ORIKI PARA LOS HIJOS DE SAN LAZARO Y BABALU AYE


Por JOSAN CABALLERO.

Eres Lázaro, mi viejo

santo de resurrección:

Te pido la bendición,

Si ves que nunca me quejo.

 

Babalú, padre del mundo:

La vida, más que un segundo,

es el portal del humano,

que lucha por estar sano.

Y tú, Babalú Ayé,

eres, Lázaro, mi Aché:

Protector de los enfermos,

que tienen sus cuerpos yermos.

 

Te venero, como ellos,

Lázaro, cual Babalú,

buscando salud en tus

tan milagrosos destellos.

San Lázaro del cubano

renaces en “El Rincón”,

porque tú eres la ilusión

de todos nuestros hermanos.

 

Babalú, mi viejo Lázaro,

te seguimos, con tus perros,

en este propio destierro,

que soportamos, cual pájaros.

Hijo de Obbatalá

y de Naná Burukú:

Eso eres, Babalú;

y con tremenda humildad.

 

Tú eres el protector

de enfermos y enfermedad-

es por nuestra humanidad,

eres tú nuestro Señor.

Eres Lázaro, mi viejo

santo de resurrección:

Te pido la bendición,

Babalú, si no me quejo.

Somos los hijos de Lázaro,

al igual que Babalú:

Cubanos siguiendo sus

milagros, que nos cuidaron.

 

Nos crearon y lanzaron,

en medio de un gran alud:

Conservamos la salud,

porque ellos nos amaron.

Dos en uno, noble santo,

que se desdobla, cual manto

de Nazareno, que es llanto

milagroso y sin espanto.

 

Babalú Ayé, mi padre

San Lázaro, quien no ladre,

con tus perros, no venera

la tierra de tu gran Era.

Somos tus hijos, buen Lázaro:

Tuyos también, Babalú:

Los hombres seguimos tus

milagros, por ser cubanos.

 

Cubanos, y hasta africanos,

son verdaderos hermanos,

que siguen a Babalú,

cual Lázaro, con Jesús.

Tú eres nuestra deidad

más milagrosa y constante:

Tú cuidas nuestros instantes,

con venerable humildad.

Eres Lázaro, mi viejo

santo de resurrección:

Te pido la bendición,

Babalú, si no me quejo.

 

Somos los hijos del padre

Babalú, que es nuestro Lázaro:

Milagroso y fiel compadre,

con sus muletas y pájaros.

 

Somos devotos, San Lázaro,

por tus milagros tan sanos:

Renaces en “El Rincón”,

con nuestra veneración.

Somos tus hijos, buen Lázaro:

Tuyos también, Babalú:

Los hombres seguimos tus

milagros, por ser cubanos.

 

Hijo de Obbatalá

y de Naná Burukú:

Eso eres, Babalú;

y con tremenda humildad.

Tú eres el protector

de enfermos y enfermedad-

es por nuestra humanidad,

eres tú nuestro Señor.

Eres Lázaro, mi viejo

santo de resurrección:

Te pido la bendición,

Babalú, si no me quejo.

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 17 de diciembre del 2017

Miami, 22 de febrero del 2018.

Anuncios

3 comentarios to “ORIKI PARA LOS HIJOS DE SAN LAZARO Y BABALU AYE”

  1. seo proxies

    Por JOSAN CABALLERO. Eres Lázaro, mi viejo santo de resurrección: Te pido la bendición, Si ves que nunca me quejo.

    Me gusta

  2. Angel Sarni

    Por JOSAN CABALLERO. Eres Lázaro, mi viejo santo de resurrección: Te pido la bendición, Si ves que nunca me quejo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: