabajo, patrones de vuelo y producción de alimentos: efectos pronosticados y examinados con gran talento, detalle y drama, en Pandemic.

Una de las productoras ejecutivas, Sheri Fink, es periodista, doctora y autora de la brillante Five Days at Memorial, sobre la falta de preparación para el huracán Katrina. Tuiteando, sobre el extraño momento de la serie, esta semana, dijo: “Esperamos informar antes, no después, de que surgió otro patógeno peligroso”.

Sheri Fink

@Sherifink

  • 1 de febrero de 2020

En respuesta a @sherifink

“No puedo imaginar que muchos expertos en salud pública estén en desacuerdo, y muchos han estado haciendo este argumento durante años. Destaca el papel que todos tenemos en seguir la guía y la evidencia, haciendo nuestra parte si un nuevo virus prevalece localmente, porque los trabajadores de la salud no pueden hacer todo”.

Sheri Fink

@Sherifink

“La gente ha dicho que la pandemia de docuseries salió en un momento perfecto, pero de hecho lo hicimos porque algunos de nosotros habíamos visto el sistema probado en formas más pequeñas y conocíamos sus vulnerabilidades. Esperábamos informar antes, no después, de que surgió otro patógeno peligroso”.

18 años

9:39 PM – 1 de febrero de 2020

Ver los otros Tweets de Sheri Fink.

Como resultado del Coronavirus, los espectadores llegarán a la serie, con un nivel adicional de conocimiento de los riesgos de un virus misterioso y de rápido movimiento. Pero no dejes que el factor miedo te desanime. Pandemic también es informativo, inspirador, visualmente impresionante y una gran pieza de narración.

Producida,por Zero Point Zero Productions, que también creó los programas de Anthony Bourdain, presenta a los espectadores una variedad de personajes, cuyas historias se desarrollan, a medida que la serie galopa por todo el mundo.

Los héroes son los científicos, médicos y expertos en desastres. Seguimos a la Dra. Syra Madad, mientras trata de preparar el sistema hospitalario de la ciudad de Nueva York, para una pandemia mortal, a pesar de los recortes presupuestarios. Nos encontramos con Jake Glanville y Sarah Ives, dos científicos que están tratando de crear una vacuna global, contra la gripe de un solo disparo, que pueden poner a disposición de forma gratuita a las personas, en los países en desarrollo. Vamos a Jaipur, y recorremos las salas de un hospital abarrotado, con el Dr. Dinesh Vijay, y nos dirigimos a los mercados avícolas de Vietnam, con Dennis Carroll.

Si hay un villano aquí, no es sólo el virus, en sí, sino la información errónea, que a menudo se propaga, junto con una pandemia.

Los expertos advierten al mundo “extremadamente poco preparado”, para futuras pandemias.

Usando una técnica, similar a la película Contagio, el espectáculo salta, por todo el mundo: desde ICE, que lleva a cabo campamentos, en la frontera de EE. UU., hasta un hospital del condado, con fondos insuficientes, en Oklahoma, protestas de los anti-vaxxers, en Oregon, hasta la lucha, en el Congo, para contener el virus del Ébola.

Me conmovió hasta las lágrimas varias veces, no por miedo a lo que podría venir, para nosotros, sino por la amabilidad y dedicación de quienes trabajan en el campo.

Los trabajadores de la salud mueren, y son asesinados, mientras tratan el virus del Ébola, en África. Los médicos indios, en hospitales superpoblados para los pobres, se enfrentan a 1,000 pacientes al día, que presentan síntomas graves de gripe porcina.

Hay voluntarios, que administran vacunas contra la gripe, en la frontera; los médicos con exceso de trabajo, que rara vez ven a sus propios hijos; los científicos ambiciosos, que buscan vacunas, mientras trabajan fuera de las grandes farmacias; todo esto muestra, que las personas que trabajan en sistemas fuertes, con fondos decentes.

Pandemia: cómo prevenir un brote se está transmitiendo ahora en Netflix…No dejes de verla…

theguardian.com/tv-and-radio/2020/feb/05/pandemic-netflixs-new-series-about-global-outbreaks-is-eerily-timed-and-moved-me-to-tears

JOSE ANTONIO GUTIERREZ CABALLERO

IMPORTANTE: AMBOS VIDEOS CONTIENEN INFORMACION ESENCIAL SOBRE EL CORONAVIRUS…

Miami, 26 de febrero del 2020.

 

 

 

 

Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo: La ola neorromántica y la contradicción revolucionaria cubana de 1959, vivida y experimentada por una mujer, que hoy nos trae su cálida espuma de poeta esencial…

Posted in AVATARSERES with tags , , , , , , , , , , , on 5 febrero 2020 by josancaballero

Por JOSAN CABALLERO.

Por mi amiga Mercedes Eloísa, poeta de 81 años, que deambula en Miami, con sus sueños y poemas…

Debo confesarles, que me ha ido embelesando una mujer mayor, cuya amistad con ella comenzó, sorbiéndole día a día su café, pero, poco a poco, fuimos descubriéndonos y amándonos, cordialmente, desde que le escribí el poema apócrifo, titulado “UNA AMIGA ESPECIAL, CUYA ALMA ES CUAL UN SORBO DE CAFÉ”, y lo publiqué en mi blog de marras, debido a lo cual empezamos a confluir, en un sitio de encuentro, bastante conocido, la cafetería o el bar del Magic Jailai City, junto con un grupo selecto de otros amigos, que ya se han vuelto inseparables, y de quienes les comentaré en otra velada de mis posts.

Les presento a Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo, nacida el 15 de mayo de 1939. Por ella, he conocido muchas cosas de mi país natal, Cuba, incluso, de su pueblo, Guanajay, en que nació y vivió, hasta 1966, en que se exilia, dentro de los Estados Unidos, como tantos otros cubanos, que visualizaron, con antelación, las intenciones de un régimen, que se vestía de oveja, para luego transformarse en el lobo, que era verdaderamente, fue y ha sido, desde sus inicios hasta sus postrimerías, mientras yo, que,  tenía tan sólo siete años, nada sospechaba de aquello, pero, desde los cinco, ya andaba declamando e inventando mis precoces poemas, en el Palacio de Pioneros “Paquito Rosales”, de El Laguito, en la todavía lujosa Miramar, donde mi padre Ñico, se desempeñaba, como un alto dirigente de la institución. Y yo, por supuesto, era entonces el Ñiquito, destacada mascota cultural, que, por sus diversos talentos y avispada niñez, ganaba las simpatías y regocijos del lugar.

Entonces, aunque llegué a conocer y frecuentar, mucho después, con doce años, el hermoso pueblo de Guanajay, no sabía, que, geográficamente, había sido “una de las primeras poblaciones del occidente cubano, fundado en 1650, y llegó a ser una de las villas más prosperas de la región de Vueltabajo”,1 junto al hecho de que, “en 1879, al fundarse la provincia de Pinar del Río, era el núcleo urbano de mayor importancia económica y poblacional”. Menos aún, que, luego del cambio castrista, Guanajay fue convertida, en ciudad y municipio de la Provincia de Artemisa, ubicado al centro de esta provincia”,2 pero ya no formando parte de Pinar del Río, razón por la cual resultó un gran motivo de descontento, para los antiguos pobladores, que, como mi amiga Mercedes Eloísa, la musa y poeta de mi cuento, se sienten ofendidos y desplazados por este cambio repentino, sin razón de ser, quienes se reunían los domingos, para orar y disfrutar de sus familias, durante las festividades religiosas y patronales, en la Parroquia “San Hilarión”.

Años antes de que llegaran los Castro a La Habana, y por supuesto, a Guanajay, Luis, el padre de Cheíta, como le decían a Mercedes cariñosamente, había construido, con gran esfuerzo y amoroso tesón, una inmensa mansión, a la que se fueron a vivir todos, incluso el adorado amigo de la casa, el negrito Tuto, que les hacía los mandados a la familia, como se dice en Cuba, a quien el dueño le diseñó su propio cuarto, para que viviera, junto con ellos, en la lujosa residencia.

Pero, si a ello agregamos el hecho alevoso de que, al abandonar el país, su hermosa e inmensa casa natal de Mercedes Eloísa, en donde transcurrieron sus primeros veinticinco años de plena felicidad, y en cuyos cuartos había retozado, hasta concebir sus iniciales poemas neorrománticos, aquellos que dieron expresión y fluidez a su mente y corazón, resultó expropiada, por miembros de esa Revolución, entonces triunfante, quienes la convirtieron, en la Casa del Partido Comunista de Guanajay, anegando aquellas alegrías y recuerdos, en una profunda desolación, al punto de hacer que esos textos líricos, ya creados por Mercedes entre 1960 y 1965, respectivamente, fueran invadidos, igualmente, por el olvido y la desilusión.

En ese tiempo, en que yo, inocente, deambulaba, cual un Harry Potter, por los pasillos, corredores, talleres y bibliotecas suntuosas del Palacio de Pioneros, nuestra amiga Cheíta ya había conocido a Diego Lorenzo González, un muchacho de Santa Clara, que frecuentaba bastante el Parque Central de Guanajay, y en uno de esos paseos matinales o de atardecer se juraron mutuo amor, y se hicieron novios, a los quince o dieciséis de Mercedes, pero, como cuando triunfó la Revolución, a él enseguida lo encarcelaron, por no estar de acuerdo con el gobierno castrista, pues se convirtió en un preso político, y Mercedes tuvo que casarse con él, por poder, en 1964, para luego salir del país, y emigrar, durante 1966.

Como la vida entre los seres humanos se convoca de diversas maneras, y muchos nacen, hasta crecen, y se amplían o cambian sus espacios paralelamente; otros deambulan simultáneos; incluso, subsisten y coexisten, aún sin conocerse y confluir: Esta es una de las interesantes hipótesis de Fernando G. Campoamor, que ahora no viene al caso, mas podría ser retomada en cualquier momento, para ilustrar el encuentro generacional y amistoso, entre Mercedes y yo. Pero un día de sus vidas coinciden y se enrolan, para no despegarse más, y esas almas, que se juntan, familiares, amistosas y/o amorosas, ahí mismo es cuando empiezan a reconocerse, imbricarse y confabularse, entregando sus recuerdos y memorias, como la mejor de las entregas y regalos, desde y para la humanidad, como lo hicimos, hace más de un año, Cheíta y yo.

Dos anécdotas fundamentales me restan en esta noble y rica historia de mi amiga Mercedes, que ilustran su maravillosa personalidad y sencillez. Ambas tienen que ver con Tuto, el amigo negro de su niñez. La primera, como ya parte de la familia había logrado emigrar a los Estados Unidos, sólo faltaban Mercedes, sus padres y, por supuesto, Tuto, quien escuchaba a menudo hablar por teléfono a Cheíta, con su abuela, que era la que realizaba todos los trámites, para que se pudieran embarcar o volar a Miami, Estados Unidos. Cada vez que esta conversación ocurría, allá se escuchaba, según Mercedes, al Tuto decir: “Tú verás, que ya el Negrito se queda…Tú vas a ver que el Tuto se queda”. Sin embargo, en una de esas últimas oportunidades, Cheíta le cuenta a su abuela, y aquella le dice, que ponga a Tuto al teléfono, para a continuación comentarle ella misma: “No te preocupes, Tuto, que si tú no sales delante, nadie vuela, mi negro”.

