VEINTICINCO ANIVERSARIO DEL “REMOLCADOR 13 DE MARZO”: ROMANCE POR LAS 41 LUCIERNAGAS EMPINADAS A AGUALUZ, DURANTE LA VIL MASACRE DEL CASTRISMO CUBANO…


Por JOSANCABALLERO.

LA HISTORIA Y SU DENUNCIA

Crimen a noventa millas,

no es una historia sencilla,

ni tampoco maravilla

de un poder, que se encasilla,

para no perder la silla

presidencial: Amarilla

nota de los cabecillas

Castros, y su camarilla…

Desde el 1 de julio, todas las banderas deberían estar a media asta, porque ningún adulto, ni pequeño o joven cubano, incluso extranjero o inmigrante, pueden comentar tranquilo esta fecha, del HUNDIMIENTO DEL REMOLCADOR 13 DE MARZO, cuando recuerda la masacre del 13 de julio de 1994, en el Remolcador 13 de Marzo, en donde 41 personas perdieron la vida, vilmente, a manos de servidores del régimen castrista, comandados y enviados por el “tiranosario”, el mismo Coma-andante  Fidel Castro, que con esa canallesca “fechoría”, quiso dar un ”escarmiento” a todos los descontentos, y vaya si lo dio.

Hoy rememoramos la fecha, a veinticinco años de esta masacre, que marcó, junto a la del Río Canímar, lo inhumano de un régimen terrorista, que no valora realmente a la población cubana, y que con dichas acciones ha demostrado de lo que son capaces los castristas, ante un pueblo indefenso, condenado a permanecer inerme, ante sus andanadas y atropellos, como igualmente ocurre, en el caso de los recientes encarcelamientos y detenciones a miembros de la oposición, dentro de la isla, inmersa en un panorama de franca represión y depresión, en un país que no soporta más humillación, ni menosprecio de su movimiento opositor, diezmado de esta manera, para que los hermanos Castro logren nuevamente un desahogo de la crisis política, que ellos mismos han generado, y de la que no saldrán, hasta que actúen, con transparencia, y reconozcan su doble moral e insana confabulación, junto a los cómplices de su dictadura feroz.

LOS MUERTOS INOCENTES

Pudieron ser más muertos, pero gracias a la presencia de la embarcación griega, que se encontraba cerca, observando, no lograron consumar el hecho totalmente. Por eso, desde entonces, la fecha cobró un nuevo sentido: El digno homenaje a todos los caídos, en esa dura batalla, no con ningún enemigo foráneo, sino, con el monstruo interno, que tenemos plantado en nuestra Isla, y que, no contento con todo lo que ha hecho, continúa perpetrando más hechos delictivos y terroristas, no aptos para mayores, ni menores, creo que para nadie, que se precie de tener un ápice de dignidad y alguna estimación, por los seres humanos, en especial, por nuestros gloriosos hermanos, flagrantemente asesinados a mansalva, a la vista de todos, sin que alguien pudiese hacer algo, más que defenderse de ese nuevo atropello, asestado por la maquinaria sórdida de un gobierno traidor, animadverso de su pueblo, que se niega a perecer, pero que ya tiene sus días contados, en este minuteo regresivo, propio del “territorio minado”, en el que nos hallamos, al decir de los historiadores mexicanos, que ya ven que esta “fallida” revolución fidelista, y castrista enrevezada, hace rato que se muerde su propia cola, y se ha convertido en un horrendo, monstruoso y tremebundo círculo vicioso, del que tenemos que salir de algún modo, y lo veremos, pues “lo único bueno que tiene, al decir de muchos, es lo malo que se está poniendo”.

De hecho, permítanme hacer mención acá de aquel penoso saldo de cuarenta y un víctimas cubanas, entre la población infantil, joven y adulta, a los veintidós niños y adolescentes, que cayeron, impunemente, en los sucesos del hundimiento castrista, al “Remolcador 13 de Marzo”, sólo por estar buscando, junto a sus padres, una nueva vía, no “para ir a las Indias”, sino para encontrar otras respuestas a su breve vida, que ya se consumía, en la peor torpeza y desamparo posibles, en un país, que los negaba, y que sentían ya no les pertenecía. Tome aquí, con detenimiento, uno por uno, los nombres y últimas imágenes de esos humildes mártires, cegados en plena luz, dentro de un mar propio, que se volvió contra ellos, pero que vamos nuevamente a rescatar, más temprano que tarde, de sus mismas burbujas vivientes:

Niños Asesinados

1- Hellen Martínez Enríquez. . . .          5 meses
2- Xicdy Rodríguez Fernández . .           2 años
3- Angel René Abreu Ruiz . . . . .           3 años
4- José Carlos Nicle Anaya . . . .            3 años
5- Giselle Borges Alvarez . . . . .            4 años
6- Caridad Leyva Tacoronte . . . .          5 años
7- Juan Mario Gutiérrez García .          10 años
8- Yasser Perodín Almanza . . . .          11 años
9- Yousell Eugenio Pérez Tacoronte .   11 años
10- Eliecer Suárez Plasencia . . . . .      12 años.

Jóvenes Asesinados  

11- Mayulis Menéndez Tacoronte . . .   17 años
12- Miladys Sanabria Cabrera . . . . . .   19 años
13 – Joel García Suárez . . .. . . . . . .    20 años
14- Odalys Muñoz García . . . . .. . . .    21 años
15- Yaltamira Anaya Carrasco . . .. . .   22 años
16- Yuliana Enríquez Carrazana . . …   22 años
17- Lissett María Alvarez Guerra . .. .   24 años
18- Jorge Gregorio Balmaseda Castillo  24 años
19- Ernesto Alfonso Loureiro .. . . . .    25 años
20- María Miralis Fernández Rodríguez 27 años
21- Jorge Arquímedes Levrígido Flores 28 años
22- Leonardo Notario Góngora . .. …. .28 años.

“ROMANCE DE DENUNCIA

POR LAS 41 LUCIERNAGAS

EMPINADAS A AGUALUZ”

Por Josán Caballero.

“UN ROMANCE POR EL REMOLCADOR,

QUE ES LEYENDA REAL

DE NUESTRA CUBA IMPACIENTE”

Romance Introductorio

 

Hay historias, que merecen

narrarse, como un gran cuento,

pues son, de la vida real,

motivo de manifiesto:

Caso de intensa maldad,

tramada, sin fundamento,

en nuestra Perla natal,

por un desgobierno cruento,

que nos incitaba al mar,

pero, pronto, ponía veto,

al impaciente cubano,

dentro de un país incierto,

que podaba sus raíces,

y acordonaba su cuerpo,

confinado, por sentirse

extrañado de su pueblo…

Romance cual Nudo de Lamento

 

Es una historia reciente,

con dos décadas y medio

deambular contra corriente:

Cuarenta y un sueños muertos,

esperando, que su historia

rebote en el universo:

La cruelda tiene castigo,

cuando se trata, por cierto,

de muertos, que izan el mar,

del fondo donde volvieron

a ser estrellas de calcio,

con sus sueños contrapuestos,

por desgobierno insolente,

que se sintió descubierto:

Asesino, que inmoló

seres de luz y escarmiento,

sin saber, que su barbarie

era, ante el mundo, y en puerto

de La Habana, a siete millas

del Morro; y que un barco griego

fue testigo de su tiempo…

Romance en Desarrollo

 

Muchos, en el Malecón,

miraban, con desconsuelo,

el 13 de julio, infausto,

que naufragó, cual un vuelo

de estrellas, que perseguían,

todas juntas, mismo sueño:

Hombres, mujeres y niños,

que tomaron de señuelos,

seguidores asesinos,

los guardacostas, barqueros

de un castrismo, que exigía

fidelidad de un rastrero,

enconado con las almas,

que buscaban asidero,

más allá del arrecife,

a noventa millas de ellos:

Vivos que iban a partir

su alma en dos, hacia un suelo

diferente, sin dejar

la ciudad del desaliento,

convertida en un manjar

invisible, en desconcierto,

con que volvían las caras,

los suyos, poir descontento,

sabiendo, que ellos estaban,

de verdad, en un gran riesgo,

donde podían morir-

se todos, en ese intento

de tomar sus riendas, justo,

para anclar suelos ajenos:

Era verano de julio,

en Cuba, a mil novecientos

noventa y cuatro, qué rabia

se sentía ya, por dentro

de setenta y dos cubanos,

fueran mujeres y abuelos,

o padres, niños alertas,

presos, en su propio cielo;

ahogados sobre el agua,

donde ellos renacieron,

por los seguidores vanos

de un castrismo malévo-

lo, que los quiso hundir,

para así ocultar el nuevo

girón, por el que huían

cubanos, sin el consuelo

de un gobierno, que los cuide,

cual familiar más sincero:

Setenta y dos, que buscaban

un refugio más completo,

la libertad tan segura,

que se ama, sin desvelo;

sin embargo, se encontraron

un profundo sumidero,

que los llevaba al desastre,

en su propio y tierno suelo…

Primera Moraleja Monorrima

Cuando un gobierno tan cruel,

disfraza su mal con bien,

pronto se llega a saber,

y miramos quién es quién,

pues el mal no se disfraza…

Romance de un Naufragio Simulado

 

Polargo Dos, Tres y Cinco,

al Remolcador se fueron,

con mangueras a presión,

sobre seres indefensos,

quienes vieron, que se hundían,

con los sueños que iban dentro:

Era un naufragio obligado,

al que estaban asistiendo,

setenta y dos navegantes,

improvisados y atentos,

que no podían creer

lo que ellos estaban viendo:

Setenta y dos inocentes,

que se quedaron perplejos,

mientras eran aplastados,

por los soldados aquellos,

que seguían instrucciones

de un cuarto barco, grosero,

equipado, hasta romper

la popa, a millas del puerto,

donde estaba “La Poceta”,

cerca del embarcadero:

Ante tantos expectantes,

tres barcos mandaban fieros

chorros de agua, a los seres,

que cubrían los aleros

del transbordador, que fueron

a dar a Sala de Máquinas:

Muy pocos sobrevivieron

a aquella masacre impía:

Cuarenta y uno murieron

ahogados, sin compasión,

mientras treinta y uno vieron

familiares, que ya se iban

al fondo, sin retroceso:

Nadie podía hacer nada,

ni siquiera un barco ghriego,

que miraba, denunciante,

lo que estaba allí ocurriendo;

que quería revertir

aquel “naufragio” complejo,

donde caían, sin tregua,

seres nobles, indefensos,

a manos de un mal, que era

el castrismo, con sus velos;

el castrismo, peliagudo;

el castrismo, tan certero,

en condenar inocentes,

sin hacer juicio somero:

Es el mal que los corroe;

son soldados, que condeno:

Fueron ángeles del mal,

mal vestidos de corderos,

pues rentaron su cruel alma

al diablo, de carniceros,

poniendo al Coma-andante,

cual un “bravo” justiciero,

si el mundo jamás creyó

esa infamia del crucero:

Cuatro barcos perpetraron

este crimen, y agredieron

el Remolcador, en manos

de la muerte: Lo embistieron,

como si fueran rufianes

los que estaban allá dentro:

Ni porque eran don nadies

o simples filibusteros,

se merecen ese trato,

Guardacostas del potreto

más vil, que hayan creado

los castristas maromeros:

Si eran almas inocentes,

que equivocaron su vuelo,

desde el mar, en viejo barco,

y erraron, con su alipuerto,

por el agua, sin remedio;

por el agua, el barco suelto,

a la deriva, cual muerto,

con sobrevivientes dentro,

que a tierra son devueltos,

en remolino siniestro,

sin olvidarse del cuento:

La historia no tiene fin,

ni la leyenda es bolero,

pues, cuando vieron la gente,

sentenciante, desde lejos,

comenzaron un rescate

inventado, con aquéllos:

Treinta y uno, que quedaron

llorando cuarenta y un muertos:

Cuarenta y un encallados,

en el arrecife nuestro,

que no fueron rescatados,

sin auxilio o salvamento:

Treinta y un sobrevivientes

son llevados, con sus miedos,

al Puerto de Jaimanitas,

Puesto de Mando encubierto:

Villa Marista va luego

a remover el asunto,

pero nadie da consuelo

a esos hombres y mujeres,

que se encuentran en arresto,

con sus hijos masacrados,

y los demás, ni te cuento:

Quién se duele de los otros,

que quedaron, por supuesto,

en su cielo de agua, muertos?

De las víctimas, sin cuenta;

del horror y de sus restos?

Qué gobierno puede haber,

tan incólume e inmodesto,

que no logre preocuparse,

por los restos de sus muertos?

Qué canallada sapiente,

puede amparar el trasiego

de inseguros guardacostas,

que aseguraron puestos,

victimizando a la gente,

a favor de los compuestos

“milicianos” prepotentes?

Genocidas, que corrieron,

con la peor de las suertes,

pues al narrar lo que hicieron,

se volverán más dementes,

si son el diente del perro,

cuya muerte se revuelve,

porque ningún desgobierno

te salva del agua inerte,

ni de tu absoluto infierno…

Segunda Moraleja Monorrima

El mal tiene su reflejo,

en el poder, con sus viejos

rezagos, que pone en riesgo

la humanidad, que está a tiempo

de renovar mandamientos…

Romance de Desenlace 

 

Los soldados que ultimaron

a cuarenta y un luceros,

que surgían, desde el agua,

ahogados, cual un sendero

de noctilucas, que buscan

eternidad en su cielo,

cual olas, que se bifurcan,

con floraguas de universo;

esos soldados batallan,

por cargar con eso dentro:

Ellos penan por vivir

la mitad de sus horrendos

recuerdos por subsistir,

con símiles pensamientos:

Ellos no pueden sentir,

por eso, viven más muertos,

que los caídos, en aguas

del gran Golfo de México,

atraídos por las ganas

de encontrar a sus ancestros,

o de cambiar con sus vidas,

agua mediante: Conceptos

y soluciones, que mudan

sus nostalgias y preceptos:

Treinta y un sobrevivientes,

por cuarenta y un silencios,

que ya gritan, sobre el agua,

cual si fuera un cementerio

de noctilucas presentes,

que nos dan su sortilegio

de luces, como guirnaldas,

que aferran  su alma al suelo,

para volver, sobre un karma

distinto, que es puro anhelo

de regresar a reunirse,

entre algas, con destellos:

Agualuz, que los acerca

al país de nuestros sueños,

cual una berbena inmensa,

con luces del universo,

dispersas, como las almas,

que se encuentran, entre besos,

con el mar, que es una ola

revuelta, por sus ancestros:

Es su orisha, que se vuelca,

devolviendo cada intento

a cuarenta y un espíritus,

que revivieron por dentro

la infinitud de un camino,

para regresar más lento,

por el túnel, que las trae

a su pronto nacimiento:

Es el mar, que resplandece,

cual una línea de tiempo,

marcada por infelices

seres, que duermen, en puerto

del agua, que vuelve su ansia,

igual, que un enorme sueño

sepultado, que, si emerge,

es porque se hace dueño

del sueño de muchos seres,

que quedan insatisfechos,

en el mar de nuestras vidas,

cual si fueran esperpentos

de luces, sobre las caras

de una ciudad-amuleto,

que nos envuelve y empina,

por la suma de los muertos,

que despiertan sus destinos,

con la llama de sus huesos,

y nos traen su alegría

de “Remolcador” compuesto,

que renace, en cada calle,

cual un mar redescubierto,

riéndose, por el aire,

y emergiendo, con el resto

de los seres, que defienden

sus humanos sentimientos,

sobre un cúmulo de errores

y despiadados gobiernos,

que deben salir del orbe,

demostrando su tormento;

si ése es el mejor indicio,

para sacarlos del medio…

Primera Moraleja Monorrima

Cuando un gobierno tan cruel,

disfraza su mal con bien,

pronto se llega a saber,

y miramos quién es quién,

pues el mal no se disfraza,

ni en la calle, ni la casa:

El malo y el mal fracasan,

al borde de una barcaza.

Romance de Condena

 

Esa es verdad histórica

del castrismo, en tal momento,

que cercenó muchas vidas

inermes, sin miramientos:

Es un pecado mortal,

de lesa humanidad: Miento,

es un pecado infernal

del castrismo y su armamento,

de sus secuaces, tan viles;

hasta de este firmamento,

que sabiendo lo que hacen,

y teniendo lo que hicieron,

los dejan ir por el mundo,

sin sacarlos de sus puestos:

Es que la doble moral

es un cargo, que está impuesto,

en el mundo y los poderes,

que empañan el universo:

Hasta que todos vivamos

presos, con esos gobiernos,

el mundo será una trampa

del alma y los esqueletos

vivientes, que somos todos,

siguiendo al hombre su juego

de ser el lobo del hombre,

y otros tantos atropellos;

entre la infamia y los dioses,

sobre el poder y su freno,

frente a Dios y el super ego

mortal de los que gobiernan,

con la venia de sus cleros:

Contrat(b)ando de elecciones,

tras el voto de sus pueblos…

Segunda Moraleja Monorrima

El mal tiene su reflejo,

en el poder, con sus viejos

rezagos, que pone en riesgo

la humanidad, que está a tiempo

de renovar mandamientos,

para cambiar cada duelo,

por un mundo más sincero,

con la bondad de los pueblos.

Romance de Resurrección 

 

Cuarenta y un almas regresan:

Cuarenta y un luciérnagas marinas,

que encienden sus estrellas

chiquitas, pero inquietas…

Y en el amplio firmamento,

de “celagua” inmensa,

despliegan sus banderas;

banderas, cual papalotes,

con sus alas eternas:

Alas, cual estrellas,

que, con llamas sempiternas,

llamaron a otras tantas,

magníficas luciérnagas:

Adultas, pero igual de cerca,

tan luminosas, como ellas,

resplandeciendo enhiestas,

para llenar el cielo apenas

como un mar de luciérnagas,

quizás, en viceversa,

inundando mar adentro

un celaje infinito de estrellas,

donde se nos rompe el aire,

y acaso, precisamente, deja

sus burbujas, cual delfines,

en la mal cansada tierra,

que nos vienen a cantar

 una hermosa pastorela,

o mejor dicho, a entonar

su enojada “martirela”,

en la que todos, hoy somos

la más grandiosa cantera

de eterna Isla infeliz,

que, furiosa, se aferra

a esos hijos del agua,

y a sus gloriosas promesas

de hacer, con la justicia,

una bandera inmensa,

para flotar, desde dentro,

más libre, que por afuera,

la libertad infinita,

más amplia y más duradera,

donde todos esos niños,

y muchos jóvenes tengan

facultades omnímodas,

con sus razones muy plenas,

para ser, más que no ser

nobles y redescubiertas

jugarretas de los niños,

 felices y sin fronteras:

Monigotes nublados,

por las mismas luciérnagas,

que regresan del centro

 de la tierra,

para devolverse al sitio,

donde empieza

nuestra Isla a ser

música de veras:

Patria, ideario, colmena,

papalote con bandera,

que enarbolamos,

justamente, en la ribera

de este mar asustado,

que nos deja

entregarles ahora

una nueva enseña,

posada en dulce mar,

como diadema,

brillante de inquietud,

la más discreta,

para anunciar que ellos viven,

cual estrellas:

Estos seres, cual ángeles

de agua y primavera,

pues no se irán jamás,

si nunca dejan

de circundar el aire,

de pensar un instante

en la estrategia

que vamos a seguir,

con las intensas

almas de quienes cayeron,

pero quedan,

en el mar infinito

de esta Isla insurrecta,

que aunque callarla

y apagarla quieran,

no podrán un instante

conmoverla,

entre tanto asesino

y cariátide suelta,

que intenta arrebatarnos

a Cuba por la fuerza,

cuando ella es papalote,

o tal vez una estrella,

que ya nos muestra

su cara más abierta,

su mirada más plena,

con esos caídos que levantan

su humanidad ajena,

su escándalo de luz,

desde el agua, tan cerca,

sobre nuestras cabezas,

para gritar al mundo

la infamia de esta escena,

en que la patria se hundía

detrás de una torpeza,

que cercenaba vidas

cubanas, por la fuerza

de un desgobierno astuto,

que merece, aunque sea

ser condenado

a manos y caras llenas,

con la mentira a ras

de una maldita pena

de lesa humanidad,

pues la razón, perpleja

ha quedado ante todos,

y hoy el exilio espera

que se cumpla el destino

de aquellos, cuya treta

ha retardado al pueblo

y a una isla completa,

sumidos en el odio

entre familias: Seña

de un poder, que enajena,

y nos cierra las puertas,

para extender al mundo

toda nuestra grandeza:

Son los 41 ángeles

del agua nuestra,

que merecen la honra,

como gran fuente abierta,

 de flores surtidoras,

que la noche llenan,

cual un gran ramillete

de luciérnagas,

iluminando la Patria,

 que hoy espera,

con su eterna,

intangible,

y solitaria estrella,

para que el universo

los devuelva,

cual una enorme luz,

que estremeciera

la tierra, el corazón

de la humanidad completa,

que se yergue frontal

ante el castrismo, que no ceja

de cerrar el amor

y una vida, que ciega!

