UNA AMIGA ESPECIAL, CUYA ALMA ES CUAL UN SORBO DE CAFE…


Por JOSAN CABALLERO.

(Acróstico para mi amiga

Mercedes Eloísa Rodríguez Lorenzo,

en su cumpleaños)

SORBOS DE POESIA POR LA AMISTAD DE UNA MUJER

Mujer, que es libertad, cual breve mariposa,

Erguida al sol, que trae, en rayos diminutos:

Recta dulzura, ardiendo ternuras en tributo,

Como si su alma fuera un ave millagrosa,

Enamorando bríos de dama misteriosa,

Detrás del corazón, que le rinde sus frutos,

En la mitad más noble del amor, cuyo luto

Supo corresponder, cual migrante dichosa:

Eres flor, entre pétalos, obstinados e hirsutos,

Lustrosa, como nadie, elegante y suntuosa,

Ordenando tus néctares, que sorbo, y no discuto:

Instante para hallar tu amistad, que disfruto,

Sorprendido por esa gentileza graciosa,

Al tiempo de posar tu mano prodigiosa,

Remotamente en mí, y disponer del bruto

Origen del legado, que riegas en mi boca;

Dándome la alegría de un café, que provoca

Risas, que ya salpican los labios más astutos,

Instando tu sabor, entre las lenguas locas,

Generadoras de caídas, cual si rocas

Ulularan, buscando tomar tu cuerpo enjuto,

En gotas del elixir, que regalas y tocas,

Zalamera, al gestar confución, en no pocas

Locuras sin remate, pues eres contagiosa

Orbita para amar: Mujer, en filminutos,

Reanimas nuestras vidas: Afectos que disputo,

Entre tantos bebidos, por un tiempo canuto:

Nada como el tuyo, mi dama cariñosa,

Zarpando, con tu mar, maduro y sustituto

Oscuro del placer: Razón que no discuto.

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 08 de octubre del 2018.

Anuncios

2 comentarios to “UNA AMIGA ESPECIAL, CUYA ALMA ES CUAL UN SORBO DE CAFE…”

  1. Acróstico, por el cumpleaños de una amiga, que significa la incitación, para encabezar el acróstico de “UNA AMIGA ESPECIAL, CUYA ALMA ES CUAL UN SORBO DE CAFE”…
    Se inicia con un hermoso verso: “Mujer, que es libertad, cuál breve mariposa”: Qué hermoso símil, para expresar la libertad. Si eres un maestro en la utilización de metáforas, Josan, no lo eres menos, cuando utilizas un símil. Introduces palabras llenas de originalidad, o te atreves poéticamente a dar un doble salto mortal y lírico:

    “..Al tiempo de posar tu mano prodigiosa,
    Remotamente en mí, y disponer del bruto
    Origen del legado, que riegas en mi boca;
    Dándome la alegría de un café, que provoca
    Risas, que ya salpican los labios más astutos,”

    Después de leer los tres primero versos de esta estrofa, no puedo evitar sentir curiosidad, qué va a decir el poeta; en sólo dos versos siguientes, pues, me traslada al lugar, donde se sitúa el poema: Un sitio lúdico, distendido, mucha luz y colorido, delante de una taza de café, sobre una mesa, donde dejamos que las sensaciones, al lado de la dama a la que se dedican estos versos, penetren en nuestros sentidos…..Luego, en las fibras poéticas de Josan, florecerá el verso, como un pétalo mas de la flor que ha creado, dando forma a su poema. En la siguiente estrofa del acróstico dirá:

    “…Locuras sin remate, pues eres contagiosa
    Órbita para amar: Mujer, en filminutos,
    Locuras sin remate, pues eres contagiosa
    Reanimas nuestras vidas: Afectos que disputo,
    Entre tantos bebidos, por un tiempo canuto:
    Nada como el tuyo, mi dama cariñosa,
    Zarpando, con tu mar, maduro y sustituto
    oscuro del placer: Razón que no discuto.”

    En esta estrofa, me encuentro con palabras no habituales, en el mundo de la poesía, como “filminutos” y “tiempo canuto”, pero que aquí suenan tan poéticos, como necesarios, ya que es una de tus múltiples grandezas, poeta Josan, no caer en estereotipos, buscar siempre algo o mucha originalidad (depende de lo que escribas…)

    Qué hermosa forma y cuánta elegancia poética: “Afectos que disputo, Entre tantos bebidos, por un tiempo canuto”. Los afectos y “quereres”, que vamos absorbiendo, en pequeñas o grandes dosis, en un lugar lúdico y alegre, en un sitio íntimo, con poca gente, en espacios abiertos o cerrados, qué más da, el afecto es siempre afecto…

    El arte de expresar, de una forma hermosa, un momento cotidiano y tradicional, que se vuelve único, trascendetal, con las palabras justas; emociones, sentimientos, sensaciones, que a veces, con el lenguaje común, pocas veces podríamos explicar. Yo lo comparo un poco, con una fórmula matemática, que con unos cuantos signos y cifras, pueden encerrar partes de las cosas, que suceden, en el mundo físico, y que de otra manera no se podrían explicar. Pues el Sr. Caballero, con unas cuentas palabras, algunas veces sonando un tanto extrañas, hasta que uno se lo lee bien y reflexiona, es capaz de trasmitir mundos de sensaciones, que de otra manera sería difícil describir.

    Para terminar, debo comentar que sus dos últimos versos son de un gran equilibrio y hermosa madurez poética, que glosan y concluyen este magnífico acróstico:

    “Zarpando, con tu mar, maduro y sustituto
    Oscuro del placer: Razón que no discuto.”

    Eres un genio, mi señor Josan, pero un genio poético, cordial y muy cercanamente amoroso y cariñoso, con los tuyos. Te gusta halagar con tus acrósticos, como dices, y eso para nosotros es muy elegante, y es un lujo…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: