Archivo para Nueva Trova

PEQUEÑA SERENATA NOCTURNA DE UN POETA EXILIADO CUBANO A UN FURIBUNDO Y MALGASTADO TROVADOR BURGUÉS

Posted in Desconciertos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 10 junio 2010 by josancaballero

Lejano Silvio:

Insigne y malgastado trovador, nos hemos conocido más de una vez en la sitiada y citada isla de Cuba, por nuestro amigo mutuo Augusto Blanca, con quien no sólo he compartido la creación en Teatrova (a raíz de nuestro Premio La Edad de Oro 1989, en canción para ser escuchada por el niño, con mi poemario El pescador de la luna), pero nuestra primera presentación, ocurrió, entrada la década de los ochenta, mientras Augusto preparaba su disco Puñado de semillas, un tiempo después de haber tenido tú un concierto en el Teatro Carlos Marx, donde te indispusiste con algunos espectadores, quienes, mientras cantabas la canción del Pequeño Burgués, te gritaron: “Silvio, predica con el ejemplo”, y tú montaste en cólera, lanzaste un vaso de ron, que tenías bien cerca, y dejaste de cantar, diciendo algunas groserías e improperios al público presente, que en verdad no lo merecía.

Algo parecido sucedió hace unos años, pero no fue de la misma manera que ésa anterior, pues en aquel caso, ocurrió como en un castillo de naipes, la gente arañaba y ensuciaba tu auto, dicho por ti mismo a nuestro mutuo amigo, e incluso, el Diario Granma te solicitó pedir una disculpa al pueblo, y tuviste que retractarte públicamente, carta que debe andar por uno de los mohosos ejemplares de la Biblioteca Nacional “José Martí”, si nuestra Polilla Cubana, no ha logrado desaparecerlo aún. Sigue leyendo

Anuncios

Mal Querido PABLO: Como si fuera la Primavera (Negra), Yo (no) muriendo…

Posted in CONFUSIÓNRITMO with tags , , , , on 18 marzo 2010 by josancaballero

Parábola del Hombre Desierto:

 De los dobleces y endebleces de un Trovador

Hablar TANTO, para no decir CASI NADA, es una pena en estos días, sobre todo, en Cuba, y aún así tenemos que agradecérselo, pues ha dicho más que otros, que mantienen su cabeza debajo del bozal, mientras el cuerpo y las actitudes los delatan mucho más.

Debo decir que leí muchas veces la entrevista de Pablo Milanés, antes de hacer este artículo, e incluso, escuché las opiniones vertidas a la cadena Univisión, por nuestro amigo y colega Alejandro Ríos, con las que estoy plenamente de acuerdo y hasta coincido, pero sólo con una parte, puesto que si queremos resaltar lo positivo en la entrevista de Milanés, claro que debemos argumentar exactamente todo lo que gire en torno al atrevimiento del trovador cubano, para decir esas medianas verdades, en especial, dada la férrea censura y el miedo subyacente, en gran parte de la intelectualidad cubana de adentro. Miedo a perder sus puestos, su status y hasta poner su propia vida en peligro. Eso no es nuevo para nadie, sin embargo, en Pablito sí lo es, por el hecho de opinar diferente, aunque con medias tintas, decir por no callar, pero también mentir a todos y a sí mismo, lo cual deja al personaje desnudo en su totalidad, en plena carretera de la historia, en su continuidad y ruptura con el régimen, ya que muestra al menos su verdad, que siempre ha sido una mentira, al juzgar por sus propias palabras, que aquí serán puestas en tela de juicio enseguida. Sigue leyendo