Vivan hoy las luciérnagas,

y vuelen sobre el mar

cuarenta y una de ellas,

para llover la luz,

que se encargue de hacerlas

estrellas con sus almas,

para minar el mal,

que las selló tan cerca

de vivir entre nosotros,

con la libertad más plena!

Primera Moraleja Monorrima

Cuando un gobierno tan cruel,

disfraza su mal con bien,

pronto se llega a saber,

y miramos quién es quién,

pues el mal no se disfraza,

ni en la calle, ni la casa:

El malo y el mal fracasan,

al borde de una barcaza,

si la vida es la gran taza

de nobleza y esperanza,

pero aquel, que la rebasa,

con un mal, que lo traspasa,

ese malvado la paga,

en el infierno, que pasa

dentro de sí, que es la carga

contenida, que lo mata…

Romance Epílogo

 

Y por si fuera tan poco

lo del julio traicionero,

llega agosto, semejante,

en cubano descontento:

Se prende “El Maleconazo”,

del Malecón habanero,

que no pudo contener,

ni el Coma-andante torero,

diezmando a toda su gente,

y a los cubanos balseros:

Historia, que se repite,

con miles de pregoneros,

tergiversando políticas

y leyendas, que son eco

de una falsa realidad,

que reinventan, con sus nuevos

tentempiés más entreguistas,

gendarmes de mar y cielo,

pero nadie los aguanta,

ni les cree el falso cuento

de la sociedad, que cuida

a niños, cual personeros

de un régimen, que malgasta

bien, sobre el mal, que es reflejo

de sus maniobras macabras,

y su incríble desprecio

a los hombres y mujeres

de ese magnífico pueblo,

que siempre saldrá adelante,

a pesar de los inciertos

procedimientos humanos,

del castrismo y sus voceros,

que sortean sus reveses

de Fidel, Raúl, y el nuevo

secuaz, impuesto y sin cetro,

cual si fuera un Cancerbero,

encantador de serpientes,

con don de sepulturero,

emergiendo de infeliz

Robin Hood de los obreros,

quienes pensaron ganar

la tierra de promisión,

que quitó a sus abuelos,

dividiendo las familias,

y al exilio, desde luego,

con Raúl, dueño del circo,

y Díaz Canel, de portero:

Sobre el imperio del agua,

coronado, por el cielo

habanero de mi Cuba,

surgen luces, desde el suelo:

Se yergue el “Remolcador

Trece de Marzo, cual sello

de cubanos surtidores,

con sus almas a degüello,

despertando la justicia,

en nombre del universo,

que se planta, para todos

los humanos, con derecho,

reclamando reivindiquen

el poder de cada pueblo

a dirigirse y regir,

como legítimo dueño,

su libertad infinita,

y el destino de su reino,

sobre todos los mortales,

en este nuevo milenio.

Segunda Moraleja Monorrima

El mal tiene su reflejo,

en el poder, con sus viejos

rezagos, que pone en riesgo

la humanidad, que está a tiempo

de renovar mandamientos,

para cambiar cada duelo,

por un mundo más sincero,

con la bondad de los pueblos,

que esperan ser, más que dueños

de un país; y el universo,

se reúna, para verlos,

festejando el gran encuentro

de naciones, en su suelo…

Romance de Desenlace Futurista

 

Hionremos a esos seres,

que en su vida se inmolaron,

buscando el porvenir,

mas hundidos se quedareon,

en el mar profundo, que hizo

catapultarlos, cual faros

de un país, que necesita

enrumbar sus mandatos,

y sanear su libertad,

con todos sus liderazgos,

del Malecón a su Ermita

de la Caridad, con claros

matices de voluntad,

para verse reflejados,

más que en diferente historia,

con las banderas, que izamos,

a ambos lados de este mar,

que cubanos remontaron,

hasta ver sus almas libres,

en orillas, que hoy amamos:

Es el curso de este cuento,

con saldo en sesenta años:

La misma edad, que yo tengo,

y por la que estoy hablando

de un fruto que recobremos,

en este inmenso muestrario,

con dos sociedades juntas,

por contrastes e idearios,

que, en el tiempo, se separan,

pero queda el corolario,

entre miles de sucesos,

que no basta superarlos,

sino erguirse sobre ellos,

para tratar de sanearlos,

y construir nueva historia,

en la cima de un santuario,

que retome sobrevidas

y sobremuertes, al paso,

para hacer del universo

un hermoso fabulario,

donde hombres y mujeres,

con moralejas, a diario,

sean los artistas, que hacen

felices a sus Estados;

países que, en tantos pueblos,

celebren su aniversario

de ver a la humanidad,

cual la tierra, que sembramos,

para ser más libertad

de hombres civilizados.

JOSAN CABALLERO

Miami, 13 de julio del 2019.

SOPORTES HISTORICOS

El crimen castrista del Remolcador 13 de Marzo

Alberto Müller | 14 Julio 2009.

Rostros de las víctimas

En horas de la madrugada del 13 de julio de 1994, cuatro barcos pertenecientes al Estado cubano y equipados con mangueras de agua embistieron un viejo barco remolcador que huía de Cuba comunista con 72 personas a bordo. Los hechos ocurrieron a siete millas de distancia de las costas cubanas, frente al puerto de la ciudad de La Habana.

La súplica de las mujeres y niños para que el ataque cesara fue en vano, ya que la vieja embarcación denominada el “13 de Marzo” se hundió con un saldo de 41 muertos, de los cuales 10 eran menores de edad. 31 personas sobrevivieron a los sucesos.

Las embarcaciones del Estado cubano embistieron con sus respectivas proas al remolcador fugitivo con la intención de hundirlo, al mismo tiempo que les lanzaban agua a presión a todas las personas que se encontraban en la cubierta del mencionado barco, incluyendo mujeres y niños.

Según testigos presenciales que sobrevivieron al naufragio, apenas zarparon el remolcador “13 de Marzo” del puerto cubano, comenzaron a ser perseguidos por dos barcos de la misma empresa estatal. A unos 45 minutos del viaje, cuando el remolcador se encontraba a siete millas de distancia de las costas cubanas en un lugar conocido como “La Poceta”, otras dos embarcaciones pertenecientes a la mencionada empresa, equipadas con tanques y mangueras de agua, aparecieron y embistieron al viejo remolcador. La embarcación de la empresa estatal cubana denominada “Polargo 2″, bloqueó por delante al viejo remolcador “13 de Marzo”, mientras la otra embarcación denominada “Polargo 5″ la embistió por detrás, partiéndole la popa. Las otras dos embarcaciones estatales se ubicaron en los lados laterales lanzándoles agua a presión a todas las personas que se encontraban en la cubierta mediante las mangueras que poseen.

El clamor de las mujeres y niños que se encontraban a bordo en la cubierta del remolcador “13 de Marzo” no impidió que cesara el ataque. Dicha embarcación se hundió con un saldo de 41 personas muertas. Muchas de las personas perecieron en el naufragio debido a que se vieron obligadas a refugiarse en el cuarto de máquinas por la alta presión de los chorros de agua que les lanzaban a todos los que se encontraban en la cubierta. Los sobrevivientes también afirman que los tripulantes de los cuatro barcos estatales cubanos no les prestaron auxilio cuando se estaban hundiendo.

Posteriormente, llegaron lanchas de la Guardia Fronteriza de Cuba quienes rescataron a 31 sobrevivientes, posiblemente por la presencia de un carguero griego y por la cantidad de testigos que observaban desde el Malecón. Una vez rescatados, los mismos fueron trasladados al puesto de guardacostas cubano de Jaimanitas, ubicado al oeste de La Habana. De allí, fueron trasladados al Centro de Detención de Villa Marista que también funciona como Cuartel General de la Seguridad del Estado.

Las mujeres y los niños fueron liberados y los hombres permanecieron detenidos. En los días posteriores al naufragio, familiares de las víctimas que perecieron ahogadas se dirigieron a las autoridades cubanas a fin de rescatar los cuerpos que se encontraban en el fondo del mar. La respuesta oficial fue que no contaban con buzos especializados para rescatar los cadáveres.

Estos hechos de barbarie y descomunal asesinato efectuado a hombres, mujeres y niños inocentes y desarmados, se han denunciado en y ante la ONU, en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. El Comité contra la Tortura de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Amnistía Internacional.

LAS VÍCTIMAS SOBREVIVIENTES SON:

Mayda Tacoronte Verga, Milena Labrada Tacoronte, Román Lugo Martínez, Dasy Martínez Findore, Tacney Estévez Martínez, Susana Rojas Martínez, Raœl Muñoz García, Janette Hernández Gutiérrez, Modesto Almanza Romero, Frank González Vásquez, Daniel González Hernández, Sergio Perodín Pérez, Sergio Perodín Almanza, Gustavo Guillermo, Martínez Gutiérrez, Yandi Gustavo Martínez Hidalgo, José Fabián Valdés, Eugenio Fuentes Díaz, Juan Gustavo Bargaza del Pino, Juan Fidel González Salinas, Reynaldo Marrero Canarana, Daniel Prieto Suárez, Iván Prieto Suárez, Jorge Luis Cuba Suárez, María Victoria García Suárez, Arquímedes Venancio Lebrigio Gamboa, Yaussany Tuero Sierra, Pedro Francisco Garijo Galego, Julio César Domínguez Alcalde, Armando Morales Piloto, Juan Bernardo Varela Amaro, y Jorge Alberto Hernández Ávila.

Niños asesinados

1- Hellen Martínez Enríquez . . . . . . . . . . . 5 meses
2- Xicdy Rodríguez Fernández . . .. . . . . . . 2 años
3- Angel René Abreu Ruiz . . . . . . . . . . . . 3 años
4- José Carlos Nicle Anaya . . . . . . . . . . . . 3 años
5- Giselle Borges Alvarez . . . . . . . . . . . . . 4 años
6- Caridad Leyva Tacoronte . . . . . . . . . . . 5 años
7- Juan Mario Gutiérrez García. . . . . . . . . 10 años
8- Yasser Perodín Almanza . . . . . . . . . . . 11 años
9- Yousell Eugenio Pérez Tacoronte . . . . . 11 años
10- Eliecer Suárez Plasencia . . . . . . . . . . . 12 años.

Jóvenes asesinados

11- Mayulis Méndez Tacoronte . . . . . . . . . . . 17 años
12- Miladys Sanabria Cabrera . . . . . . . . . . . 19 años
13- Joel García Suárez . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 años
14- Odalys Muñoz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 años
15- Yaltamira Anaya Carrrasco . . . . . . . . . . 22 años
16- Yuliana Enríquez Carrazana . . . . . . . . . 22 años
17- Lissett María Alvarez Guerra . . . . . . . . . 24 años
18- Jorge Gregorio Balmaseda Castillo . . . . 24 años
19- Ernesto Alfonso Loureiro. . . . . . . . . . . . . 25 años
20- María Miralis Fernández Rodríguez . . . . . 27 años
21- Jorge Arquímedes Levrígido Flores . . . . .28 años
22- Leonardo Notario Góngora . . . . . . . . . . . .28 años
23- Pilar Almanza Romero . . . . . . . . . . . . . . .31 años
24- Rigoberto Feu González . . . . . . . . . . . . . . 31 años
25- Omar Rodríguez Suárez. . . . . . . . . . . . . . 33 años
26- Lázaro Enrique Borges Briel . . . . . . . . . .34 años
27- Martha Caridad Tacoronte Vega . . . . . . . 35 años
28- Julia Caridad Ruiz Blanco . . . . . . . . . . . . 35 años

Adultos asesinados

29- Eduardo Suárez Esquivel . . . . . . . . . . . .38 años
30- Martha M.Carrasco Sanabria . . . . . . . . 45 años
31- Augusto Guillermo Guerra Martínez . . .45 años
32- Rosa María Alcalde Puig . . . . . .. . . . . . .47 años
33- Estrella Suárez Esquivel . . . . . . . . . . . 48 años
34- Reynaldo Joaquín Marrero Alamo . . . . 48 años
35- Amado González Raíces . . . . . . . . . . . . 50 años
36- Fidencio Ramel Prieto Hernández . . . .51 años
37-   Manuel Cayol . . . . . . . . . . . . . . .   50  años.

ALBERTO MULLER

Escritor y periodista cubano, que a ratos toma el pincel y pinta en estilo expresionista. Por intentar que la revolución cubana no se apartara de sus postulados democráticos, fue condenado a 15 años de prisión política, donde padeció maltratos y torturas.

12 (25) ANIVERSARIO DEL HUNDIMIENTO DEL REMOLCADOR 13 DE MARZO

Nota del editor web: El 13 de julio de 1994, guardacostas cubanos hundieron el remolcador “13 de marzo”, donde 72 personas intentaban abandonar el país. De los ocupantes, 41 resultaron muertos, entre los cuales había 10 niños. Por esta razón reproducimos este escrito de la Junta Patriótica Cubana, de Miami, donde se relata este crimen.

Recordamos el intencional hundimiento del Remolcador “13 de Marzo” el 13 de julio de 1994, en la costa habanera. Luto, dolor e indignación nos producen estos deliberados asesinatos. No debemos olvidar estos hechos y seguir con las denuncias pertinentes de  los hacedores de estos genocidios y violaciones, hasta que en la Cuba Republicana y Democrática deberán ser juzgados en los Tribunales independientes por un proceso judicial para los máximos responsables de este asesinato masivo. Incluidos entre ellos el Capitán Jesús Martínez.

HECHOS
En horas de la madrugada del 13 de julio de 1994, cuatro barcos pertenecientes al Estado cubano y  equipados con mangueras de agua embistieron un viejo barco remolcador que huía de Cuba comunista con 72 personas a bordo.  Los hechos ocurrieron a siete millas de distancia de las costas cubanas, frente al puerto de la ciudad  de La Habana. Las embarcaciones del Estado cubano embistieron con sus respectivas proas al  remolcador fugitivo con la intención de hundirlo, al mismo tiempo que les lanzaban agua a presión a  todas las personas que se encontraban en la cubierta del mencionado barco, incluyendo mujeres y  niños. La súplica de las mujeres y niños para que el ataque cesara fue en vano, ya que la vieja  embarcación denominada el “13 de Marzo” se hundió con un saldo de 41 muertos, de los cuales 10  eran menores de edad. 31 personas sobrevivieron a los sucesos. Según testigos presenciales que sobrevivieron al naufragio, apenas zarparon el remolcador “13 de  Marzo”  del puerto cubano, comenzaron a ser perseguidos por dos barcos de la misma empresa  estatal. A unos 45 minutos del viaje, cuando el remolcador se encontraba a siete millas de distancia  de las costas cubanas en un lugar conocido como “La Poceta”, otras dos embarcaciones  pertenecientes a la mencionada empresa, equipadas con tanques y mangueras de agua,  aparecieron y embistieron al viejo remolcador. La embarcación de la empresa estatal cubana  denominada “Polargo 2”, bloqueó por delante al viejo remolcador “13 de Marzo”, mientras la otra  embarcación denominada “Polargo 5”  la embistió por detrás, partiéndole la popa. Las otras dos  embarcaciones estatales se ubicaron en los lados laterales lanzándoles agua a presión a todas las  personas que se encontraban en la cubierta mediante las mangueras que poseen.

El clamor de las mujeres y niños que se encontraban a bordo en la cubierta del remolcador “13 de  Marzo” no impidió que cesara el ataque. Dicha embarcación se hundió con un saldo de 41 personas  muertas. Muchas de las personas perecieron en el naufragio debido a que se vieron obligadas a refugiarse  en el cuarto de máquinas por la alta presión de los chorros de agua que les lanzaban a todos los  que se encontraban en la cubierta.

Los sobrevivientes también afirman que los tripulantes de los cuatro barcos estatales cubanos no les prestaron auxilio cuando se estaban hundiendo. Posteriormente, llegaron lanchas de la Guardia Fronteriza de Cuba quienes rescataron a 31  sobrevivientes, posiblemente por la presencia de un carguero griego y por la cantidad de testigos que observaban desde el Malecón.
Una vez rescatados, los mismos fueron trasladados al puesto de guardacostas cubano de Jaimanitas, ubicado al oeste de La Habana. De allí, fueron trasladados al Centro de Detención de Villa Marista que también funciona como Cuartel General de la Seguridad del Estado. Las mujeres y los niños fueron liberados y los hombres permanecieron detenidos.

En los días posteriores al naufragio, familiares de las víctimas que perecieron ahogadas se dirigieron a las autoridades cubanas a fin de rescatar los cuerpos que se encontraban en el fondo del mar. La respuesta oficial fue que no contaban con buzos especializados para rescatar los cadáveres.

No permitiendo la investigación, no recuperando los cadáveres y si los recuperó no informó a sus familiares, hasta la fecha. Las 72 personas que  trataron de huir de Cuba en la embarcación nombrada “13 de Marzo” se  encontraban completamente desarmadas y su único propósito era el de llegar a las costas del  Estado de la Florida en los Estados Unidos buscando refugio y libertad. Las autoridades cubanas tenían información de antemano de estos hechos y no procedieron con las Leyes Marítimas Internacionales firmadas por Cuba. Desde el primer momento las autoridades del castro-comunismo estableció un plan de masacre y naufragio para este transbordador donde fallecieron 41 civiles.

Las embarcaciones que atacaron el «13 de Marzo» pertenecían al Ministerio de Transportes y se  denominan «Polargo 2», «Polargo 3» y «Polargo 5». Según los supervivientes, el «Polargo 5» fue la embarcación que actuó de forma más agresiva contra ellos. Se cree que la cuarta embarcación, que  seguía a las otras y que parecía estar dirigiendo las operaciones, pertenecía a las Tropas Guarda  fronteras de Cuba, que forman parte del Ministerio del Interior. Posteriormente el castro-comunismo ha tratando de callar los hechos. Los sobrevivientes en suelo patrio fueron y han sido amenazados, perseguidos  y hostigados al igual que a los grupos opositores  que han tratado de recordar estos hechos de una forma pacífica.