La segunda historia increíble gira alrededor de un gran cuadro del Sagrado Corazón de Jesús, que la familia de Mercedes tenía colocado en la sala de la mansión. Cuando ya están prestos a irse de allí, Cheíta mira al entrañable retrato, y le dice a Tuto, que lo desarme y se lo entregue. Este cumple su petición, y luego de hacerlo, lo vuelve un rollo y lo pone en las manos de Mercedes, quien a partir de entonces no se despega de él, ni un instante, mientras Tuto, que entonces viaja sentado, al lado de ella, ya en el avión, hacia los Estados Unidos, mientras los padres escuchan detrás, le comenta, preocupado a su amiga, casi hermana, con miedo a que le descubran el rollo que lleva escondido junto a ella: “Cheíta, tú crees que él llegue adónde vamos?” A lo que Mercedes le responde, sin ton, ni son: “Ese es el primer milagro que llega, porque llega”. Y así ocurrió con el rollo, el cual, nuevamente, al llegar a Miami, se convirtió en retrato y en sucesivas fotos del mismo santo, pues jamás se ha despegado Mercedes de su milagroso Sagrado Corazón. Y ahora lo regala a allegados amigos, para complacencia y resguardo de su amable corazón.

He ahí lo que ha ocurrido, permanentemente, con esta gran mujer, mi actual e inseparable amiga, Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo, quien, de la noche a la mañana, se encontró sin nada, viajando con su “Sagrado Corazón de Jesús” a cuestas, cuya imagen llevaba consigo, en una foto, sagrada y diminuta, y el día que nos conocimos, luego de una breve taza de café, me la entregó, y ahora la porto yo, como el gran regalo amistoso, entrañable y espiritual que es, para los dos.

Es que todos regresamos de algún modo a nuestros orígenes, y nos encontramos por una razón, para volver a ser, pues realmente pertenecemos siempre a esos lugares de promisión, y hasta nuestro espíritu permanece ahí, para siempre. El alma no es un espejismo, y es tan grande y amplia, que circunda al ser humano, sale y regresa, por todos los sitios que vivió y cohabitó.

Por eso, ahora les presento los poemas, que Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo unos días o unos años de su vida escribió. Podrán ser neorrománticos, a lo José Angel Buesa, o con ciertas frases manidas y reencontradas ya, en el romántico ibérico Gustavo Adolfo Bécquer, incluso bifurcándose, desde otro corazón, pero esas aguas de mar turbulento trajeron a esta ola prístina, inmensa, tierna y amorosamente húmeda, sosegada, que hoy deja su espuma cálida entre nosotros, diciéndonos, que allí estuvo, y aquí vivió, en su eterno y enigmático corazón.

Bienvenida, poetisa Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo, en el umbral de la poesía cubana contemporánea, con los enigmas del valor histórico-genético de cualquier obra literaria, y al agua cristalina, amistosa, creactiva y efervescente de este JosanCaballero’s Blog…

Notas al pie

1,2 https://es.wikipedia.org/wiki/Guanajay

Los Poemas de

Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo

AMOR Y OLVIDO

Me dejaste una tarde, sin pensar en volver,

Solo, por el pecado, de entregarte mi ser.

 

No te importó partir, y me quedé muy sola,

como queda la arena, cuando pasa la ola.

 

Te contemplé de lejos, tras abrir la ventana,

y pensé en el ayer, el hoy, y en el mañana.

 

Creo que no supiste, ni comprender siquiera,

que mi amor fue tan grande, como la primavera.

 

Mi pecado es más dulce, porque yo sí te amé,

y hoy, al saberte lejos, sé que te olvidaré.

 

Quiero sepas, que hoy, la arena está muy sola,

pero yo sé que, pronto, la mojará otra ola.

AMOR VERDADERO

Amor que te alejaste, porque lo quiso Dios,

no creas, que tu partida significa un adios.

 

Muchas veces la vida se nos amarga un día,

pero cuando regreses, habrá más alegría.

 

Entonces, las tristezas se echarán al olvido,

y así recordaremos aquello tan querido.

 

Hay amores, que nacen y mueren enseguida:

En el nuestro, hoy y siempre, la llama está encendida.