IMPUNIDAD Y VIOLACIONES

El castro-comunismo viola las normas internacionales en las que se incluyen: Principios Básicos de  la ONU sobre el EMPLEO DE LA FUERZA Y DE ARMAS DE FUEGO POR LOS FUNCIONARIOS ENCARGADOS DE HACER CUMPLIR LA LEY CON ESTOS HECHOS. Consideramos que los que murieron en el incidente fueron las víctimas de una EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL, por tanto el castro-comunismo viola LOS PRINCIPIOS DE LAS NACIONES UNIDAS relativos a una EFICAZ PREVENCIÓN E INVESTIGACIÓN DE LAS EJECUCIONES EXTRA LEGALES, ARBITRARIAS O SUMARIAS. Todo esto convierte a este acto cometido por el castro-comunismo en GENOCIDIO, CRIMEN DE LESA HUMANIDAD, CRIMEN DE LESA HUMANIDAD DE ASESINATO, CRIMEN DE LESA HUMANIDAD DE EXTERMINIO, CRIMEN DE LESA HUMANIDAD DE PERSECUCIÓN. ES UNA VIOLACIÓN DEL DERECHO A LA VIDA, DEL DERECHO A LA INTEGRIDAD FÍSICA, DEL  DERECHO DE LIBRE MOVIMIENTO Y A LA JUSTICIA. Estos  hechos de barbarie y descomunal asesinato efectuado a hombres mujeres y niños, se han  denunciado en y ante la ONU, en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. El Comité  contra la Tortura de la Organización de Naciones  Unidas (ONU) y Amnistía Internacional.Estos siguen sepultados bajo un estado de impunidad a los culpables de estos hechos.


NOMBRES DE LAS PERSONAS ASESINADAS

ARROYO NARANJO:
Ángel René ABREU Ruiz, tres años
Jorge Arquímedes LEBRIGIO Flores, veintiocho años
Julia Caridad RUIZ Blanco, treinta y cinco años

COTORRO:
Pilar ALMANZA Romero, treinta años
Yaltamira ANAYA Carrasco, veintidós años
Marta CARRASCO Tamayo, cuarenta y cinco años
Yuliana ENRIQUEZ Carranza, veintitrés años
Sindy RODRIGUEZ Fernández, dos años
Manuel GAYOL, cincuenta y ocho años
Caridad LEYVA Tacoronte, cuatro años
Reinaldo MARRERO, cuarenta y ocho años
Helen MARTINEZ Enríquez, seis meses
Marjolís MENDEZ Tacoronte, diecisiete años
Odalys MUÑOZ García, veintiún años
José Carlos NIKEL Anaya, tres años
Leonardo NOTARIO Góngora, veintisiete años
Yousel Eugenio PEREZ Tacoronte, once años
Yasse (or Yasser) PERODIN Almanza, once años
Marta Caridad TACORONTE Vega, treinta y tres años.

GUANABACOA:
Ernesto ALFONSO Loureiro, veintinco años
Lissette María ALVAREZ Guerra, veinticuatro años
Giselle (or Lisette) BORGES Alvarez, cuatro años
Lázaro BORGES Briel, treinta y cuatro años
Joel GARCIA Suárez, veinticuatro años
Armando GONZALEZ Raíz (or Raizes), cincuenta años
Augusto Guillermo GUERRA Martínez, cuarenta y cinco años
Mario GUTIERREZ, treinta y cinco años
Elio Juan GUTIERREZ García, diez años
Fidelio Ramel PRIETO Hernández, cincuenta años.

MARIANAO:
Miralis FERNANDEZ Rodríguez, veintisiete años
Eduardo SUAREZ Esquivel, treinta y cinco años
Eliecer SUAREZ García, once años
Estrella SUAREZ Esquivel, cuarenta y cinco años
Yolindis RODRIGUEZ Rivero, dos años
Omar RODRIGUEZ Suárez, treinta años.

LAS VÍCTIMAS SOBREVIVIENTES
Mayda Tacoronte Verga, Milena Labrada Tacoronte, Román Lugo Martínez, Dasy Martínez Findore,  Tacney Estévez Martínez, Susana Rojas Martínez, Raol Muñoz García, Janette Hernández Gutiérrez, Modesto Almanza Romero, Frank Gonzáles Vásquez, Daniel Gonzáles Hernández, Sergio  Perodín Pérez, Sergio Perodín Almanza, Gustavo Guillermo, Martínez Gutiérrez, Yandi Gustavo Martínez Hidalgo, José Fabian Valdés, Eugenio Fuentes Díaz, Juan Gustavo Bargaza del Pino, Juan Fidel Gonzáles Salinas, Reynaldo Marrero Canarana, Daniel Prieto Suárez, Iván Prieto Suárez, Jorge Luis Cuba Suárez, María Victoria García Suárez, Arquímedes Venancio Lebrigio Gamboa, Yaussany Tuero Sierra, Pedro Francisco Garijo Galego, Julio César Domínguez Alcalde, Armando Morales Piloto, Juan Bernardo Varela Amaro, y Jorge Alberto Hernández Avila.

http://www.cartadecuba.org/hundimiento_del_remolcador.htm.

Los Niños del Río Canímar…preámbulo del Remolcador 13 de Marzo

Por Lionel Rodríguez de la Torre.
lionelrt@aol.com


La embarcación turística “XX Aniversario”, de dos pisos, y construida de ferrocemento, salió desde el muelle bajo el puente de la Vía Blanca para su recorrido por el río Canímar, en Matanzas, Cuba, con unos 50 pasajeros, muchos de ellos niños que, con sus padres y familiares, festejaban el fin de clases.

La embarcación navegaba por entre los bosques, que siglos antes habitaban indios, al mando del cacique “Caneymar”. Sobre una colina, un sencillo monumento recuerda el sitio de un encuentro, a tiros, en que murieron el líder nacionalista Antonio Guiteras y uno de los soldados que lo perseguían. El final de la ruta, conocida como “la estrechura”, lo marca un frondoso e improvisado parquecito, donde subieron, al barco, dos reclutas del Servicio Militar Obligatorio (SMO), los hermanos Sergio y Silvio Águila Yanes, de 19 y 18 años de edad, respectivamente, quienes portaban sendas “jabas” o bolsas, dentro de las cuales ocultaban fusiles automáticos soviéticos AKM, a los que habían quitado las culatas, para hacerlos más cortos, dos bayonetas, once cargadores de bala, una brújula y cuatro luces de bengala. Aparentemente contaban con el apoyo de tres pasajeros, dos hombres y una mujer.

El buque inició su retorno, y los dos jóvenes precipitaron la acción que habían planeado, sacaron de las bolsas sus AKM y conminaron al timonel a salir a la bahía y poner proa al mar, rumbo a Estados Unidos. El miliciano, que escoltaba a los pasajeros, resistió y recibió un balazo mortal, en el pecho. Los asaltantes permitieron que el guardia fuese llevado a la orilla, en un bote auxiliar de la nave, lo que sirvió para dar la alarma prematura a los milicianos del muelle, que pidieron refuerzos y comenzaron a disparar, contra los pasajeros de la nave. Mientras esto sucedía, el Partido Comunista de Matanzas celebraba una reunión de la que participaban su Secretario General, Julián Rizo Álvarez, y el Jefe del Ministerio del Interior, Mayor Romelio Pérez León, quienes, al ser informados, fueron a la desembocadura del río, y aún sabiendo que la nave llevaba una carga inocente de muchos escolares, ordenaron a sus esbirros: “Hagan todo lo necesario, para que no puedan salir de la bahía”. Lanchas patrulleras y un pequeño avión se unieron a la cacería, agregando sus disparos a los que se hacían desde tierra, ante los azorados ojos de la población. Rizo ordenó que una nave dragadora, de casco de acero, que por allí trabajaba, fuera lanzada contra la endeble de ferrocemento, a fin de hundirla con su carga humana.

Dentro de la “XX Aniversario” todo era pánico, los padres trataban de proteger a sus hijos, que lloraban, algunos querían que la fuga se consumara, otros clamaban por piedad, varios se lanzaron al mar o intentaban bajar al fondo del buque, que finalmente fue embestido y partido en dos por la arenera. ¿Cuántos murieron? Tal vez se sepa, cuando Cuba sea libre. Un acta oficial (copia de la cual pude ver) cita como muertos a: Sergio Águila Yanes (uno de los secuestradores), Mirta de Armas Naranjo, Onelia Quintana, Delio Gómez González, Juan Domínguez Alfonso, Vicente Fleitas Cabrera, José San Juan y su hija Marisel San Juan, de 11 años de edad, Osmani Rosales, de 9 años; Marisol Martínez, 17; Lilian González López, de solo tres años. Los testigos hablan de muchos desaparecidos y once supervivientes. Los cadáveres recuperados fueron entregados a sus familiares, con órdenes severas de “velorio discreto”, en las únicas dos funerarias de la ciudad, y entierro rápido.

El féretro, con el miliciano muerto, por el contrario, fue paseado por la ciudad como “un héroe”. El libelo local solo habló del “combatiente” y no se refirió a la matanza. Un parte oficial daba cuenta del arresto “de los secuestradores”, que fueron acusados de “piratería” y otros cargos. La sentencia sí fue ampliamente divulgada. Fueron condenados los jovencitos Silvio Águila Llanes y Roberto Calbeiro León a 30 años de prisión, Humberto Martínez Rosabal a 15, Rey Ángel Lorenzo a tres, y Mercedes de la Caridad Cervera Llanes a dos años. Mercedes logró después llegar a Florida. El destino de Rey Ángel Lorenzo siempre ha estado envuelto en especulaciones. Julián Rizo fue ascendido a la Secretaría Nacional y a miembro “alterno” del Buró Político del Partido Comunista de Cuba.


La matanza del río Canímar ocurrió el 6 de julio de 1980, hace treinta años, y fue como un horrible anticipo de lo que vendría después, la espantosa masacre del remolcador “13 de marzo”. Al igual que los miles de crímenes cometidos antes y después, nunca la dictadura comunista fue condenada por aquello, ni en la gran prensa, ni en los organismos internacionales, ni por los gobiernos y políticos, que hacen negocios con el régimen castrista, que tratan de prolongarlo y ocultarlo.