 

Yo tengo la esperanza, como tú has de tener,

de estar juntos de nuevo, y volver a nacer.

 

Y después que este sueño se haga realidad,

Seremos muy felices, hasta la eternidad.

SIN PALABRAS

Dices, que no te quiero, sin comprender mi amor,

que nació, como nace, del rosal una flor.

 

Mi amor es tan ardiente, tan fiel y verdadero,

que aunque no te lo diga, tú sabes que te quiero.

 

Porque el árbol no habla, y se siente feliz,

cuando nota, que el agua remoja su raíz.

 

La estrella es más dichosa, si la noche es obscura,

Porque sabe que así reluce su hermosura.

 

Fue aquella tarde gris, que comenzó a llover,

mientras yo, entre tus brazos, me dejaba querer.

 

Así te demostré, que sin tener que hablar,

se puede querer mucho, cuando se sabe amar.

 

Por eso, mi jardín florece cada día,

y mi vida sonríe replete de alegría.

 

Sin tus besos, no sabe latir mi corazón,

porque tú eres mi cielo, mi sol y mi pasión.

VOLVERAS

Volverás, como el ave, que retorna a su nido,

Cual un niño perdido, que regresa a su hogar:

Volverás en silencio, como un desconocido,

con tu alegre sonrisa y tu suave mirar.

 

Volverás como algo, que casi no se espera,

cual el sueño, que un día se vuelve realidad:

Volverás no sé cuándo, quizás en primavera,

después de larga espera, por la felicidad.

 

Volverás para siempre, sin otra despedida,

seguro, pues, de mí, jamás te alejarás.

Volverás, y, de nuevo, renacerá la vida.

Volverás…, yo te espero, porque sé que vendrás.

POEMA DE LA ESPERA

La noche está tan bella, que me parece verte,

entre las nubes grises, que corren sin piedad,

pero es un espejismo, que permanece inerte,

formando tu figura, entre la obscuridad.

 

Son tantos los recuerdos, que vienen a mi mente,

cuando te siento cerca, sin poderte tocar,

que todo lo cambiara, por no sentirte ausente,

con tenerte en mis brazos, y poderte besar.

 

Sólo Dios, que me observa, comprende lo que ansía

mi alma desolada, que sólo sabe amar,

esperando, en silencio, un día…y otro día,

al hombre, que una noche me llevará al altar.

QUE IMPORTA!

Qué importa que la vida nos trate tan cruelmente,

si tal vez, otro día, nos trate diferente.

Qué importa, sí, qué importa, que todo ocurra así,

si sabes, que mi alma te pertenece a ti.

 

Nos quisimos ayer, y mañana aún más,

y yo sé que me amaste, y siempre me amarás.

El destino, algún día, nos pondrá frente a frente,

y nos veremos solos, aunque pase la gente.

 

Me besarás con ansias, me abrazarás también,

y así recordaremos, de nuevo, nuestro “Edén”.

Por eso, nada importa, si tú fuiste el primero,

en tenerme, en tus brazos, y decirme: “Te quiero”.

 

Qué importa, si mañana no estaremos distantes,

y seremos dichosos y felices amantes:

Me abrazarás muy fuerte, te entregaré mi ser,

y nos parecerá, que no existió el ayer.

SOLEDAD

En esta soledad, que llevo, muy profundo,

como el alma, que vaga, sin comprender el mundo…

En esta soledad, que tan adentro siento,

como la hoja seca, que se la lleva el viento…

 

Pero mi vida, a veces, se llena de alegría,

y al pensar, que estoy sola, siento melancolía:

Una melancolía difícil de olvidar,

y que, quizás el tiempo, se la pueda llevar.

 

“Por qué me siento sola?”, a veces me pregunto,

y mi alma responde, con su dolor profundo:

“SOLO EL REGRESO PLENO DE MIS QUERIDOS SERES,

HARA, QUE EN MI JARDIN, RETORNEN LOS LAURELES”.

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 4-5 de enero del 2020.