¡Descansen en paz las víctimas del comunismo!

http://cubanosenred.foroes.net/a-corazon-abierto-f10/los-ninos-de-rio-canimarpreambulo-de-remolcador-13-de-marzo-t1509.htm.

Cuba y el exilio, entre oraciones a media asta, por las víctimas de la masacre en Río Canímar y el Remolcador 13 de marzo:

HAGAMOS UNA ORACIÓN PARA LOS MUERTOS EN AMBAS MASACRES, PARA QUE SUS ESPÍRITUS SE ELEVEN Y PUEDAN ENCONTRAR LA PAZ Y LA LIBERACIÓN UNIVERSAL…

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 13 de julio del 2010.

Miami, 13 de julio del 2019:

PROHIBIDO OLVIDAR, 25 AÑOS DESPUES…!

13 comentarios to “VEINTICINCO ANIVERSARIO DEL “REMOLCADOR 13 DE MARZO”: ROMANCE POR LAS 41 LUCIERNAGAS EMPINADAS A AGUALUZ, DURANTE LA VIL MASACRE DEL CASTRISMO CUBANO…”

  1. vicla23 Says:

    Termino de leer el reportaje-denuncia del VEINTICINCO ANIVERSARIO DEL REMOLCADOR 13 DE MARZO, y me resultan, realmente, espeluznantes los hechos narrados, tanto en el poema, como en los artículos que sirven de base a la historia verídica del hecho; de una crueldad y barbarie, que sobrecoge. 41 víctimas, entre las que habían niños y mujeres, hasta embarazadas, sufrieron la muerte, al ser embestido el “Remolcador 13 de Marzo”, con el que intentaban huir, por las fuerzas gubernamentales castristas. Cuatro barcos, pertenecientes al Estado cubano, y equipados, con mangueras de agua fortísimas, embistieron el viejo barco-remolcador, cuya consecuencia desencadenó esta tragedia, de la que hablamos ahora.

    Gracias, Josan, por ser el “Pepito Grillo”, capaz de fustigar y remover las conciencias de la gente, para que no olviden las tropelías, cometidas por regímenes, como el de Los Castro, que se resisten a abandonar el poder, aún costa de víctimas inocentes, cuyo mayor crimen consiste en disentir en la forma de ser gobernados, dirigidos y obligados a comulgar, con preceptos con los que están absolutamente en desacuerdo; pero, con la imposibilidad de poder zafarse de esas leyes, de esas normas, de esa forma de vivir, en la que no creen, ni han tenido la posibilidad de expresar su opinión sobre las mismas.

    El documento es extenso, laborioso y muy bien documentado, lo que le concede una gran credibilidad; lo cual hace, que penetre de una forma profunda, en nuestra sensibilidad, y nos llene de indignación y desasosiego, cuando vemos, que en el mundo, la injusticia, y las fechorías, perpetradas por el poder, no terminan de solucionarse.

    Como antecedente a estos hechos, “Los Niños del Río Canímar…, “preámbulo del Remolcador 13 de Marzo”, escrito por el periodista Lionel Rodríguez de la Torre, en el que hubo también varias personas muertas y desaparecidos, aunque no se conocen el número de víctimas, pues, dentro de estos trágicos sucesos, las desencadenantes fueran distintos a los anteriores.

    Junto a toda esta información, que resulta un excelente documento, Josán, se acompañan una serie de fotografías y dibujos, como siempre muy adecuados e ilustrativos, de los hechos que se describen y denuncian.

    Existe también una relación de todas las víctimas, niños, jóvenes y adultos, que perecieron en el “Remolcador 13 de Marzo”. En fin, deviene en un documento, que debería ser leído, por todo aquel que se asome en este extraordinario blog, que tan bien informa, denuncia, nos hace reflexionar, nos llena de magia poética, y por que no, entretiene, en algunas ocasiones, con su lúdica sabiduría lírica.

    Junto a este manantial de información, el Señor Caballero, nos regala un poema, escrito, con su acostumbrada sensibilidad, además de su magia poética, y, en esta ocasión, también con hermosos versos, que nunca ocultan su rabia e indignación, al recordar estos luctuosos hechos, tan llenos de tristeza y dolor. Hermosos sí, hermosos y dolientes versos, que nos atraviesan el hígado; nos hacen escupir bilis de rabia, y nos conmueven profundamente:

    “Son 41 almas que regresan:
    41 luciérnagas marinas,
    que encienden sus estrellas
    chiquitas, pero inquietas…
    Y en el amplio firmamento,
    de ‘celagua’ inmensa”…

    Ya, desde los primeros versos, la belleza y la sensibilidad de Josan nos ponen sobreaviso de la hermosura de este maravilloso poema. y cómo no, también nos pone alguna de las cartas poéticas, que tan bien se le dan, y con las que siempre, de alguna forma gusta jugar en su inclinación, aunque sea mínima, hacia la experimentación y el juego de palabras: “Celagua”, ya la palabra, en sí misma, un verdadero “neologismo”, como él le llama, es un juego o combinación de dos palabras (cielo y agua unidos por la magistral fuerza de la poesía josaniana), por eso, “celagua inmensa” aparece felizmente, cuando Josan se está refiriendo al infinito firmamento. Es una sugerencia, para el lector, de una enorme profundidad poética, casi tan inmensa como el propio firmamento, conformado entre cielo, estrellas, luciérnagas y agua. Y al referirse a las almas de las 41 víctimas, qué belleza, y qué pulcritud poética!!!

    “Adultas, pero igual de cerca,
    tan luminosas, como ellas,
    resplandeciendo enhiestas,
    para llenar el cielo apenas,
    como un mar de luciérnagas,
    quizás, en viceversa,
    inundando mar adentro
    un celaje infinito de estrellas,
    donde se rompe el aire,..”

    El extenso poema termina, de una forma extremadamente épica, pero de una épica, que rezuma belleza, esperanza, renuncia y denuncia al mismo tiempo. Es un poema expresivo y alentador, que nos lleva a sufrir y penar por esas víctimas, que llenar el mar, con sus lamentos de seres humanos, casi estrellas…Excelente, Josan.

    Le gusta a 1 persona

  2. jorgenriquegutierrez Says:

    Qué agridulce es la sensación de leer este hermosísimo poema, que narra tan trágico suceso. Cómo palabras tan bellas son plasmadas, por el talento y la sensibilidad de un artista, como Josan Caballero, pero arañan y perturban, inexorablemente, el alma del lector. Sin embargo, es obligado no olvidar, como reza una frase, antes del poema. Hay que pensar y condenar, junto con el hecho de saborear estos versos, de gran y fina factura, creador por Josan Caballero.
    Ver las fotografías de cuarenta y un seres, que fueron masacrados, por una tiranía obtusa y estúpida, es frustrante; y la impotencia se agolpa en el pecho, aunque haya pasado un cuarto de siglo. La herida vuelve a sangrar. Seguirá transcurriendo el tiempo y supondremos, que los deudos habrán alcanzado resignación, pero no es verdad, que ante pérdidas tan grandes la paz interior vuelva a apoltronarse. Yo no creo.
    Todos los aniversarios deberían ser, para festejar la vida y la alegría; no la muerte, ni la opresión, ni la crueldad de gobiernos retrógradas, como el de la Isla de Cuba.
    ¡Qué agridulce fue leer su poema, señor Caballero!
    Me dejó usted muy triste. Pero eso es la literatura. Conmover y aleccionar!
    Le agradezco, que nos ayude a no olvidar.
    Le agradezco, que haya estrujado mi corazón. De este modo, mantengo viva la conciencia, de que la injusticia, lamentablemente persiste, en muchas partes del mundo, y que debemos, cada uno en lo que pueda, evitarla siempre; condenarla siempre…Gracias, señor Caballero, nunca olvidaré estos versos, ni los sucesos lamentables del Transbordador 13 de marzo, con sus 72 masacrados, y sus 41 muertos…

    Le gusta a 1 persona

  3. vicla23 Says:

    En relación al exhaustivo, extenso y bien documentado post de Josan Caballero, “VEINTICINCO ANIVERSARIO DEL “REMOLCADOR 13 DE MARZO”: ROMANCE POR LAS 41 LUCIÉRNAGAS EMPINADAS A AGUALUZ, DURANTE LA VIL MASACRE DEL CASTRISMO CUBANO…”, me centraré ahora, principalmente, durante este nuevo comentario, en el desgarrador poema-denuncia, que lo acompaña. Para empezar, hay que hacer notar que la estructura del poema consta de una serie de romances, como si fuera un cuento poético, dividido en introducción, desarrollo, dos moralejas monorrimas, intercaladas varias veces dentro del poema; un desenlace y un epílogo, además de una moraleja final futurista, con múltiples elegancias de estilo.
    En oportunidades, se rompe la rima del romance, que se vuelve monorrima o cortadas las sílabas, de vez en cuando, para remarcar, la manera ruda y decadente de un sórdido régimen, que masacró a tantos seres inocentes, que cegaron sus vidas, en esa vil masacre del Transbordador 13 de marzo, el fatídico día del 13 de julio de 1994…

    Le gusta a 1 persona

  4. vicla23 Says:

    El poema “ROMANCE POR LAS 41 LUCIERNAGAS EMPINADAS A AGUALUZ”, se inicia con un “Romance Introductorio”, que comenté, en el mensaje anterior, como si fuera un cuento lírico, con rima asonante, propia del romance:

    “Hay historias, que merecen
    narrarse, como un gran cuento,
    pues son, de la vida real,
    motivo de manifiesto:”

    A continuación, viene el “Romance cual Nudo de Lamento”, que es la iontroducción al nudo central de una historia condenable y nefasta, por parte del castrismo (o fascismo?).
    En dicho romance, hay versos de una belleza, que nos produce desasosiego e inunda de congoja el alma, cuando se leen, pues sabemos que se trata de hechos ciertos inconcebibles y cruentos:

    “La cruelda tiene castigo,
    cuando se trata, por cierto,
    de muertos, que izan el mar,
    del fondo donde volvieron
    a ser estrellas de calcio,
    con sus sueños contrapuestos,”

    En otras secciones del romance, la indignación y la denuncia, por los hechos acaecidos, se hace de forma explícita y manifiesta, a tal punto que la condena se vuelve reacción dn cadena, en contra de un régimen, que masacra a su propia población, sin tomar en cuenta, que ellos mismos serán un emblema de respuesta, contra la falta de libertad más truculenta:

    “Asesino, que inmoló
    seres de luz y escarmiento,
    sin saber, que su barbarie
    era, ante el mundo, y en puerto
    de La Habana, a siete millas
    del Morro; y que un barco griego
    fue testigo de su tiempo…”

    En el tercer romance concatenado, el llamado “Romance en Desarrollo”, aparece la denuncia descarnada y el desgarramiento, junto a la rabia y la exposición detallada de los hechos, que son, para mi, los mejores ángulos del poema, en que se vertebra el mismo, sucesivamente, en un desarrollo envolvente y estruendoso, como su texto indica:

    “Hombres, mujeres y niños,
    que tomaron de señuelos,
    seguidores asesinos,
    los guardacostas, barqueros
    de un castrismo, que exigía
    fidelidad de un rastrero,
    enconado con las almas,
    que buscaban asidero,
    más allá del arrecife,”

    (Exposición de datos, rabia contenida…)
    “…Era verano de julio,
    en Cuba, a mil novecientos
    noventa y cuatro, qué rabia
    se sentía ya, por dentro
    de setenta y dos cubanos,
    fueran mujeres y abuelos,
    o padres, niños alertas,
    presos, en su propio cielo;
    ahogados sobre el agua,
    donde ellos renacieron….”

    A continuación, en la “Primera Moraleja Monorrima”, el poeta expresa, lastimosamente, una conclusión poetica de los hechos y sus consecuencias, en sus tres primeros romances:

    “….El malo y el mal fracasan,
    al borde de una barcaza”…

    Le gusta a 1 persona

  5. vicla23 Says:

    A continuación, aparece otro fragmento condenatorio, llamado “Romance de un Naufragio Simulado”, que resulta una desgarradora e inspiradisima exposición de los hechos, en la forma y el fondo, en que se produjo la trágica masacre…
    Poéticamente es genial, fuerte y sobrecogedor, como si uno lo estuviera viendo o viviendo: Un romance que sobrecoge y eriza los pelos, donde el poeta alcanza unas cuotas de descripción y pugna, que son como un puñetazo, en el alma de quien lo lee. Esa es la impresión, que me produjo a mí, la lectura de este romance, donde la denuncia de los crímenes, a mansalva, cometidos por los seguidores del castrismo, alcanzan su nivel más álgido, desde el inicio del poema:

    “Polargo Dos, Tres y Cinco,
    al Remolcador se fueron,
    con mangueras a presión,
    sobre seres indefensos,
    quienes vieron, que se hundían,
    con los sueños que iban dentro:..”

    Ya, desde el inicio, los primeros versos nos describen la tragedia del remolcador 13 de marzo:

    .”….Muy pocos sobrevivieron
    a aquella masacre impía:
    Cuarenta y uno murieron
    ahogados, sin compasión,
    mientras treinta y uno vieron
    familiares, que ya se iban
    al fondo, sin retroceso:…”
    O en este otro fragmento:

    “…Nadie podía hacer nada,
    ni siquiera un barco griego,
    que miraba, denunciante,
    lo que estaba allí ocurriendo;
    que quería revertir
    aquel “naufragio” complejo,..”
    Muy cercano al realismo y soltura martianos, en estos versos desgarrados, pero con una fuerza y dinamismo particulares, que hacen a este texto de Josan Caballero, uno de los mejores, que le he leído en mucho tiempo.

    Después de la exposición de los hechos, se hace hincapié, en la crueldad de un régimen, que hizo posible semejante atrocidad:

    “….Genocidas, que corrieron,
    con la peor de las suertes,
    pues al narrar lo que hicieron,
    se volverán más dementes,
    si son el diente del perro,
    cuya muerte se revuelve,
    porque ningún desgobierno
    te salva del agua inerte,
    ni de tu absoluto infierno…”

    Como en los romances anteriores, a continuación de esto, el poeta extrae también su moraleja, sobre lo descrito, en la que podemos apreciar su deseo por un cambio esperanzador:

    “de renovar mandamientos,
    para cambiar cada duelo,
    por un mundo más sincero,
    con la bondad de los pueblos.”

    Si hay que decir algo más, tremendamente espectacular y nocivo cada verso del romance, su construcción impecable, que reafirma la voluntad de condena y ajusticiamiento de los responsables de este macabro hecho…

    Le gusta a 1 persona

  6. vicla23 Says:

    A continuación, voy a comentar sobre el próximo texto del largo poema “ROMANCE POR LAS 41 LUCIERNAGAS EMPINADAS A AGUALUZ”, específicamente, del “Romance de Desenlace, tras el Naufragio”…

    Este romance se inicia, con el sentimiento de culpabilidad, por parte de los soldados, que intervinieron, en los trágicos hechos acontecidos.
    Romance, donde el lirismo, a tropel, y la belleza poética, nos devuelven la calma: Hermosas metáforas y compasión por las víctimas, son los principales referentes, que se aprecian, en estos hermosos versos, de altos vuelos y calidad sensorial y lírica, muy acertada, que además de acercarnos al José Martí grandioso, también rezuman la lectura de “Canto por Ignacio Sánchez Mejías”, de Federico García Lorca, sin que tengan nada quye ver, por supuesto. “Después de la tormenta viene la calma”, diría yo, en una especie de calma poética momentánea, por agregar algo en ese estilo de cosas…

    Refiriéndose a los soldados o marinos entreguistas, que participaron, durante la masacre, Josan Caballero nos dice dice, en su memorable romance:

    “Ellos no pueden sentir,
    por eso, viven más muertos,
    que los caídos, en aguas
    del gran Golfo de México…”

    Deviene, en un romance de un lirismo desbordante, que sobrecoje muchas veces, y te hace saltar, desde tus adentros, como muestran estos hermosos versos, que sólo sirven de magnífico ejemplo:

    “Treinta y un sobrevivientes,
    por cuarenta y un silencios,
    que ya gritan, sobre el agua,
    cual si fuera un cementerio
    de noctilucas presentes,
    que nos dan su sortilegio
    de luces, como guirnaldas,
    que aferran su alma al suelo,
    para volver, sobre un karma
    distinto, que es puro anhelo
    de regresar a reunirse,
    entre algas, con destellos:
    Agualuz, que los acerca
    al país de nuestros sueños,
    cual una verbena inmensa,
    con luces del universo,
    dispersas, como las almas,
    que se encuentran, entre besos,
    con el mar, que es una ola
    revuelta, por sus ancestros:…”

    Esta parte central del romance total, concluye de una manera estruendosa y sentenciante:

    “….de luces, sobre las caras
    de una ciudad-amuleto,
    que nos envuelve y empina,
    por la suma de los muertos,
    que despiertan sus destinos,
    con la llama de sus huesos,

    (Qué hermosa metáfora, y qué gran manifiesto de un guerrero poeta!!)

    “…y nos traen su alegría
    de “Remolcador” compuesto,
    que renace, en cada calle,
    cual un mar redescubierto,
    riéndose, por el aire,
    y emergiendo, con el resto
    de los seres, que defienden
    sus humanos sentimientos,
    sobre un cúmulo de errores
    y despiadados gobiernos,
    que deben salir del orbe,
    demostrando su tormento;
    si ése es el mejor indicio,
    para sacarlos del medio…”

    Al final de todo esto, el poeta demanda justicia, cuando dice algo, tan tajante como “despiadados gobiernos, que deben salir del orbe, demostrando su tormento…”

    Es un texto finamente cosido y labrado, como el gran poeta, que es y demuestra una vez más, Josan Caballero.

    Durante la “Primera Moraleja Monorrima” esta concluye de un modo desafiante e insurrecto:

    “El malo y el mal fracasan,
    al borde de una barcaza.”

    Fracasan, sin duda, los castristas y seguidores, porque su fechoría, aunque permanece impune, es sabida y contrarrestada, de alguna manera por mucha gente en el mundo; y el objeto de este poema, es justamente denunciarlo y ponerlo de manifiesto, para que este tipo de hechos, luctuosos y condenables, no vuelvan a suceder en ningún país jamás…

    Le gusta a 1 persona

  7. vicla23 Says:

    El texto “ROMANCE POR LAS 41 LUCIERNAGAS EMPINADAS A AGUALUZ” es seguido, por un “Romance de Condena”, que contiene una buena parte del escarnio, la postura valiente y condenatoria del poeta-hombre público, que se niega a dejar que este tipo de hechos florezcan, en un país, como el que se precia de tener derechos humanos y la libertad más elocuente…

    Contundente y sin posible apelación, la condena del poeta Josan Caballero, como su título indica, que es el máximo exponente de estos versos, tan hermosos y elocuentes, como reprobatorios e indignantes. El poeta, sabia y líricamente, lo expone, como un ejemplo de la barbarie de tantos hechos, que terminan en masacres, tan atroces, de la envergadura del Remolcador 13 de Marzo, que ya va siendo hora, que se comenten en el mundo, ante una humanidad, que parece pusilánime o impotente, para poder frenarlos; porque tienen el apoyo (“frente a Dios y el super ego mortal de los que gobiernan, con la venia de sus cleros”…)

    Resulta otro impactante romance, que, como el resto del poema, vuela alto, muy alto, tanto en su denuncia, como el el tono, a veces épico y áspero; a veces de un intenso lirismo, arrebatador, que nos conmueve y paraliza.

    Llega entonces la primera manifestación de la “Segunda Moraleja Monorrima”, en donde el creador deja su huella subliminal y manifiesta:

    “para cambiar cada duelo,
    por un mundo más sincero,
    con la bondad de los pueblos.”

    Se sigue apelando a la esperanza de un cambio, que haga posible la transmutación del mal, por el bien humanizante y aleccionador; en definitiva; la maldad por la bondad, en una escala superior mucho más amplia…

    Le gusta a 1 persona

  8. vicla23 Says:

    Continuando con el comentario de este gran “ROMANCE POR LAS 41 LUCIERNAGAS EMPINADAS A AGUALUZ”, me corresponde aludir al siguiente “Romance de Resurrección”, que es otro fragmento del poema, centrado en exponer y condenar la masacre del Transbordador 13 de Marzo, ocurrida en Cuba, durante el 13 de julio de 1994.

    Este nuevo romance contiene versos de una belleza descomunal a veces; de un patriotismo enardecido, en otras, pero siempre, bajo el grito de la indignación del poeta, quien muestra su casta hidalga y bravía, reclamando libertad y justicia para su país, tan amado y reclamado, por su sensibilidad, para poder verlo florecer; y para esto, una vez más, el poeta exclama que, por fin, termine y se extinga el yugo del castrismo más feroz y castrador del pueblo cubano y su civilización.

    Lirismo y patriotismo, a borbotones, en muchos de estos versos, en fórmula de romance. Una maravilla poética de la mejor fibra hispánica tradicional, con una actualidad que nadie la supera:

    “…Y en el amplio firmamento,
    de “celagua” inmensa,
    despliegan sus banderas;
    banderas, cual papalotes,
    con sus alas eternas:
    Alas, cual estrellas,
    que, con llamas sempiternas,
    llamaron a otras tantas,
    magníficas luciérnagas:…”

    Indignación honesta y sagaz, que reclama justicia, con los responsables del régimen que sustentaba y sustenta el poder en la isla, en su contemporaneidad más absoluta. Refiriéndose a su isla, el poeta grita, indignado y profeta:

    “…que aunque callarla
    y apagarla quieran,
    no podrán un instante
    conmoverla,
    entre tanto asesino
    y cariátide suelta,
    que intenta arrebatarnos
    a Cuba por la fuerza,..”

    Llega nuevamente, la “Primera Moraleja Monorrima”, para reafirmar esta defensa, creada entre el poeta y su pueblo, en virtud de conmoverlo, por la fuerza de la poesía opositoria, que es necesaria, para acabar con la maldad y sus tentáculos, como magnífica ofrenda a quienes luchan y se enfrentan. Se nos dice que el mal, nunca se puede acallar, pues siempre va haber alguien que lo vaya a gritar o defender, con clara fuerza:

    “…Cuando un gobierno tan cruel,
    disfraza su mal con bien,
    pronto se llega a saber..”

    Excelentes estrofas de romance, dignas del mejor estilista de habla hispana contemporánea…

    Le gusta a 1 persona

  9. vicla23 Says:

    Llega ahora el “ROMANCE EPÍLOGO”, para comentar, dentro del “ROMANCE POR LAS 41 LUCIERNAGAS EMPINADAS A AGUALUZ”…El poeta Josan Caballero, en este romance, nos habla del siguiente paso castrista atgerrador, durante el “Maleconazo habanero”, que ocurrió, igualmente, el 5 de agosto de 1994, 23 días después de la masacre del Remolcador 13 de marzo, o sea, que no hay piedad posible, por parte de la falsificación castrista de una realidad libertaria y conciliatoria, pues la verdadera se ha ocultado y oculta al pueblo, con macabras maniobras, de ahí que los cubanos elijan ser balseros o rebelarse internamente, ante fatales ordenanzas y actitudes de las mal llamadas “Brigadas de Respuesta Rápida”, como sucedió con el “Maleconazo”, que también pudo ser fatal, en esos días:

    “….régimen, que malgasta
    bien, sobre el mal, que es reflejo
    de sus maniobras macabras,
    y su incríble desprecio
    a los hombres y mujeres
    de ese magnífico pueblo,…”

    No obstante, el poeta versifica su confianza, en que el pueblo saldrá adelante siempre, y la justicia acabará por imponerse:

    “…siempre saldrá adelante,
    a pesar de los inciertos
    procedimientos humanos,
    del castrismo y sus voceros..”

    El final es hermoso, reivindicativo, hace referencia al Remolcador, y utiliza sabiamente la metáfora “surgen luces, desde el suelo: Se yergue el “Remolcador Trece de Marzo, cual sello de cubanos surtidores, con sus almas a degüello…”:

    “Sobre el imperio del agua,
    coronado, por el cielo
    habanero de mi Cuba,
    surgen luces, desde el suelo:
    Se yergue el “Remolcador
    Trece de Marzo, cual sello
    de cubanos surtidores,
    con sus almas a degüello,
    despertando la justicia,
    en nombre del universo,
    que se planta, para todos
    los humanos, con derecho,
    reclamando reivindiquen
    el poder de cada pueblo”

    Para concluir, decisivamente, con un “ROMANCE DE DESENLACE FUTURISTA”…

    Este romance final, es un mensaje de esperanza y concordia, para todos los cubanos, los que viven en la isla y los que tuvieron que emigrar: un mensaje de paz y reconciliación, para todos los cubanos, que puedan sentirse un pueblo libre y unido, capaz de superar las tragedias del pasado, y que sus ideologías y creencias, lleguen a ser respetadas, desde ambos lados de un mismo pueblo, por todos y cada uno de los ciudadanos, que forman esta gran nación, a veces no muy bien tratada por la Historia. Poir eso, el romance se cierra a modo de cuento, igualmente, pero no de hadas, sino, con seres de carne y hueso:

    “….de un país, que necesita
    enrumbar sus mandatos
    del Malecón a su Ermita,
    para verse reflejados,
    más que en diferente historia,
    con las banderas que izamos
    a ambos lados de ese mar,
    que cubanos remontaron,
    hasta ver sus almas libres,
    en orillas, que hoy amamos:
    Es el curso de este cuento,
    con saldo en sesenta años,
    cuyo fruto recogemos
    en este inmenso muestrario….”

    Una verdadera muestra de intelecto, sabiduría y conocimiento de la sensibilidad y la historia de un pueblo, como el cubano, del que se siente parte y sueño, el gran poeta, que es hoy, Josan Caballero. Un poeta civil y de mucho camino recorrido, entre letras propias y del universo…

    Le gusta a 2 personas

  10. vicla23 Says:

    Queria comentar tambien, en este “ROMANCE POR LAS 41 LUCIERNAGAS EMPINADAS A AGUALUZ”, que el poeta Josan Caballero se yergue, ante el universo, para cantar, con voz propia, y un gran acento, sobre este hecho memorable de su pueblo. Hasta él nos hace ser mejores personas y ganar en intelecto, cuando leemos estas cosas, grandes romances de Josan Caballero.

    Le gusta a 1 persona

  11. vicla23 Says:

    No quiero, dejar de referirme al exhaustivo y bien documentado artículo, que acompaña al poema, sobre el “Remolcador 13 de Marzo”, donde amén de pronunciarse, sobre la situación socio-política de Cuba, se ofrece una detallado listado de las víctimas y sobrevivientes, tanto de niños, jóvenes y adultos, así como de los 31 sobrevivientes, a la tragedia, donde se indican sus nombres y correspondientes edades.

    Según reza, en el artículo “Remolcador 13 de Marzo”, estos hechos de barbarie y descomunal asesinato, perpetrados a hombres mujeres y niños, se han denunciado, en y ante la ONU, en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. El Comité contra la Tortura de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Amnistía Internacional, pero dichos hechos siguen sepultados, bajo un estado de impunidad, sobre los culpables de estos hechos.
    Numerosas fotografías e ilustraciones acompañan este dossier de Josan Caballero, y en el apartado SOPORTES HISTÓRICOS, aparece el texto de “Alberto Müller | 14 Julio 2009”, en donde se incluye más información, fotografías e ilustraciones…

    Felicidades, amigo Josan, por tan extraordinario y trabajado poema, tan lleno de inspiración poética, como capacidad de saber transmitir, la trágica magnitud de unos hechos, que la historia se encargará de que nunca caigan en el olvido, y que todos debemos condenar, junto a tu poema, en romance manifiesto…Grandioso eres, Josan, y por eso ya te queremos…

    Le gusta a 1 persona

  12. vicla23 Says:

    Repasando la gran cadena de romances del poema, sobre ,los sucesos del transbordador 13 de marzo, me encuentro un breve texto monorrimo, bajo el título “LA HISTORIA Y SU DENUNCIA”, casi al comienzo del artículo, que parece ser, que el autor Josan Caballero colocó, a manera de sinopsis argumental, como si la historia no hubiese sido extraída de la propia realidad, sino formara parte de un horrendo guión cinematográfico, que no quiere, de ningún modo soslayar. El primer verso, “Crimen a noventa millas”, bien podría ser el título de una película de cine, la verdad.

    El siguiente verso, sería, algo así, como el inicio de la catástrofe, que se propone narrar: “no es una historia sencilla…”

    En el resto de los versos, el autor Josan Caballero, deja bien claro, a manera de sinopsis, de que va a tratar este extenso y genial romance, crudo y amargo sí, pero también, con algunos versos de un estremecedor lirismo poético:

    “ni tampoco maravilla
    de un poder, que se encasilla,
    para no perder la silla
    presidencial: Amarilla
    nota de los cabecillas
    Castros, y su camarilla…

    La tópica frase intrínseca, de que la realidad supera la ficción, bien podría, en este caso, y por desgracia, ser corroborada en dichos versos, y en la historia misma del Remolcador 13 de Marzo, que uno no se cansa de leer y releer…

    También querría sugerir que, por la forma que está planteado y creado este gran romance de Josan Caballero, sobre el Remolcador 13 de Marzo, debería publicarse así mismo, como una monografía poética, pues está perfectamente ordenada y precisa.

    Alguien debería preocuparse de publicar algo así, por el 25, o tal vez , para el próximo aniversario de este brutal hecho, que es un horrendo crimen castrista. Espero que se haga justicia con esta masacre y con la gran obra de Josan Caballero.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: